REGIÓN CENTRO BAJO LA LUPA

Superávit precario; la resultante fiscal del 2020 para Entre Ríos

Por Julio Panceri – CPN – Docente – Consultor

Los datos de las cuentas públicas provinciales al cierre del 2020 reflejan un superávit financiero “precario” habida cuenta que ha sido la ayuda del Estado Nacional vía transferencias el que ha hecho posible otorgarle oxígeno al Estado Provincial para que cumpla con sus obligaciones.

Más allá de los números que muestra la ejecución, los problemas se siguen acumulando y en parte los efectos negativos de la pandemia sobre los ingresos tributarios han sido notables. Hoy la provincia muestra problemas en la Caja de Jubilación (tema histórico), Obra Social Provincial y el pago de intereses de la deuda (bonos internacionales) al parecer se ha llegado a un acuerdo con los acreedores para plantear una reestructuración de la misma (que no es exitosa y se ha encarecido). Tengamos en cuenta que estamos reestructurando una refinanciación (emisión de títulos púbicos en moneda extranjera) que mayoritariamente tiene su origen en deudas tomadas en el mercado local, con el objeto de financiar déficit acumulados anteriores al 2015.

En lo que respecta al ejercicio 2020, el mismo ha reflejado un superávit financiero de $ 1.981,09 millones, pero el mismo no sería posible si el Estado Nacional no hubiese apoyado con la realización de transferencias (en 2020 fueron 182% superiores a las de 2019), dentro de las transferencias recibidas hay que destacar que los Aportes no Reintegrables alcanzaron la suma de $ 5.425,95 millones (aportes no reintegrables para financiación de erogaciones corrientes por $ 4.774,60 millones y aportes no reintegrables para financiación de erogaciones de capital por $ 651,35 millones).

A esto hay que sumarle que los principales rubros que conforman “Gastos Corrientes” aumentaron por debajo de la inflación (quedaron licuados), esto son “Personal” aumentaron durante 2020 el 28.8% (con respecto al cierre de 2019) y “prestaciones a la Seguridad Social” el 33,21%. Estos dos rubros conforman el 68,7% de los Gastos Corrientes (devengado) y equivalen al 95,01% de los ingresos tributarios totales.

Ingresos.

Los ingresos tributarios alcanzaron $ 134.760,35 millones, de este importe el 26,6% corresponde a recaudación propia provincial y el 73,4% restante son fondos tributarios de origen nacional.

Entre otros datos, la Caja de Jubilaciones muestra una diferencia (devengado) entre Contribuciones y Prestaciones de $ 18.645,05 millones (déficit), Entre tanto los gastos corrientes representan el 96,5% del total de gastos (muy poco en obra pública).

En cuanto al stock de deuda pública al 31 de diciembre el mismo es de $ 79.706,52 millones a los cuales si le sumamos la deuda flotante de $ 17.369 millones, nos otorga un total de $ 97.075,52 millones (44,2% mayor que la deuda determinada al 31 de diciembre de 2019).

La constante variación del tipo de cambio oficial, el Banco Central realiza devaluaciones diarias tratando de llevar el tipo de cambio al ritmo de la inflación, hace que la deuda en dólares del estado provincial medida en pesos aumente constantemente. El stock de deuda de los bonos emitidos en moneda extranjera al 31 de diciembre de 2020 alcanza a los $ 42.075 ,00 millones lo que equivale aproximadamente al 52% de la deuda total consolidada.

Durante 2020 se pagaron intereses por $ 3.552,12 millones, los intereses devengados por la deuda de bonos en dólares al 31 de diciembre era de $ 3.163,56 millones de los cuales solo se pagaron $ 1.322,78 millones.

La planta de personal al 31 de diciembre del Sector Público no financiero era de 89.785 empleados. A la misma fecha el número de beneficiarios en la Caja de Jubilaciones de la provincia era 57.139.

Dudas.

Viendo estos números, las dudas son muchas para 2021 y la principal es saber de qué manera evolucionará la recuperación del nivel de actividad en la provincia con el tema pandemia sin resolverse, además resultará importante conocer cuál será la ayuda que prestará el Gobierno Nacional durante el año en concepto de “Aportes”, habida cuenta que el fisco nacional ha prometido una disminución de déficit fiscal y un aumento real del salario de los trabajadores, lo que también pone presión a las paritarias salariales que realice cada provincia. El ministro Guzman ha declarado que la meta del déficit fiscal del estado nacional para 2021 se aproximará al 4,5% del PBI, que será financiado con emisión y endeudamiento interno, lo que deja poco margen de maniobra al momento de brindar salvataje a las provincias.

El 2021 será un año muy difícil de transitar para el sector privado y por ende también lo será para los distintos estamentos de la administración estatal, como siempre decimos habrá que transitarlo manteniéndose enfocados y optimistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *