AL DÍA PORTADA

La Mesa de Enlace asegura que no se siente presionada por los autoconvocados

Los presidentes de las entidades del campo remarcaron que los objetivos de todos los productores son los mismos, pero que hay diferencias metodológicas. Las restricciones a las exportaciones, el diálogo y los interlocutores con el Gobierno, y la participación en política fueron algunos de los temas abordados durante un conversatorio con medios de todo el país. Danilo Lima

Mientras esperan novedades respecto de una posible flexibilización de las restricciones a las exportaciones de carne vacuna, los integrantes de la Mesa de Enlace nacional negaron que se sientan presionados por los productores autoconvocados –cada vez más exigentes en sus reclamos– y explicaron que las eventuales diferencias son sólo metodológicas, no de fondo.

Durante un conversatorio virtual organizado por el Círculo de Periodistas Agropecuarios de Córdoba –que preside Iván Bettini–, del que participó DOS FLORINES, Jorge Chemes (CRA), Nicolás Pino (SRA), Carlos Achetoni (FAA) y Elbio Laucirica (Coninagro) se refirieron a diversos temas que preocupan al sector agropecuario, en medio de las tensiones con el Gobierno por la orientación de la política agropecuaria.

El punto más acuciante, obviamente, es el relacionado con las restricciones a la exportaciones de carne, especialmente luego de que el último lunes, los ministros Luis Basterra (Agricultura, Ganadería y Pesca) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) adelantaran a integrantes de la cadena de ganados y carnes la posibilidad de una flexibilización de esa medida. “Hablaron de una flexibilización de las restricciones, que saldría a través de un decreto que parece están elaborando, pero lo que nosotros pedimos es la apertura total de las exportaciones, no una mera flexibilización”, explicó el mendocino Achetoni, presidente de la Federación Agraria.

Diálogo.

Los integrantes de la Mesa de Enlace, aun a pesar de las enormes discrepancias que mantienen con la administración del presidente Alberto Fernández, ratificaron el camino del diálogo para intentar limar esas diferencias y dejaron en claro que son las entidades del campo las más indicadas para discutir los problemas concretos de los productores, mientras el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) –que ha ganado mucho terreno en los últimos meses– debate políticas de fondo que se traduzcan en iniciativas legislativas.

“El Consejo Agroindustrial Argentino nació para dar impulso a proyectos de ley que consoliden la actividad agroindustrial en su conjunto, pero para los temas de la coyuntura son las entidades las que tienen que negociar”, opinó Achetoni, mientras Pino, el presidente de la Sociedad Rural, en la misma sintonía, señaló que “en los temas puntuales, como el caso de la carne, estamos convencidos de que los que tenemos que estar sentados a la mesa de toma decisiones somos nosotros, los representantes de las entidades, porque tenemos mucho para aportar”.

Pino, no obstante, aclaró que cualquier diálogo “deber ser constructivo y no juntarnos para escuchar palabras huecas o sacarnos una foto”. Y remarcó: “Lo último que debe romperse es el diálogo, porque cuando esto sucede siempre alguien sale golpeado, y la Argentina, que produce alimentos para 400 millones de personas, no puede tener el 40% de pobres. Tenemos que construir un camino virtuoso a través del diálogo”.

Los autoconvocados.

Los referentes de la Mesa de Enlace, por otro lado, tomaron distancia del virtual ultimátum de los autoconvocados al Gobierno.

El denominado Movimiento de Productores Autoconvocados, en una carta abierta respaldada por numerosas firmas dirigida al Presidente de la Nación, ministros, diputados y senadores nacionales y provinciales, gobernadores, intendentes y jefes comunales de todo el país, pidió “que se tomen medidas concretas” en respuesta a los reclamos planteados en la proclama de San Nicolás, el pasado 9 de julio, y otorgaron 20 días de plazo, tras lo cual llevarían adelante medidas de fuerza.

El bonaerense Laucirica, el vicepresidente de Coninagro –a cargo de la Presidencia tras el pedido de licencia de Carlos Iannizzotto– dijo que la Mesa de Enlace comparte los reclamos de los autoconvocados y enfatizó que “no podemos negar que muchos de los problemas que se plantearon el 9 de julio en San Nicolás nos muestran una realidad que trasciende al campo. El Gobierno tiene que tomar conciencia”.

