ENFOQUE PORTADA

Gobierno y sociedad en democracia: sus roles

Por Horacio Grubert – CPN – Especialista en mercados financieros //

Para entender el origen de un problema, en este caso un problema de índole económico, social y moral, a veces hay que encararlo desde la filosofía, entendiendo el significado de las palabras que se usan al gobernar.

En  democracia es el pueblo quien se reserva el poder y delega a sus representantes las funciones (ejecutiva, legislativa y judicial), motivo por el cual los funcionarios ocupan cargos (sinónimos de cargo: empleo, puesto, oficio, obligación, deber, responsabilidad, compromiso; en resumen es una carga, no privilegio y/o poder) al  que acceden mediante elección.

Llamar poderes, a  las funciones delegadas por el pueblo, da origen a un problema  que se manifiesta de manera clara en el abuso de poder en el ejercicio de las funciones al ejercer cargos.

No debemos seguir en el error de caer en la discusión política estéril de confundir orden con represión, razonabilidad con ajuste y función con poder.

Derechos y obligaciones.

Crear un sociedad con un sentimiento nacional, donde se establecen claramente los derechos y obligaciones de los integrantes, gobernantes y gobernados, trabajadores y empresarios, profesores y estudiantes, y demás instituciones de la sociedad, es el marco necesario para una sociedad más justa.

Gobernar y actuar en la sociedad  aspirando a progresar y distribuir riquezas crecientes o seguir gobernado y actuando  para distribuir la escasez creciente.

Estos dos estilos de país, basados en riqueza o escases, son concordantes con el modelo a  llevar a delante: un país que se adapta a las condiciones de mercado existentes o un país que no se adapta y es resistente al cambio; un país que seduce a los mercados con innovación, tecnología,  desarrollo y valor agregado apostando a las preferencias de los consumidores del mundo o un país que se concentra en que la escases potencie sus ingresos quedando expuesto a variables no controlables como tasas de crecimiento mundial, tasas de interés internacional, variaciones  climáticas etc.

Resumiendo un país previsible o un país imprevisible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *