AL DÍA PORTADA

Exportadores de cítricos piden “racionalidad” a la hora de reclamar aumentos salariales

La Cecnea expresó su preocupación ante un pedido de incremento salarial superior al 100%. “Ni a las empresas ni a sus trabajadores les conviene que el sector sufra la parálisis que sobrevendrá de manera inevitable”, remarcó la cámara. Dos Florines

El sector productor exportador de cítricos salió a expresar su preocupación ante “un pedido de aumento superior al 100%”, luego de una reestructuración el año pasado que “ascendió a casi el 90%”.

La Cámara de Exportadores de Citrus del NEA (Cecnea), que agrupa a empresas de Entre Ríos, Corrientes, Misiones y el norte de la provincia de Buenos Aires, al argumentar su rechazo a la petición de los trabajadores, recordó, por un lado, que la actividad citrícola ha sido declarada en emergencia nacional, y, por el otro, que el cierre del mercado europeo en 2020 y el atraso cambiario son dos de los principales factores que conspiraron contra la rentabilidad de la exportación de naranjas y mandarinas.

“Si bien Europa anunció la reapertura, son de tal magnitud sus exigencias que, en los hechos, el principal mercado del citrus dulce, a los efectos comerciales, continúa cerrado para el NEA. Por lo que la pretensión gremial de que los sueldos se eleven en un porcentaje exorbitante volvería inviable la actividad”, enfatizó la cámara.

Comparación.

Para los empresarios citrícolas, “salta a la vista que lo solicitado no guarda proporción con otras paritarias del país” y “excede sobradamente los aumentos otorgados en la citricultura del NOA, siendo que esta última región cuenta con una producción significativamente mayor que es colocada en mercados mucho más rentables”.

Las empresas del sector coincidieron en que “es justo y necesario” que sus trabajadores reciban una recomposición salarial que “les permita recuperar el poder adquisitivo deteriorado por los elevados índices inflacionarios”, pero pidieron que prevalezca “la racionalidad a fin de acordar aumentos que no conspiren contra una actividad que da trabajo a más de 10.000 personas en cada temporada”.

Advertencia.

La Cecnea, seguidamente, advirtió que “ni a las empresas ni a sus trabajadores les conviene que el sector sufra la parálisis que sobrevendrá de manera inevitable ante la imposibilidad de cumplir con aumentos salariales que no guardan relación alguna con la realidad de una actividad que está en emergencia nacional.

La exportación de citrus dulce viene de un 2020 extremadamente difícil, agregaron. “Un clima adverso, problemas sanitarios y crisis económicas llevaron a un achicamiento del sector y a una caída productiva. Según los relevamientos efectuados, se estima que el Litoral, principal región productora de mandarinas y naranjas, tuvo una merma promedio del 40%”, explicó Cecnea.

“La exportación de mandarinas se mantuvo, al igual que en años previos, relativamente baja. La de naranja se inició con muy buenas expectativas ante la fuerte demanda en los mercados de exportación, pero el conflicto fitosanitario de los limones también se trasladó a las naranjas, por lo cual los envíos a Europa se suspendieron en forma muy temprana, dejando de exportarse unas 20.000 toneladas”, añadieron los empresarios del sector para fundamentar su negativa a aceptar el pedido gremial.

Deja un comentario