PORTADA SHOWROOM INMOBILIARIO

Corralones de Paraná frenan ventas de materiales para acopio por falta de precios

El salto del dólar blue generó una paralización de las ventas importantes a la espera de que se estabilicen los precios tras las elecciones. Las fábricas no garantizan el abastecimientoNahuel Amore

La corrida cambiaria del dólar blue -que superó los 1.000 pesos- no es gratuita en los mercados domésticos del país y a nivel local. La mayoría de las actividades comerciales, por experiencia, optan por remarcar frente a la escalada de la divisa atento a que la incertidumbre de cuál será el precio de reposición. La otra pregunta es cuánto porcentaje aplicar para que ello no impacte en la demanda. En todo caso, cuando la cosa se acomoda, recalculan.

Imagen 1

Los corralones son uno de los rubros que se ven envueltos en esta incertidumbre cada vez que se produce un salto de la divisa norteamericana, incluso cuando se trata del mercado paralelo. Según pudo averiguar DOS FLORINES, en Paraná hubo un freno virtual de las ventas, fundamentalmente aquellas que se realizan para acopio de materiales. Estiman que esta situación se destrabará después de las elecciones generales.

Uno de los empresarios con mayor historia en el rubro de la capital entrerriana confirmó a DOS FLORINES lo que ya es vox pópuli entre los actores de la cadena, a saber albañiles, arquitectos, empleados, choferes y el resto de las personas involucradas. En reserva de su nombre, explicó que no tienen otra alternativa. “Muchos corralones hemos dejado de vender en stock sobre todo“, aclaró, y alertó: “No sabemos a qué precio reponer”.

Imagen 2

La construcción suele ser uno de los sectores que más se moviliza cuando ocurren estos movimientos especulativos en la divisa. Quienes tienen ahorros, aprovechan para comprar y stockearse. No obstante, por experiencia los corralones retacean las entregas de mayor volumen, incluso cuando a ellos mismos las fábricas les postergan el aprovisionamiento.

Ventas paralizadas

Si vienen por una compra normal que no sean sumas irrisorias, se les vende y se les entrega“, aseguró la fuente consultada, aunque no supo precisar a partir de qué monto cambia la decisión de la empresa. “No dejamos a nuestros clientes sin darles material. Si vienen, compran y se lo llevan, tenemos stock”, acotó. De todas maneras, hay otros colegas que directamente están intentando cuidar sus reservas y frenaron la salida de camiones por estos días.

Imagen 3

Al respecto, apuntó a cómo la cadena se paraliza frente a este escenario, lo cual termina impactando finalmente en los clientes. “Lo que estamos tratando de ver es si esta semana o la que viene nos entregan material en la fábrica, pero hay algunos que nos cortaron la provisión porque no tienen precios“, insistió.

Finalmente, el empresario alertó por la incertidumbre que se vive en el país, signada sobre todo por las elecciones. “Las grandes compras de materiales lo frenamos hasta después del 22 de octubre“, afirmó, y advirtió que una devaluación brusca del tipo de cambio oficial luego de los sufragios generaría otro sacudón al sector.