AL DÍA

La recaudación de Entre Ríos creció 39 % durante este primer semestre

Se recaudaron 1.848 millones de pesos más que en los primeros seis meses de 2016. En ese contexto, los Ingresos Brutos son una vez más el tributo que más engrosa las arcas provinciales, seguido por el inmobiliario y el automotor. Nahuel Amore | DOS FLORINES

La Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) realizó un balance numérico de los tributos al cierre del primer semestre, que arroja luz verde a unas arcas ajustadas. Según datos oficiales, durante los primeros seis meses de este año creció un 39 % la recaudación en la provincia.

En esta línea, el organismo que conduce Sergio Granetto precisó que en el primer semestre ingresaron al fisco 6.596.205.219 pesos, lo que significan 1.848.487.350 más que en el mismo lapso de tiempo del año pasado cuando se habían contabilizado 4.747.717.869 pesos.

Por otra parte, ATER detalló que durante el período analizado, el mes en que mayor recaudación hubo fue marzo con 1.216.674.363 pesos (+51%), seguido por abril con 1.166.523.408 pesos (+28,1%), febrero con 1.136.967.021 pesos (+42%), junio con 1.062.481.254 pesos (+29,4%), mayo con 1.059.520.062 pesos (+30%) y enero con 954.039.111 pesos (+61%).

Sin dudas, el incremento interanual no está nada mal, sobre todo si se tiene en cuenta que se viene de un proceso recesivo fuerte que afectó la cobranza de tributos en todo el país y que supera en términos porcentuales a la variación que tuvieron los impuestos nacionales de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Asimismo, la recaudación de Entre Ríos rompió la barrera del proceso inflacionario. Ahora volvió a estar unos puntos por encima de la inflación, que a esta altura del año el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) ubica por debajo del 25%.

Esto se explica por una mejora en los sistemas de cobro de ATER, la ampliación de la base a través de intimaciones y nuevos vencimientos de determinados impuestos. Sin embargo, al analizar la estructura, se consolida la regresividad que implican los Ingresos Brutos, según interpretan los técnicos del ente recaudador.

 

IMPUESTOS.

Casi seis de cada diez pesos que recaudó el fisco provincial durante el primer semestre de 2017, corresponden a los Ingresos Brutos. Es decir, el 57 % de la masa total de recaudación lo explica este tributo, fuertemente cuestionado por todos los sectores debido al efecto cascada que supone y que, por esto, el Gobierno nacional quiere incluir en la reforma tributaria.

Exactamente, la ATER detalla que de los más de 6.596 millones de pesos recaudados durante los primeros seis meses del año, 3.784.910.218 pesos fueron por Ingresos Brutos. Esto significó además una suba interanual en su cobranza del 45 % comparado con el mismo período del año pasado. En otras palabras, los 1.171 millones de pesos de más que se recaudaron en 2017 superan a lo que se recaudaba en los doce meses de 2011, con 1.074 millones.

El segundo impuesto más importante en Entre Ríos es el inmobiliario, que implicó el 18 % del total con 1.169.914.415 pesos y un aumento interanual del 18 %. En tercer lugar sigue estando el impuesto automotor, que con 670.326.839 representó el 10 % de participación en la masa de ATER durante el acumulado de los primeros seis meses. Este ítem, en tanto, tuvo un incremento interanual del 23 %.

En el análisis, si uno tuviera en cuenta cuál fue el tributo provincial que mayor variación tuvo en el primer semestre respecto de 2016, es el de los Sellos, con 109%. Este año ingresaron 271.841.577 pesos más y se llegó a los 520.284.638 pesos.

En esta misma línea, por su parte, el de Transmisión Gratuita de Bienes, tuvo un crecimiento interanual del 80%. Exactamente, trepó a 26,4 millones de pesos, es decir, se tributaron más de 11,7 millones de pesos que en 2016 por el famoso impuesto a la “herencia”.

 

 

Intimando al deudor

 

De cara a la recaudación impositiva provincial de los próximos meses, la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) se lanzó de lleno con estrategias más punitivas para generar ingresos, es decir, que castigan a los deudores, fundamentalmente los de mayor capacidad contributiva.  Estos trabajos parten de un control más exhaustivo de los grandes centros urbanos de la provincia, con el objeto de presionar a los contribuyentes morosos. Asimismo, destacaron que se realizan no sólo mediante su seguimiento, sino también un fortalecimiento de las áreas técnicas.

En este sentido, por ejemplo, el organismo intimó a principios de julio a los titulares de 1.518 vehículos de alta gama que acumulan 20.000 pesos de deuda promedio. Se trata de deudores del impuesto automotor que podrían ampliar las arcas en unos 30 millones de pesos. Sobre esta política, ATER detalló que son autos y pickups de poca antigüedad, todos ellos con un valor superior a los 23 mil dólares. En su mayoría, se localizan principalmente en las ciudades de Paraná, Concordia y Gualeguaychú. Por otra parte, ATER anunció la intimación a un centenar de deudores del impuesto inmobiliario urbano cuyos montos promedio superan los 100.000 pesos. Mediante un sistema estratificado de cobranza, se pretende recaudar un monto total cercano a los 25 millones de pesos. En relación a esta política, señalaron que son titulares de inmuebles con superficies cubiertas mayores a 300 m2. Además, apuntaron que mayormente se trata de costosos inmuebles localizados en diferentes centros urbanos con evidente capacidad contributiva.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario