EMPRESAS PORTADA

Plaza Gambrinus renueva la oferta gastronómica de Paraná, con un concepto de espacio abierto

Con una importante inversión y la impronta de conocidos emprendedores, la cervecería ubicada en la Costanera busca “potenciar la identidad de la ciudad”, con una mirada público privada diferente. Nahuel Amore

La Costanera de Paraná cuenta desde diciembre con un nuevo emprendimiento que amplía la oferta gastronómica de la ciudad. En la tradicional intersección de avenida Laurencena y Acuerdo de San Nicolás, toma fuerza Plaza Gambrinus, una cervecería con estilo renovado que busca romper con los límites entre el espacio público y privado.

En medio de la pandemia y tras el cierre de Ortiz, conocidos emprendedores de la ciudad –creadores de Hierlam y Pasaje 501– licitaron el edificio municipal y apuestan por una nueva inversión. Con un cambio de fisonomía de la esquina a partir de concepto de espacio abierto, invitan a vecinos y turistas.

Tomás Ascúa, uno de los socios del emprendimiento, contó a DOS FLORINES que la clave de la propuesta pasa por la ubicación estratégica y la diversidad de personas que transitan. Además, buscaron “respetar el valor histórico de la locación”, a partir de una mirada que derribe los límites tradicionales y se abra a quienes por allí pasan.

“Es un lugar de paso. Intentamos derribar los códigos y desde lo arquitectónico intentamos acompañar. Lo que hicimos fue abrir el espacio; anteriormente estaba muy cerrado. Lo abrimos al río, que es el gran protagonista. Sacamos todo tipo de barreras visuales y simbólicas. En este sentido, la plaza seca tiene un valor simbólico porque tratamos de que sea un mix entre lo público y privado, donde no sabés hasta dónde es parte de la concesión. Podés estar sentado sin consumir y si te dan ganas, entrás”, describió.

—¿Por qué Gambrinus?

—Tiene un doble sentido. En primer lugar, es una leyenda de origen germánica escandinava. Es un señor de barba que se lo consideró entre creador y proveedor de cerveza. Luego, con el tiempo y el marketing, se pensó que toda ciudad del mundo necesitaba tener un Gambrinus porque está asociado a la cerveza. Por otro lado, en Paraná, a partir de la investigación de estudiantes de la Universidad de Palermo, se supo que ahí funcionó un bar de nombre Gambrinus que lo atendían una pareja de alemanes, Dora y Hans -y su hija Elizabeth-, quienes fueron los primeros en vender cerveza y comida al paso.

Inversión

La firma que lleva adelante la propuesta gastronómica es Próceres SRL. Si bien no precisaron el monto total que llevan invertidos en Plaza Gambrinus, indicaron que se trata de una cifra millonaria, acorde a la renovación del mobiliario, aberturas, cielo raso, barras, artefactos de cocina e incluso de infraestructura, como la nueva instalación eléctrica y la conexión de gas natural.

“La inversión es importante”, sintetizó Ascúa, y destacó que la intención es poner en funcionamiento un lugar de primer nivel. “Tenemos la obsesión de que los productos sean simples pero de calidad. La pizza que ofrecemos tiene una receta muy cuidada, liviana. Toda la panificación es propia. Con ese producto tan popular, podés diferenciarte y llegar a todo el público”, puntualizó.

Emprender en Paraná

El joven empresario resaltó que es una nueva apuesta por la ciudad, a pesar de los obstáculos permanentes. “Apostamos por la ciudad donde nacimos y vivimos”, sostuvo, y cuestionó: “Realmente emprender en este país es complicado. Y en Paraná, las dificultades están y son muchas, incluso desde antes de la pandemia. No es una ciudad que se caracterice por dar una mano a los emprendedores”.

En esa línea, indicó que es clave el acompañamiento público para sostener los emprendimientos y apostó por la sinergia con el sector privado, a la vez que consideró que la gestión actual mejoró la performance. “Hay gestos que han sido positivos comparados con la gestión anterior”, acotó.

En este contexto, puso en valor la capacidad del grupo para generar alternativas, lo que les da confianza para garantizar el éxito. “En los emprendimientos que hemos hecho, la gente ha respondido. A pesar de la queja constante de que en Paraná no hay nada, cuando hemos invertido y querido innovar, instalando una nueva propuesta, la respuesta ha sido buena. Hierlam es un ejemplo”, resaltó.

Proyectos

Desde esta perspectiva, además, fue consultado por los proyectos en mente para el lugar. Si bien no tienen pensado que sea boliche, como alguna vez lo fue Ortiz, creen que se pueden generar eventos entre el sector público y privado, lo que se complementaría con la movida nocturna que busca activar la administración de Adán Bahl.

“Está hablado y hay una posibilidad de trabajar en conjunto con las autoridades municipales de generar un espacio cultural. Es un espacio hermoso para generar eventos. La plaza seca permite tener música en vivo y se podría desarrollar, a un modo similar a lo que ocurrió en Alameda de la Federación”, anticipó Ascúa, quien concluyó finalmente: “Con Plaza Gambrinus buscamos potenciar la identidad de la ciudad”.

1 thought on “Plaza Gambrinus renueva la oferta gastronómica de Paraná, con un concepto de espacio abierto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *