DOS FLORINES

Banner
Back LA ENTREVISTA Luz amarilla: la recaudación en Entre Ríos crece por debajo de la inflación

Luz amarilla: la recaudación en Entre Ríos crece por debajo de la inflación

Sergio Granetto, titular de la ATER, mantuvo una entrevista exclusiva con DOS FLORINES y brindó datos reveladores. En 2015, los recursos provinciales crecieron sólo un 23,2 % interanual, sensiblemente por debajo de cualquier índice que mida la suba de precios en el país. Incluso, los dos primeros meses de 2016 mantuvieron esta tendencia. Explicó además por qué la estructura impositiva se tornó más regresiva, a partir de un crecimiento notable de los Ingresos Brutos y una caída del Inmobiliario. Aseguró que los incrementos que llegaron con las nuevas boletas y la moratoria lanzada recientemente tienen como fin fortalecer la sustentabilidad de las finanzas.

Nahuel Amore

Dos Florines

 

 

Gustavo Bordet asumió la gestión con una serie de flancos por donde resulta necesario hacer frente de manera inmediata, producto de la herencia recibida. Básicamente, la gran lucha, transversal a todos los puntos, se desata sobre las cuentas públicas, donde los recursos para Entre Ríos son imprescindibles para garantizar tan mencionada “gobernabilidad”.

Uno de estos costados vulnerables, aún sin ser crítico, pero que se trata de sanear, corresponde a la generación de recursos propios a través de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER). Según los datos oficiales a los que pudo acceder DOS FLORINES, el crecimiento interanual de la recaudación para 2015 fue del 23,2 %. La cifra está sensiblemente por debajo de la inflación que, según distintas medidoras e incluso el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) que desde 2014 aprueba los índices del Indec, indudablemente superó el 25 %.

Mientras que en 2014 se recaudó poco más de 6.190 millones de pesos, en 2015 entraron al fisco provincial unos 7.626 millones de pesos. Esto implica, en definitiva, una caída real de los ingresos, en relación también con la suba de los gastos corrientes. “Todo el 2015, comparado con 2014, te arroja una tasa de crecimiento del 23 %. Dependiendo del indicador de inflación que estés tomando, podrías llegar a la conclusión de que esa tasa nominal está por encima o por debajo de la inflación”, analiza Sergio Granetto, actual titular del organismo recaudador, en diálogo con este cronista.

Asimismo, en relación a este análisis, Granetto advirtió que “es un dato que arroja alguna luz amarilla, que hay que tener en cuenta y en particular tomar acciones”. Por ello, justificó por qué,  ante un nuevo contexto económico y político, tuvo que inaugurar su gestión con tres políticas tributarias significativas. “Las acciones que se han tomado con el Urbano, con el Automotor y con la moratoria, responden justamente a estabilizar y plantear un plan de fortalecimiento de sustentabilidad de la recaudación”, remarcó.

Otro dato desalentador para la provincia es que la tendencia continúa en picada durante los primeros dos meses de lo que va de este año. “Enero y febrero vienen con un comportamiento similar, con indicadores del orden del 20 %, aproximadamente”, afirmó Granetto. A modo de ejemplo, la recaudación en enero de 2015 creció cerca del 60 % en comparación con el mismo mes de 2014. Para este 2016, en cambio, el crecimiento apenas fue del 22 %. Según el funcionario, la decisión política de no actualizar el Impuesto Inmobiliario durante el año pasado explica en gran medida esta caída.

 

PRESIÓN Y REGRESIVIDAD.

Marcelo Casaretto, extitular de la ATER, informó en su momento que en 2011 la relación entre los fondos provinciales con los nacionales era del 18 % y el 82 %, respectivamente. Luego, durante su gestión, dijo que ese comparativo se modificó sustancialmente y a fines de 2014 e inicios de 2015, alcanzó el 30 % y el 70 %. Consultado por cómo se encuentra actualmente esta relación, Granetto sostuvo: “Ese indicador está bastante por debajo de la participación”. Según pudo saber DOS FLORINES, rondaría entre el 25 % de recursos provinciales y el 75 % de nacionales.

No obstante, Granetto aclaró que “guiarse por eso puede ser ambiguo, porque si por ejemplo la provincia recuperara el 15 % de coparticipación, la relación cambiaría y se estaría sacando una conclusión que difícilmente sea acertada”. Igualmente, se preguntó y respondió a sí mismo: “¿Es representativo de la presión tributaria? Obviamente que sí”.

A la hora de analizar la presión fiscal en la provincia –un tema no menor para varios sectores de la economía entrerriana que advierten sobre esta problemática– Granetto apuntó hacia la regresividad de la estructura impositiva. “Me parece más importante medir el tipo de impuestos, porque dependiendo de cuál es el que te conforma esa recaudación, estás ejerciendo más o menos presión sobre determinado sector”, reflexionó.

“Es importante ver, por ejemplo, que el Impuesto Inmobiliario ha caído en la participación de la recaudación. Al haber bajado el Inmobiliario, tomaron mayor protagonismo impuestos que son cuestionados por sectores productivos como es el de Ingresos Brutos. Aquel impuesto que es el más progresivo de nuestra estructura de recaudación, que es el Inmobiliario, se ha visto disminuido. En contrapartida, ha crecido en proporción nuevamente, y está a la cabeza lejos, Ingresos Brutos”, reconoció el titular de la ATER.

