EMPRESAS PORTADA

En el Día de la Avicultura, Grupo Motta celebra su “camino de crecimiento”

La firma impulsada por Héctor Motta continúa con la conducción también de Augusto, Helen y Juan Pablo Motta. Actualmente brindan trabajo a más de 700 familias.

Cada 2 de julio se celebra el Día Nacional de la Avicultura y desde Grupo Motta destacaron que es una actividad abrazan desde hace 65 años. En esta fecha, valoran, son una de las empresas argentinas con mayor desarrollo en su cadena de valor, con criterios de innovación, desarrollo tecnológico, procesos de mejora continua y una mirada sobre la sustentabilidad, que considera en cada proyecto los aspectos sociales, económicos y ambientales.

La actividad avícola como actividad industrial toma fuerza en la década del ’60 y, justamente, el día conmemorativo fue elegido en 1963 a través de un decreto que reconocía su importancia para la economía argentina. Y en este paralelismo, desde Grupo Motta subrayaron que la firma fue invirtiendo y creciendo en la actividad, hasta transformarse en un emblema para el país del sector avícola.

Según el comunicado enviado a DOS FLORINES, en sus inicios la firma contaba con 37 empleados directos y hoy son más de 700 familias que de modo directo trabajan en las diversas unidades productivas emplazadas en cinco departamentos de Entre Ríos, lo que denota el crecimiento exponencial del Grupo.

La empresa valora que muchos son los hitos en este recorrido: un sostenido liderazgo en el mercado argentino de pollitas BB, una de las principales empresas exportadoras, la integración vertical en su cadena de valor, las certificaciones de calidad, los reconocimientos nacionales por su trabajo sostenido en responsabilidad social y podrían enumerarse veintena de hechos en esta historia, pero seguramente el fundamental es “mantener alto los ideales de la actividad“.

Así lo destaca Héctor Motta: “Es la conmemoración de una actividad que es la fábrica perfecta para transformar granos que se producen, agregando valor y pudiendo ser la solución a los problemas alimentarios a nivel mundial”.

Aun así, la conmemoración de este año se da en un escenario complejo por la gripe aviar que llegó a la región de Chile, Paraguay, Brasil, Uruguay y Argentina, que derivó en costos adicionales y la suspensión de las exportaciones en diversos mercados, incluyendo China que implica el 50% de las exportaciones, lo que abrió un paréntesis de crecimiento. 

El sector apuesta a más y tiene como meta al 2030 lograr inversiones en 1.300 nuevos galpones y con el objetivo que el 50% de dichas inversiones queden en Entre Ríos y el resto en diversas provincias que desarrollan la actividad. 

A pesar de situaciones imponderable como lo es la gripe aviar, o contextos económicos adversos, la avicultura argentina sigue creciendo, con procesos de modernización tecnológica que la ubican en los principales puestos a nivel mundial. Grupo Motta, con la esencia y la fuerza de empresa familiar, se convierte en uno de sus actores principales, con inversiones en plena ejecución, con tecnología e infraestructura únicas en su tipo en el país, y una mirada sostenible y sustentable en el sector.