AL DÍA PORTADA

Los caminos de San Pablo: un recorrido por sus pasos en Turquía y Grecia

Para quienes son creyentes o amantes de la cultura y la historia, el viaje es una oportunidad para recuperar las huellas que dejó el apóstol Pablo de Tarso en los orígenes del cristianismo. Especial Turismo Dos Florines

Recorrer los pasos por los que caminó Pablo de Tarso, el apóstol de los gentiles, es inmiscuirse en la historia de los inicios del cristianismo durante el esplendor del Imperio Romano. En sus viajes, dedicó su vida a evangelizar cada pueblo por el que pasó y sembró semillas que todavía hoy, dos mil años después, se conservan y pueden observar. Para creyentes, agnósticos o ateos, es una aventura cargada de significados que exceden lo religioso e invitan a espabilarse en un verdadero choque de culturas.

En la actualidad, Turquía y Grecia son testigos de la obra de San Pablo, uno de los personajes más influyentes de la fe cristiana, quien predicaba la palabra de Cristo Resucitado e incluso fue el autor del primer documento escrito sobre este acontecimiento bíblico. ¿Cómo hizo para compartir la palabra en medio de severas persecuciones? ¿Qué lo impulsó a transmitir el misterio de la pasión y la muerte en la cruz? ¿Cómo fue capaz de dejar una de las herencias teológicas y espirituales más trascendentes de la Iglesia Católica y qué huellas se pueden ver hoy?

El avión con el contingente de Éxit Tour aterriza en Estambul, la antigua Bizancio y Constantinopla, donde todavía se mantienen vestigios de los diferentes imperios que dieron forma a la ciudad más poblada de Turquía. La imponente Basílica de Santa Sofía es allí un paso obligado para comenzar a descubrir la historia viva de esta región, como así también la visita por el Palacio de Topkapi, la Mezquita azul del Sultán Ahmed, el Hipódromo y el Obelisco. Tras un shock de regateo por el Gran Bazar de Estambul, el día finaliza en la Parroquia Católica en la Peatonal.

El choque de culturas no es azaroso, pues allí se separan y unen al mismo tiempo dos continentes. Europa y Asia se conectan a través del estrecho del Bósforo, uno de los tantos puntos del planeta sujeto a históricas disputas bélicas. Su navegación es un imprescindible, luego de haber ingresado previamente a la Catedral de San Jorge, la Iglesia Ortodoxa Patriarcal Griega y la Iglesia Búlgara. Tras este paseo, otra de las invitaciones es a recorrer el mercado de especias, de los primeros bienes de intercambio que marcaron la fusión de civilizaciones.

Capadocia se abre luego como una de las postales más maravillosas del mundo. Su riqueza nace de los eventos inexplicables de la naturaleza, cuyo paisaje fue formado por lava volcánica desde hace más de tres millones de años. Durante este recorrido se llega hasta el Valle de Göreme, donde los cristianos fundaron un monasterio con capillas excavadas en las rocas y decoradas con frescos del siglo XIII. Precisamente, es en esta región por donde pasó San Pablo y explica la existencia de muchas iglesias e intensa vida monástica durante la era medieval.

La excursión por las Chimeneas de Hadas es donde los turistas encuentran una de las vistas más famosas; el paseo en globo permite sobrevolar las formaciones geológicas que a más de uno llenarán la memoria de su teléfono. En esta escapada, es posible también acceder a la vista panorámica del Valle de las Palomas y adentrarse en una ciudad subterránea, cuya obra de ingeniería fue construida por las antiguas comunidades cristianas locales para protegerse de los ataques. Asimismo, el centro de joyas y piedras típicas de Capadocia y hasta una fábrica de alfombras, son parte del itinerario.

Sus misiones

La llegada a Adana es el nexo necesario para arribar a Tarso, la ciudad donde nació el apóstol. Su historia se gestó en esta antigua comunidad, que se constituye en uno de los centros de peregrinaje más importantes del cristianismo. En estos caminos se encuentra el Pozo de San Pablo –considerado el patio de su casa–, al igual que la Iglesia que lleva su nombre, patrimonio mundial de la Unesco, donde se participa de la celebración de la misa.

