AL DÍA PORTADA

Entre Ríos vuelve a registrar suelos saturados, pero con condiciones óptimas para cultivos

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos elaboró un nuevo informe que da cuenta del cambio de tendencia en la humedad de los suelos de la provincia, sobre todo en la zona norte. Dos Florines

Los excesos pluviales del norte de la provincia, se reflejan lógicamente en suelos saturados, encharcamientos y una red de arroyos sobrecargada, los cuales encuentran ríos con poca capacidad de aceptación de agua. La dinámica hidrológica está comenzando a jugar su papel en la evacuación de los excesos y las situaciones de lluvias abundantes se vuelven más complejas.

Fuera de este aspecto, las condiciones de humedad para el desarrollo de los cultivos son muy buenas, en vastos sectores óptimas, aun considerando sectores que pueden presentar suelos saturados.

Lamentablemente las condiciones de inicio de primavera no fueron adecuadas en términos pluviales, lo cual impactó en la siembra temprana de maíz. Aquellos lotes que se pudieron hacer y encontraron viabilidad hasta que llegaron las lluvias de la segunda parte de octubre, hoy transitan la floración con un nivel de humedad más que adecuado y con un patrón de lluvias que ofrece las correcciones que se requieren.

Por otra parte, las siembras de la soja no han presentado limitantes para su avance considerando la gran mejora de humedad que sobrevino en la última parte del trimestre de primavera.

Como se describió, las lluvias de las primeras dos semanas han dejado solo algunas áreas menores con reservas algo más ajustadas. No es otra zona que la que venimos monitoreando en las últimas semanas y que se concentra fundamentalmente en Diamante. Se observa que este sector sin estar en una situación crítica para el desarrollo de los cultivos es prácticamente el único en el que se impone alguna necesidad pluvial. Esta necesidad debería ser satisfecha durante los próximos días.

Al menos hasta el lunes próximo o hasta que llegue la rotación de los vientos al sector sudoeste, las condiciones atmosféricas seguirán siendo favorables para la regeneración de eventos pluviales. Luego viene un periodo más tranquilo, no sin lluvias, pero con un cese en la sobreoferta de agua. El mes ya está marcado hacia arriba.