AL DÍA PORTADA

El BCRA definió nuevas condiciones de acceso al MLC para el pago de importaciones

Desde el organismo que conduce Santiago Bausili expresaron que buscan “eliminar las trabar burocráticas y administrativas”. No obstante, advierten por la deuda comercial heredada.

El Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) definió hoy, a través de la Comunicación A7917, las nuevas condiciones para el acceso al Mercado Libre de Cambios (MLC) para las importaciones de bienes y servicios que sean cursadas a partir de la fecha.

Según la entidad que conduce Santiago Bausili, el objetivo principal de esta decisión es normalizar el flujo de importaciones que se encontraba virtualmente frenado por los niveles de endeudamiento comercial acumulados.

“Las condiciones establecidas apuntan a eliminar las trabas burocráticas y administrativas que requerían autorizaciones de otros organismos del Estado Nacional a los efectos de poder acceder a las divisas para la cancelación de obligaciones de comercio exterior”, indica el comunicado oficial.

Según se indica, la expectativa de una mejora marcada en los saldos de balanza comercial en los próximos años permitirá llevar a cabo un proceso desregulatorio que culmine en la eliminación total de las restricciones cambiarias.

Sin embargo, debido al estado de situación actual de las reservas internacionales y el stock de deudas comerciales impagas a la fecha, para el BCRA resulta prudente encarar un proceso de normalización de carácter gradual y ordenado.

Plazos de pago

El Directorio del BCRA estableció plazos de pago diferenciados según la posición arancelaria de los distintos bienes y servicios importados lo cual permitirá administrar las divisas durante los meses próximos, caracterizados por la baja estacionalidad de exportaciones.

Ver plazos de pago aquí.

En relación a las importaciones pendientes de pago, el Directorio del BCRA fijó, a través de la Comunicación A7918, los parámetros generales de uno o más instrumentos en moneda extranjera que podrán ser eventualmente suscriptos con pesos, con el objetivo de asegurar la disponibilidad de divisas en fechas y por montos específicos.