En este sentido, recordó que es necesario mantener actualizado el valor fiscal de las propiedades de acuerdo al comportamiento del mercado para que no se produzcan estos desfasajes. “La política de todos los años de poder actualizar el valor de los autos, hace que el Impuesto Automotor tenga una cierta constancia en la participación de la recaudación”, comparó.

Desde que en el organismo asumió la nueva gestión, aseguran, se viene analizando en profundidad cada impuesto para determinar el comportamiento. El cruce de datos con otras entidades es la clave. “Justamente, la labor de incorporar más contribuyentes a la base de tributación es un poco fruto de esos análisis. Una de las definiciones importantes que ha dado el gobernador es ampliar la base tributaria”, admitió Granetto.

 

MORATORIA.

El Plan de Regularización de Deudas lanzado a fines de febrero por la ATER es consecuencia de estos análisis. En general, dicen, son los impuestos declarativos en los que se incursiona un mayor nivel de deuda. Según reveló el entrevistado, la expectativa es que 50.000 contribuyentes puedan entrar en la moratoria. De todos modos, aclaró: “Pero es un número que depende de cada impuesto y no todos representan el mismo interés fiscal”.

Sobre el fin que tiene hacia los contribuyentes, Granetto expresó: “La moratoria tiene por objetivo generar dos señales. Por un lado, hacia quien no está al día con el fisco en sus obligaciones provinciales, pero también hacia quien paga regularmente y que normalmente todos estos esquemas no caen tan bien. Hacia el que no paga, le da justamente la posibilidad de ponerse al día, con distintas facilidades. Para el que está al día, la moratoria va acompañada de un proceso muy intenso de gestión de cobro de la deuda que hoy existe en la base de la Administradora”.

El 75 % de los contribuyentes del Impuestos Automotor y del Impuesto Inmobiliario Urbano debe menos de 5.000 pesos. “Para ese grupo, diseñamos la posibilidad de mayores facilidades, que van desde 36 a 48 cuotas, cuando en el resto de los contribuyentes que no está al día llegamos a 24 pagos”, añadió.

Consultado sobre cuánto estiman recaudar a partir esta moratoria, Granetto fue cauteloso y señaló que “es muy aventurado tirar una cifra en ese sentido”. De todos modos, manifestó: “Lo que tenemos es una expectativa muy buena que hoy se consolida a través de lo que se ve en el sistema de turnero web, disponible desde el 7 de marzo. Los primeros días están totalmente cubiertos. A eso lo estoy siguiendo personalmente. Esto es parte de quienes llegaban aquí pidiendo facilidades de pago”.

En esta misma línea de orden, control y sustentabilidad de la recaudación que se propuso, el titular de la ATER adelantó que el organismo está estudiando el lanzamiento de un Plan de Fiscalización sobre distintos frentes, que acompañe la gestión de regularización de deudas de los contribuyentes.

 

CAMPO Y EVASIÓN.

“No es nuestra intención generar mayor presión fiscal, sí queremos mejorar la base de contribuyentes para incorporar a los que evaden y desnaturalizan la recaudación”, advirtió Bordet, en el marco de una reunión que mantuvo con la Mesa de Enlace en la ciudad de San José días atrás.

Consultado sobre esta posición, que involucra un trabajo conjunto con la ATER, Granetto expresó: “Yo interpreto el mensaje del gobernador en el marco de un intercambio de información y la construcción de consensos, en particular sobre la forma de determinación de la base imponible sobre la que se liquida el tributo”.

No obstante, el funcionario considera que a la hora de la discusión, se deben poner sobre la mesa otros favores. “Ha habido un cambio sustancial en las variables a partir de diciembre último en términos de retenciones y tipo de cambio. Esto no es una cuestión menor para analizar el comportamiento futuro de la política tributaria. Tenemos que estar muy atentos a eso”, apuntó y reconoció también que las consecuencias de las inundaciones sobre ambos ríos son parte del debate.

“Ha cambiado el contexto. Creo que hay que generar nuevas construcciones que traten de componer todas esas variables. Eso lleva tiempo; no es de un día para otro. La realidad de la emisión de los impuestos a veces te lleva también a ir a un ritmo”, amplió al respecto y aprovechó para confirmar que en los próximos días habrá una nueva reunión con los técnicos de la Mesa de Enlace.

Por otra parte, en cuanto a la evasión como tema recurrente, Granetto fue cauto. “No es bueno estigmatizar a ningún sector, pero sí hay planteos a nivel de AFIP de fortalecer las líneas de control en algún sector en particular. Nosotros empezamos en una construcción y fortalecimiento a mediano y largo plazo de la ATER, para contar con información para la fiscalización de diversos sectores”.

En relación a este punto, confió a DOS FLORINES que el organismo está construyendo distintas herramientas, en base al cruce de datos con la AFIP, con la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) y con otras entidades. “Pero no me interesa marcar un sector, sino que vamos a estar muy atentos a cómo evoluciona la capacidad contributiva de todos los sectores. Vamos a tener en cuenta que hace muy poco cambiaron algunas variables claves del escenario económico y que eso va a generar seguramente impactos en los sectores económicos”, analizó.

“Nuestra visión en ese plano, clarísima, es aportar a la sustentabilidad de las finanzas del Estado provincial. No podemos perder de vista ese objetivo. No es bueno o malo en sí mismo, sino un rol necesario”, concluyó.

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA