EMPRESAS PORTADA

Nuevas inversiones llegan al exhipódromo de Paraná, tras el puntapié de La Masía

La familia Luti puso en marcha la construcción de un gimnasio a cielo abierto y una particular galería, que revalorizarán un espacio todavía vacante de la ciudad. Nahuel Amore

El exhipódromo de Paraná seguirá cambiando su fisonomía a partir de la llegada de dos nuevas inversiones privadas. Se trata, por un lado, de un gimnasio a cielo abierto que se adaptará de inmediato a las conductas sanitarias que impuso la pandemia y, por otro lado, de una galería comercial y gastronómica que promete irrumpir con ideas innovadoras para la zona.

Los inversores ya certificaron su nombre en la ciudad. Es la familia de Emilio Luti, que dieron el puntapié inicial con La Masía, el complejo deportivo que abrió sus puertas en marzo de 2020, en la previa del inicio de la cuarentena. Su llegada generó un movimiento atípico al lugar, dado que hasta ese momento el único atractivo era la Plaza Mujeres Entrerrianas.

La Masía, con una impronta recreativa y gastronómica, fue la primera inversión privada en el exhipódromo, tras permanecer más de 10 años en el limbo de la desidia desde que se concretó la quiebra del Jockey Club. Ahora, ante la necesidad de seguir dotando de servicios a una zona vacante, sus dueños continuarán realizando inversiones, cuya cifra es “importante” en dólares pero la mantienen en reserva.

De este modo, los dos nuevos emprendimientos revalorizarán aún más el predio, que todavía espera por las promesas de inversión del Grupo Libertad, del Banco Nación, de la Caja de Previsión Social para Médicos y Bioquímicos, entre otros privados que se distribuyen las 22 hectáreas de uno de los terrenos más redituables del mercado paranaense.

Fit Park

“Estamos haciendo el primer gimnasio a cielo abierto de Paraná”, destacó a DOS FLORINES Agustín Luti, socio de la empresa de capitales cordobeses. El local, que se llamará Fit Park, ya comenzó con los movimientos de suelo y están previstos entre dos y tres meses de obra.

El proyecto contempla cerca de 300 metros cuadrados y estaría listo para mediados de año. Su localización estará emplazada en el terreno lindante a las canchas de fútbol 5, lo cual le dará un mayor protagonismo a la esquina de División de los Andes y José María Cocuzza.

Según contó, Fit Park ofrecerá un importante espacio al aire libre para realizar actividades físicas, las que se adaptarán a los protocolos sanitarios por el Covid-19. “Va a tener funcional, crossfit, calistenia y musculación. Es una propuesta como La Masía, de nivel, de calidad y con precios accesibles”, resaltó.

Insurgentes

La galería comercial y gastronómica estará ubicada en el lote frente a la Plaza Mujeres Entrerrianas y tendrá en su frente el cartel de “Insurgentes”. “El concepto va con romper el formato de la ciudad cuadrada”, asegura Luti, que se entusiasma con la idea de ofrecer algo diferente, disruptivo.

“El nombre tiene que ver con romper esta dicotomía de la ciudad de sectorizar las zonas. La idea es generar un espacio de interacción, donde también van a tener lugar los artistas y los emprendedores. De repente habrá una clase de yoga, de repente una fiesta”, anticipó.

El proyecto de ejecución está previsto en 10 meses y, de no mediar inconvenientes, estará concluido para la próxima temporada de verano. “Tendrá carnicería, verdulería, panificación, además de contar con un sector gastronómico”, describió.

Para dar forma a la galería, se instalarán unos 14 contenedores habitables –fabricados por la firma Med Container de la familia Luti–, que incluso darán forma a una estructura con terrazas y espacios combinados.

Ideas

El joven empresario, que asumió mayores responsabilidades con el complejo deportivo, busca darle un aire fresco a la zona, importando tendencias que lo inspiraron en el mundo. “La idea es lanzar una propuesta diferente para la zona, desarrollando y generando inversiones con conceptos innovadores y cómodos para la gente, con accesos”, destacó.

Del mismo modo, entiende que la galería podrá ser un punto comercial importante para los vecinos. “Empezamos a responder a la falta de servicios en una zona importante de la ciudad. Van a estar importantes marcas”, anticipó.

“Insurgentes va a ser una bomba para la ciudad”, celebró Agustín, quien además confirmó que avanzan en vínculos estratégicos con emprendedores de la ciudad. “Hay varios interesados en sumarse y potenciar más la propuesta”, subrayó.

Indudablemente, emprender en un contexto de extrema incertidumbre y en una ciudad todavía reacia a las iniciativas privadas, es una gran apuesta; vaya si lo es en tierras del exhipódromo. Y a esto lo entienden los Luti. “Seguimos apoyando y creyendo en agregar valor a la ciudad. Con un poco de cabeza y haciendo cosas distintas se pueden generar situaciones buenas para los clientes como para los inversores”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *