AL DÍA PORTADA

Tierra Santa, un viaje más allá de la espiritualidad

Redescubrir los sitios de Nazaret, Belén o Jerusalén es una experiencia inolvidable que atrae no sólo a religiosos. La historia y la fusión de culturas se mantienen vivas a cada paso de la peregrinación, que también incluye una visita por la antigua Constantinopla. Especial Turismo Dos Florines

Las escenas bíblicas se reconstruyen en cada actividad del intenso itinerario. Los mensajes, profundos por cierto, tocan tierra y se transforman en fuerzas vivas como hace más de dos mil años. La experiencia de conocer Estambul y Tierra Santa es, para creyentes y no tanto, no sólo una travesía cargada de espiritualidad sino además una oportunidad para encontrar explicaciones de lo que somos hoy como sociedad.

El programa cultural y religioso es uno de los más deseados por los cristianos, no quedan dudas. De todas maneras, es en este espacio geográfico donde se fusionan las culturas más potentes de la historia universal, donde el judaísmo y el islamismo también dejaron sus huellas. El viaje se convierte así en una experiencia de vida que ofrecerá respuestas y desplegará un abanico de nuevas preguntas.

Estambul es el primer paso de la propuesta de Éxit Tour, que invita a descubrir más allá de los destinos imprescindibles. En la Iglesia Católica de San Antonio se celebra la primera misa y luego se continúa el recorrido por el famoso estrecho de Bósforo, que a través de un crucero se bordean las costas donde se encuentran y separan Europa y Asia. Por otro lado, el Bazar de las Especias es también en esta ciudad un punto al cual llegar.

Pasear por la antigua Constantinopla, hoy territorio turco, requiere saber que se está sobre un preciado escenario donde transcurrió la vida romana y griega, en épocas del Imperio. Entre otros atractivos se encuentran aquí la Basílica de Santa Sofía, el Palacio de Topkapi, la Mezquita Azul, el Hipódromo y el Obelisco de Estambul, que dan cuenta del choque de culturas de ayer y de hoy.

De la misma manera, para quedar impactado frente a la mixtura religiosa que atraviesa a Estambul, el viaje también se bifurca por la Catedral de San Jorge, la Iglesia Ortodoxa Patriarcal Griega y la Iglesia Búlgara, además de pasar por el Cuerno de Oro, las murallas de Constantinopla y el barrio de Eyüp, uno de los más antiguos de Estambul. Probar las comidas típicas y circular por sus calles, permiten completar la experiencia multisensorial en esta primera parte del programa.

Tierra Santa

Sobre la costa mediterránea, Tel Aviv, la ciudad que fuera la capital provisional de Israel hasta 1950, es el primer arribo a la Tierra Santa, donde la espiritualidad va cobrando otra fuerza en la travesía. Desde allí se parte hacia Haifa, donde se recorre la bahía y luego se visita el Monte Carmelo, la patria del profeta Elías y un lugar bíblico por donde Jesús también desplegó su luz según las escrituras.

El grupo de argentinos que realiza esta peregrinación no puede dejar de emocionarse al arribar a Nazaret, una de las ciudades hebreas más importantes, donde el propio Jesús fue criado de niño. Es aquí donde se produjo la Anunciación del ángel Gabriel, para lo cual es un encuentro de fe plena caminar hasta la Fuente de María, visitar la Basílica Ortodoxa y ir hacia la Casa del Justo. La Basílica de la Anunciación, la Capilla de José y el Museo, son templos en los cuales el silencio de la meditación se hace carne para los creyentes y hasta atraviesa la piel para los más incrédulos que no dejan de sorprenderse por su historia renacida.

En otra de las jornadas el contingente se dirige hasta el poblado pesquero de Cafarnaúm, mencionado en los evangelios, donde se llega hasta la casa de San Pedro y la Sinagoga. En este recorrido también se visita el Monte de las Bienaventuranzas, donde Jesús proclamó el Sermón de la Montaña; y luego donde multiplicó los panes, Tabgha. Como nuevo acto de fe, es posible celebrar una misa desde un barco sobre el Mar de Galilea. La historia del origen del cristianismo está escrita en estos lugares, para lo cual la invitación es también al Centro Magdala y la Iglesia del Primado de Pedro.