Al seguir los pasos se llega también hasta Listra, ciudad que fue mencionada cinco veces en el Nuevo Testamento. Es entonces cuando conoció a Timoteo, su compañero misionero más fiel, y donde sanó a una persona paralítica por la cual los habitantes paganos los consideraban como dioses. Sin embargo, al rechazar los honores divinos, la gente se ofendió y Pablo fue apedreado. En este recorrido también se arriba a Iconium, ciudad donde junto a San Bernabé predicó el Evangelio.

Seguir estas huellas es, sin dudas, un viaje de fe y conocimiento para comprender una de las religiones más trascendentales de la humanidad. La metrópolis romana de Antioquía de Pisidia, con sus sinagogas e iglesias, también te abraza, como cuando Pablo dio su primer sermón conocido en Asia Menor. Seguidamente se dirige hasta Pamukkale, lugar donde el apóstol Felipe expandió el cristianismo y se cree que vivió y fue mártir; sorprendente es pararse frente a su tumba hallada recientemente. Y además, la antigua Hierápolis y el Castillo de Algodón son nuevas experiencias para aprovechar.

Quizá uno de los puntos más impactantes de la travesía llega en Éfeso, una de las ciudades más antiguas y conservadas de la época, donde San Pablo estuvo en prisión y lugar del Tercer Concilio Ecuménico que se celebró en el año 431. Luego de la visita y tiempo para meditación, la piel se eriza al contemplar la Casa de la Virgen María, donde San Juan la trasladó al huir de Jerusalén tras la crucifixión de Cristo. Para los creyentes y apasionados por la historia, se trata de registros en vida de los hechos que trazaron el devenir del mundo moderno.

Huellas en Grecia

Tesalónica es la primera parada en Grecia. Mediante un guía local se recorren los principales sitios como la Iglesia de Santa Sofía, la Iglesia de San Demetrio y el Museo Bizantino, además de la Catedral Católica de la Inmaculada Concepción. Después es posible hacer un recorrido triangular por Amphipolis, Kavala y Filipos, que fue la primera ciudad europea evangelizada por San Pablo y donde también se realizó el primer bautismo y la conversión de Santa Lidia. La misa a orillas del río es un viaje en el tiempo.

Pella y Vergina encierran también los secretos de Alejandro Magno, el rey que logró vencer al Imperio persa, conquistar vastos territorios y promover una fusión de culturas en todas sus dimensiones. Es allí donde se visita la tumba de su padre, para luego continuar por De Veria y Kalambaka, donde se encuentran los famosos monasterios bizantinos de Meteora. Este valle es un imprescindible, por ser un lugar único de Europa por sus paisajes, cuyas construcciones se encuentran suspendidas sobre las cumbres.

Las ruinas del Templo de Apolo en Delfos son una muestra excelsa de la mitología griega. Su visita es una experiencia insuperable para conocer el lugar donde ocurrieron las famosas profecías de las pitonisas y los juegos Panhelénicos. Su recorrido es la antesala para dar paso al bellísimo monasterio de Osios Loukas, uno de los clásicos de la estética y la arquitectura de la Segunda Edad de Oro del arte bizantino.

Para coronar una de las peregrinaciones religiosas y culturales más atrapantes para los argentinos que la eligen, el arribo a Atenas es el punto cúlmine. Su emoción se trasunta desde la visita panorámica de la ciudad hasta la embriaguez que significa pisar la Acrópolis donde se levanta el mítico Partenón. El Arco de Adriano, el Templo de Zeus Olímpico, el Estadio Olímpico, la Biblioteca Nacional, la Universidad y la Academia, dan un cierre perfecto a todo aquello que alguna vez leímos en las enciclopedias. El paso final será degustar de una cena típica griega en una taberna.

Detalles del viaje

Salida: 25 de mayo

Camino de San Pablo II, de Éfeso a Atenas.

Incluye: Tkts aéreos internacionales, alojamientos con desayunos, almuerzos, cenas, excursiones, visitas, tkts de ingreso.

Alojamientos: Hoteles 4*

Precios: desde u$d 2.680 + tasas e Imp.

Más información: E.V. y T Leg 3608 –Avda. San Martín 2369 Unquillo – Córdoba R.A.- Tel +54 03543 489395 WS +543518083299 email: ventas@exitour.tur.ar o info@exitour.tur.ar