AL DÍA PORTADA

Entre Ríos, otra vez con las reservas hídricas ajustadas: prevén lluvias “moderadas”

Desde la Bolsa de Cereales de Entre Ríos estiman que las precipitaciones esperadas a partir de este viernes serían un “alivio”, aunque no llegan a ser suficientes. Dos Florines

Nuevamente las precipitaciones se han mostrado ausentes en gran parte de las zonas productivas del país durante los últimos diez días, incluida Entre Ríos; solo con excepciones menores en el norte de la Mesopotamia y el NOA.

En efecto, luego de la oportunas lluvias que dieron un corte a la extendida, y por ahora única, ola de calor de esta campaña, no hubo nuevos aportes pluviales. Como se ve en el mapa, el resultado es un condicionamiento de las reservas de humedad. Las mismas quedan muy ajustadas a la espera del pasaje frontal de este viernes y el potencial regreso de las precipitaciones.

Previsiones

Hoy se está viendo circulación de aire desde el noreste, lo cual anticipa una mayor carga de humedad. Un día con vientos de esta dirección es poco para esta época si se pretende tener una atmosfera baja con buena carga de humedad.

La dinámica básica de funcionamiento de los sistemas precipitantes importantes del verano, requieren al menos dos o tres días de transporte de humedad de aire tropical. Esto no lo se ha tenido, con lo cual, la expectativa respecto de las lluvias que se pyeden llegar a recibir en la provincia, deben ser moderadas.

Según la entidad, posiblemente prevalezcan acumulados inferiores a los 20 milímetros, con algunos bolsones más generosos. Estiman que la demanda de los cultivos que aún no cierran su ciclo está por encima del promedio que puede ofrecer el paso de este frente.

Sin dudas, a esta altura cualquier lluvia sirve como alivio, pero la estrechez de reservas reclama que las precipitaciones aumenten su frecuencia.

El fenómeno de El Niño, luego de mediados de enero, no logro consolidar su impacto positivo sobre el patrón pluvial. La escala regional dominó la escena climática desde entonces, primero con un bloqueo que derivo en la ola de calor y luego con persistentes vientos del este y sudeste, que si bien pusieron fin a las altas temperaturas, no sirven para establecer un patrón pluvial abundante. Aun puede haber una modificación positiva durante marzo y abril.