El episodio bíblico donde Jesús convirtió el agua en vino fue durante las Bodas de Caná. Por ello, este programa no puede dejar de pasar por Caná de Galilea, donde se realiza la tradicional renovación de los votos de matrimonio en la Basílica de las Bodas. Luego, los viajeros ascienden hasta el Monte Tabor, donde se sitúa el episodio de la transfiguración.

Una vez más, cada punto del mapa por donde se transita es una experiencia espiritual, cultural y enciclopédica. Así, Belén se apresta para recibir a los excursionistas. La parada más emotiva es quizá aquí la Basílica de la Natividad, uno de los templos judeocristianos más antiguos, donde se cree que se produjo el nacimiento de Jesucristo. De allí también se visita la Gruta del Nacimiento, la Gruta de la Leche y el Campo de los Pastores.

La tierra prometida

De manera previa a la llegada hasta la “tierra prometida” de Jerusalén –uno de los sitios más sagrados para judíos, cristianos y hasta musulmanes–, el recorrido se dirige hacia Ein Karem, el lugar de nacimiento de San Juan el Bautista. Allí se visita la Basílica y la Iglesia de la Visitación donde María predicó el Magníficat.

Una vez en Jerusalén, hoy capital de Israel, uno de los momentos que más interpela a los viajeros es el Monte de los Olivos, donde ocurrieron trascendentales eventos bíblicos. En esta parte del itinerario se incluye la visita la Iglesia de la Ascensión, del Padre Nuestro, la ruta del Domingo de Ramos, la Iglesia del Dominus Flevit, la Iglesia de las Naciones y la Basílica de Getsemaní.

Luego también se arriba hasta San Pedro en Gallicantu, uno de los templos más impactantes de Jerusalén. En esta iglesia se conmemora la triple negación de Pedro a su Señor, su arrepentimiento inmediato y su reconciliación.

Para ir concluyendo esta peregrinación, en cuerpo y alma los viajeros vivencian diversas sensaciones al caminar por la senda donde ocurrieron los hechos más dolorosos para los cristianos. Se trata de la Vía Dolorosa, donde Jesús caminó obligado por los soldados romanos. Este recorrido por las estaciones de la cruz hasta llegar al Santo Sepulcro es una experiencia que transmuta y conmueve. Una vez dentro, la piel se eriza de sólo imaginar que allí se encuentra la piedra donde Jesús fue preparado antes de su sepultura, lugar al que se le atribuyen milagros.

Tras una misa solemne en el lugar más sagrado de todo el viaje, se visita el interior de la Basílica y la Santa Tumba en pequeños grupos. Allí mismo fue donde se introdujo el cuerpo envuelto en sábanas y tuvo lugar el evento de la Resurrección. A continuación se dirige el contingente hasta el Muro de los Lamentos, el Domo de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa, la Iglesia de Santa Ana y la piscina de Betesda, además de que posteriormente se accede al Cenáculo, donde Jesús celebró con los apóstoles la Institución de la Eucaristía durante la Última Cena.

Espiritual, apasionante, conmovedor, impactante, histórico. Así y de muchas maneras más podría sintetizarse este programa de Éxit Tour, que busca en todo momento convertirse en una experiencia inolvidable.

Ficha técnica del viaje

Salida: 14 de mayo

Peregrinación a Estambul y Tierra Santa.

Incluye: Tkts Aéreos Internacionales, desayunos, almuerzos y/o cenas, excursiones, visitas, tkts de ingreso Pax.

Alojamientos: Hoteles 4*y 5* con desayunos, cenas y almuerzos

Precios desde u$d 3.550 + tasas e Imp.

Salida confirmada: acompaña el Padre Leonardo Mathieu.

Más información: E.V. y T Leg 3608 –Avda. San Martín 2369 Unquillo – Córdoba R.A.- Tel +54 03543 489395 WS +543518083299 email: ventas@exitour.tur.ar o info@exitour.tur.ar