El entrerriano Chemes, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), por su lado, advirtió que “si el Gobierno no tiene una visión clara del daño que puede ocasionar con estas medidas equivocadas, y si no tiene la suficiente capacidad como para dialogar, sin ninguna duda habrá que llamarle la atención a través de las medidas que ya hemos visto”.

– ¿Se sienten presionados por los autoconvocados? ¿Creen que les están marcando la cancha?

– Pino: No sentimos presión, pero, a veces, la mirada desde las bases es una, y desde las conducciones de las entidades es otra, aun pensando lo mismo.

– Achetoni: Cuando uno no tiene temor de lo que está haciendo y sabe que no está traicionando a nadie, no hay ninguna presión. Nadie nos marca la cancha.

– Laucirica: Nuestras entidades tienen una institucionalidad de muchos años y las bases, con quienes tenemos un contacto permanente, nos hacen llegar siempre lo que piensan y necesitan. Evaluaremos los pasos a seguir.

– Chemes: Quiero dejar claro que ninguno de nosotros se siente presionado. Los objetivos de los autoconvocados son los mismos que los nuestros. La diferencia es la metodología: ellos, tal vez, no tengan la vocación del diálogo o la paciencia necesaria, pero desde las entidades debemos ser prolijos y ordenados porque es nuestro rol institucional. No estamos enfrentados, pero debemos trabajar en conjunto de forma ordenada. Que nadie empuje a nadie.

El interlocutor.

– ¿Son los ministros Basterra y Kulfas los interlocutores adecuados? ¿No tendrían que hablar con el presidente Fernández, o, directamente, con el Instituto Patria?

– Laucirica: Hay un compromiso del Presidente, pero aun así se demoran las decisiones. Estamos en un cuarto intermedio, pedido por Kulfas, y esperamos un anuncio en las próximas horas.

– Achetoni: Nosotros tenemos que ser orgánicos y respetar a las autoridades, pero el respeto no significa abdicación ni connivencia. En el tema de la carne, como se trata de una cuestión tan compleja, nos dirigimos a los ministros específicos y al Presidente para que atiendan la situación. Si, después, ellos deben pedir autorización a algún instituto, es una cuestión de ellos. Nosotros no nos metemos.

La política.

– ¿Cómo piensa la Mesa de Enlace la participación en la política? ¿Habrá más candidatos, además de Iannizzotto?

– Chemes: La participación del campo en política es fundamental, sobre todo en el Poder Legislativo, donde se hacen las leyes. Las cosas se cambian desde la política, hay que comprometerse y participar, porque desde afuera las cosas no se cambian.

Ahora: no todo es buena voluntad, porque en el Congreso se legisla pero también se negocia, y esto significa consensuar entre distintos bloques y ahí hay de todo. Hay que tener cintura y experiencia, no es lo mismo que lo gremial. Es un camino más resbaladizo, donde uno puede caerse.

En lo personal, me pasó cuando fui diputado nacional. No logramos imponer el poder político para alcanzar los objetivos planteados. Hay que integrarse, presentar proyectos, negociar y lograr poder político.

– ¿En las bases de Coninagro molestó la decisión de Iannizzotto?

– Laucirica: El compromiso y la participación política con candidatos es sumamente importante, porque es importante tener en el Congreso gente que conozca, sienta y dignifique la realidad del sector agropecuario y cooperativo.

Todas las federaciones y los consejeros de Coninagro coincidimos en la necesidad de tener a una persona sentada en una banca y enhorabuena que Carlos Iannizzotto haya tomado la decisión de participar.

– A propósito de la política. ¿Cómo tomaron la presencia de Patricia Bullrich, presidente del PRO, en San Nicolás? ¿No tienen temor de ser funcionales a la oposición?

– Achetoni: Nos molestó porque lo del 9 de julio no era algo partidario sino una demostración del pueblo. Nosotros nos vamos a mantener en los reclamos gremiales, no partidarios.

– Pino: Cada uno es dueño de llegar a un lugar como quiere, en auto o en caballo. En San Nicolás hubo un acto de la ciudadanía. La actitud (de Bullrich) no me molestó, pero me sí pareció un poco rara.

– Laucirica: Las entidades somos apartidarias. Cada quien sabrá a quién votar.

– ¿Por qué creen que el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, todavía no ha recibido a la Mesa de Enlace?

– Achetoni: No sólo Bordet no nos ha recibido todavía. Tampoco lo hicieron otros gobernadores como los de Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *