DOS FLORINES

Banner
Back TENDENCIAS

TENDENCIAS

¿Cómo hago para recordar mis prioridades?

En entregas pasadas, habíamos hablado sobre la importancia de establecer prioridades y su relación con la toma de conciencia de valores prioritarios y con la productividad económica de la organización.

(*) José Bizai

Prestación de servicios

¿Tiene problemas con servicios técnicos contratados? Talleres, pintores, plomeros, y cualquier otro, que no nos dan vueltas, no vienen, hacen las cosas mal. Bien, aquí le enseñamos como reclamar.

(*) Carolina Alexenicer

¿Cómo evitar la “reunionitis crónica”? (Parte 2)

La semana pasada habíamos comenzado a tratar algunos tips que deberíamos tener en cuenta a los fines de evitar la famosa “reunionitis crónica”, a continuación, hablaremos sobre otros puntos igual de importantes.

 

-¿Te envidian el dinero? -¡No!, el tiempo.

Consejos para administrar mejor lo más escaso, el tiempo.

Florencia M. Beltramino*

Dígale adiós a la “reunionitis crónica”

Muchas veces nos topamos con organizaciones que sufren de lo que Paula Molinari ha dado en llamar “reunionitis crónica”, es decir, una especie de inflamación de las reuniones ya sea por lo extensas y tediosas que se tornan, como así también, por la excesiva frecuencia de las mismas.

José Bizai (*)

El dólar no le hace caso a la tasa

El Gobierno sube la tasa de interés, pero el dólar no toma de ganancias. Un escenario contractivo, con suba de precios, es muy dañino para la economía. El gobierno con pocas ideas.

 

Salvador Di Stéfano (*)

¡Estás despedido! Cómo echar a un cliente tóxico

¡¿Qué, echar un cliente?! Sí, es posible llegar a un punto tal en una relación comercial que haga imprescindible y recomendable despedir a un cliente. Desvincular empleados, de por sí, no es tarea sencilla. Donald Trump lo hacía parecer muy fácil en su reality show El Aprendiz, pero ciertamente, no lo es. Más complejo aún, aunque no imposible, es desvincular clientes.

*por Florencia M. Beltramino


Las Relaciones Públicas y su poder para cambiarlo todo

Lic. Walter Costa


En los últimos tiempos, las compañías y personalidades han aprendido a reconocer la importancia de la reputación y la coherencia comunicacional como aspectos claves y diferenciadores.
Indudablemente estos conceptos bien implementados juegan un rol decisivo al momento de atraer, reflejar, escuchar, y en definitiva, obtener un feedback positivo por parte de la audiencia a la cual se pretende conocer, captar o influenciar. Y no hay opciones desinteresadas en este sentido, todas las acciones tienen un por qué.
Vender, informar, ofertar, promover, donar, cualquiera sea el verbo en cuestión, lograr relevancia ante la sobreabundancia de contenidos y acciones, requerirá de una muy buena estrategia.
¿Cómo ocupar espacios en los medios de manera coherente? ¿Cómo establecer el diálogo con la audiencia deseada? ¿Cómo equilibrar las pretensiones del negocio con las necesidades de editores y público? ¿Cómo revertir errores o un trabajo mal encaminado?
Los desafíos en esta era digital son múltiples y las habilidades que conocíamos, hoy quedan obsoletas frente
un sinfín de asuntos por atender.
Demás está decir que ya no basta con un buen producto o servicio, o ejecutivos que gocen de reconocimiento. Son muchos los que están bajo el mismo estándar.

RELACIONES. Nunca ha estado más vigente el poder de las relaciones.
Entonces ¿pueden las relaciones públicas generar grandes cambios? Por supuesto que sí.
Y hablar de relaciones públicas en los tiempos que corren implica agudizar los sentidos y no perder de vista ningún eslabón.
En la cadena: cliente, marca, público, medio, canal, mensaje, emisor, hay múltiples intereses y lo único que las cohesiona son las relaciones.
Sea a través de un contenido de calidad, un evento innovador, un almuerzo, o apenas un llamado telefónico todo se trata de lo mismo: se puede cambiar un “no” si uno sabe como relacionarse. 
Y aquí, valga la aclaración no se trata de revertir opiniones negativas o pretender imponer un punto de vista sino que justamente mas allá de todo ello, se trata de forjar una buena reputación a través de las relaciones.
Si la imagen de una compañía o una personalidad se redujera a lo que declara en público o sale publicado o responde un consumidor, estaríamos minimizando la ecuación. La imagen se desprende de cada oportunidad de contacto.
Podemos lograr grandes cambios ya sea para lograr la simpatía de nuestro público o para aumentar las ventas.
Sin embargo, el valor agregado resultará de tomar en cuenta el poder que ejercen nuestros actos y trabajar en estrategias de relaciones públicas y comunicación que los respalden con coherencia pensando en todos los participantes de la cadena.

Las marcas eligen nombres cortos, una tendencia que crece

Estamos bombardeados de publicidades constantemente en la tele, en la radio, el diario, en la calle, si hasta cuando escuchamos música por youtube o spotify no nos salvarnos de los comerciales. Quizá esto explique por qué las marcas buscan acortar sus nombres para poder ser recordadas por la gente y no morir en el intento.

Por Lic. Walter Costa


MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA