AL DÍA PORTADA

El campo entrerriano necesita nuevas lluvias: las perspectivas son buenas

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos elaboró un nuevo informe que indica la pérdida de humedad superficial de los suelos, pero destaca el cambio que provocó el Niño.

La semana ha transcurrido sin precipitaciones en Entre Ríos, o con eventos residuales de lluvias menores o lloviznas en los departamentos del norte durante el miércoles de la semana pasada. Esta ventana seca ha permitido un rápido encausamiento de los excesos hídricos hacia la red de arroyos, principalmente en el norte de la provincia. Además de este normal escurrimiento, el impacto de la radiación de estas fechas ya tiene un peso significativo, favoreciendo la pérdida de humedad superficial.

A pesar de que el mapa muestra un retroceso de humedad significativo respecto de la semana pasada, la lectura que debe hacerse de las reservas es favorable debido a que los perfiles en profundidad han acopiado agua y tenemos por delante eventos pluviales que seguramente van a corregir los retrocesos superficiales recientes.

La situación hidrológica en la Mesopotamia, responde claramente a la persistencia de lluvias por encima de los valores normales en la cuenca alta de los ríos del Plata. Las llanuras de inundación y los arroyos afluentes a los causes principales ya están colmados o tienen poca capacidad muy limitada para mitigar las ondas de crecida. Esto es más evidente sobre el río Uruguay. Se esperaba esta respuesta del caudal de los ríos para estas fechas. El fenómeno de El Niño, anticipaba una situación de estas características.

Sobre el territorio agroganadero de la provincia, el impacto sobre los totales pluviales de este forzante climático aun es dispar. Por ejemplo, todavía en este mes de noviembre hay zonas del sur que no alcanzaron los valores normales, sin que se evidencie una situación de sequía.

Se espera que la masa de aire tropical actualmente presente en toda la región pampeana y particularmente en Santa Fe, Entre Ríos y noreste de Buenos Aires, reciba la acción de un sistema frontal durante el viernes. Los ingredientes para el desarrollo de importantes sistemas precipitantes están dispuestos. El mes de diciembre arranca con buenas y generalizadas lluvias sobre la provincia.