AL DÍA PORTADA

Advierten que la carne tiene un atraso en su precio de, al menos, un 25%

Así lo sostuvo Ariel Morales Antón, coordinador de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores en el Litoral.

Según Ariel Morales Antón, coordinador de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores en el Litoral, el precio final de la carne argentina para consumo interno presenta un atraso del 25%. Además, anticipó que “si el negocio no cierra y el producto no vale lo que tiene que valer, a mediano y largo plazo, habrá una oferta menor”. Por otro lado, el consumo alcanzó su pico más bajo en los últimos 100 años, con un total de 42 kilos anuales per cápita.

Imagen 1

Según explicó Morales Antón, el aumento de precios comenzará a reflejarse a partir de los próximos dos o tres meses. Afectará principalmente a los productos de la denominada Hacienda Gorda. “Producimos para un mercado que no puede pagar el producto y la ganadería es un negocio a mediano y largo plazo. Si se empieza a estancar y no encuentra su valor, los productores dejarán de trabajar y tendremos menos oferta con valores más altos”, apuntó.

“A la pérdida de oferta hay que sumarle la inflación y los ajustes que tiene que ser el productor ganadero. Tenemos pérdidas de salarios, caída de las ventas y costos fijos en aumento”, argumentó.

Imagen 2

Escenario.

La situación suma una variante más que la vuelve preocupante, la caída del consumo. Si bien el coordinador reconoció que hay una tendencia a cambiar de dieta en muchos argentinos, el porcentaje influye escasamente en relación con otros factores. “En un 80%, esto es una consecuencia de lo que vive Argentina en materia macroeconómica”, señaló.

Imagen 3

Morales Antón citó un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario, en el cual se indica un consumo de carne per cápita de 42 kilos anuales. Habitualmente, la cifra supo ser de 70 a 72 kilos.

Finalmente, el coordinador de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores en el Litoral apuntó: “Creemos que esto es algo que tiene que cambiar. Actualmente, la única variable a ajustar es la del precio final. Lo que tiene que corregir el gobierno es la inflación”.

Fuente: www.on24.com.ar