AL DÍA PORTADA

Farmacéuticos de Entre Ríos rechazan ley de “Productos Médicos”: piden el veto de Bordet

Desde el Colegio que nuclea a los profesionales advierten que “se esconde una jugada política que aumentará el gasto público” y que sale “de manera oculta y especulativa”. Dos Florines

El Colegio de Farmacéuticos de Entre Ríos solicitó al gobernador Gustavo Bordet que ejercite su facultad de veto de una futura ley de “Productos Médicos”, a la que consideran “sin sentido y que, de promulgarse, acarrearía muchos más problemas que soluciones”. Advierten por la “grave y perjudicial situación”.

La entidad tomó conocimiento de que, “de manera oculta y especulativa, aprovechando el inminente cambio de gobierno, fue aprobado un proyecto que pretende regular las actividades de fabricación y comercialización de los llamados ‘productos médicos’, ignorando por completo la existencia de reglamentaciones ya vigentes a nivel nacional y provincial”.

Así, según reza el texto enviado a DOS FLORINES, “bajo el disfraz de una pretendida innovación, potenciación económica local y bienestar sanitario, se esconde una jugada política que aumentará el gasto público, sin aportar beneficios en los aspectos de seguridad para el pueblo entrerriano”.

En esa línea, recuerdan que la fabricación de productos médicos se encuentra fiscalizada y controlada de manera eficiente por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología médica (Anmat) en todo el territorio del país. Además, indicaron que este organismo cuenta con el respaldo de organizaciones internacionales que involucran al Mercosur y a la OMS.

Isla sanitaria

“De tal forma, la pretensión de lograr los estándares equivalentes de seguridad para la población entrerriana es un argumento erróneo, por ser ello innecesario y, además, contraproducente. Ello por cuanto los productos médicos producidos de la manera ahora pretendida en la provincia, no tendrán competitividad fuera del territorio de Entre Ríos“, cuestionaron.

En ese sentido, enfatizaron que la aplicación de esta ley “pondrá a Entre Ríos en la condición de una Isla Sanitaria, con productos médicos de origen local que no podrán traspasar las fronteras limítrofes de la provincia para ser comercializados o empleados de manera no onerosa, en otras provincias del país y menos todavía fuera de la Argentina; ya que no contarán con el aval de un organismo del calibre de ANMAT”.

Por otro lado, y en cuanto a la comercialización de productos médicos, también señalaron que ya se encuentra reglamentada en los aspectos de habilitación, fiscalización y control a nivel provincial, por un robusto cuerpo normativo que comprende desde Leyes hasta resoluciones Ministeriales en Salud, las cuales atienden de manera particular y eficiente cada aspecto y actor de la cadena sanitaria (Droguerías, Ópticas, Farmacias, Casas de Ortesis, entre otras).

Frente a esos argumentos, plantearon: “La única conclusión posible es que el motivo de la implementación de esta nueva ley no tiene por objeto la mejora de la calidad y seguridad en lo referido a productos médicos sino que la impulsa la necesidad de favorecer intereses particulares, que aumentarán el costo del presupuesto provincial (más cargos públicos y mayores gastos administrativos y técnicos)“.

“El proyecto recién aprobado por la Cámara de Diputados adolece de errores conceptuales y yerra en su espíritu, ya que pretende regular lo que ya está regulado de manera correcta”, agrega el comunicado.

Finalmente, expresaron: “Hacemos votos para que el Señor Gobernador, en uso de sus facultades constitucionales, proceda a su veto para evitar el perjuicio que tal normativa ocasionaría a la sociedad entrerriana“.