AL DÍA

Tamberos pierden 25% con la devaluación y dicen estar “desorientados” con la política

De un día para otro, bajó de 35 a 25 centavos de dólar lo que recibe el productor. Chemes analiza el desconcierto que se vive. Nahuel Amore

La nueva devaluación que vivió la Argentina tras las PASO del domingo 11 de agosto comienza a sentirse en los distintos sectores productivos. Los tamberos alertan que, de un día para otro, perdieron la recuperación que habían logrado hace pocos meses. Esto les representó una caída en más del 25% del precio en dólares que reciben por litro de leche, lo cual los deja otra vez en jaque. Incluso, reconocen que el escenario político los “desorienta”.

“La recuperación de precios que estábamos teniendo a partir de octubre y de fines del año pasado, se perdió. La devaluación a nosotros nos viene mal porque pasamos de cobrar 35 centavos de dólar por litro a 25 o 26 centavos”, precisó en diálogo con DOS FLORINES Jorge Chemes, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Al respecto, señaló la suba de costos que deben afrontar por tener los insumos dolarizados, elementalmente por el incremento inmediato de los granos, situación que no se ve acompañada por el precio que reciben. “Tenemos estabilizado el precio porque no sigue aumentando. La devaluación al tener todos los costos dolarizados, se va para arriba el costo de producción y los granos también. Nos pega mal”, cuestionó.

En este escenario económicamente complicado, se corta la buena recuperación que habían logrado. Pero lo que más lamentan puertas adentro de los tambos, es que no ven perspectivas alentadoras desde el punto de vista político. “Estamos tan desorientados como el total de la gente. Realmente no sabemos a dónde ir ni a quién apuntar”, disparó Chemes.

Política

—¿Qué opina el productor tambero de Entre Ríos y la región del escenario político tan convulsionado?
—Con respecto al Gobierno nacional que tenemos, hay un sector importante de gente que está desilusionada, sobre todo de economías regionales, porque no se ha logrado el avance en políticas agropecuarias que se hablaba cuando asumieron. Hay que reconocer que hubo logros importantes como haber conseguido los mercados externos de carne con China que son positivos, medidas de comercialización que han liberado el sistema comercial en el sector agropecuario y el diálogo que se ha logrado entre las entidades del campo y el Gobierno. No obstante, las economías regionales siguen muy golpeadas y no hubo mecanismos para ayudarlas. Seguimos preocupados porque tampoco desde el Gobierno se tiene un rumbo claro ni una estabilidad ni previsibilidad de lo que va a pasar. Con respecto a los candidatos, hay que todo. Estamos escuchando algunos que hablan de medidas que se probaron en el pasado, como el gobierno kirchnerista, y no es nada bueno. Apelan a las retenciones, apelan a medidas como volver a instaurar la Junta Nacional de Granos. En definitiva, estamos tan desorientados como el total de la gente. Realmente no sabemos a dónde ir ni a quién apuntar.

Recuperación

—¿Cuánto tiempo cree que puede llevarles volver a recuperar el precio que recibe el productor, en este contexto económico, financiero y político difícil?
—Depende de las condiciones que se presenten. Quedó claro con esta crisis que lo único que hace que el precio de la leche del productor aumente, es la escasez. Cuando empieza a bajar la producción, automáticamente el precio responde para arriba; siempre y cuando el consumo interno se maneje. Últimamente el problema que hubo es que no había producción, pero al haber caído la demanda, también repercutió. Se compensó un poco por el aumento del dólar que pudieron exportar. Pero no fue una situación estable, sino momentánea. ¿Qué esperamos? Que el precio aumente. Tampoco veo posibilidades de que cambie rápidamente porque tampoco hay financiación.

Financiamiento

—En este nuevo escenario, ¿cómo afectan las altas tasas para los productores endeudados y aquellos que quieren encarar inversiones?
—Hay dos sectores en los tamberos: el que tiene deuda y el que no. El que no tiene deuda, logró una recuperación porque pudo hacer un pulmón con el aumento de precios que hubo. El que tiene deuda, se dedicó a tratar de cancelar lo que más pudo, pero las tasas de interés son tan altas que hacen imposible achicar la deuda. La situación es crítica por la falta de crédito y por los intereses imposibles. Por otro lado, al no haber financiación, no nos permite ir actualizando tecnológicamente, por lo cual estamos parados, atrasados.

Quita de IVA

—¿Cómo impacta en el tambero la quita de IVA a la leche?
—Lo que está incluido en la quita de IVA es un solo tipo de leche, la más básica. Pero nosotros consideramos que esta quita no va a funcionar a favor del precio del productor porque lamentablemente las experiencias que ha habido hacen que se termine absorbiendo en el eslabón comercial. No creo que esto se traslade en mejor precio para el productor. Sí esperemos que en la góndola el consumidor pague menos. Tenemos duda de que si se transfiere, va a ser una parte proporcional muy chica, pero no va a tener un impacto.

Deja un comentario