REGIÓN CENTRO BAJO LA LUPA

El consumo de energía crece en las industrias, pero cae en los domicilios

Por Julio Panceri / CPN – Docente – Consultor /

Con las expectativas y la incertidumbre diaria en la que vivimos y partiendo de la idea que la energía eléctrica es vital para la actividad económica, ya que incide en la conformación de costos y precios dentro de la economía nacional, hacemos un repaso sobre los datos de la demanda y generación de energía eléctrica en el mes de marzo.

Durante el mes de marzo, la generación de energía eléctrica nacional fue de 11.500 GWH y la demanda fue de 11.058 GWh, Cammesa indica que el precio medio de la energía $/Mwh (energía+ potencia+ transporte) fue de $ 5.477,60 el Mwh, hay que recordar que en abril entran en vigencia los aumentos tarifarios.

En cuanto al tema generación de energía eléctrica (de qué manera la generamos), el 65,1% (7.483 Gwh) fue de manera Térmica (usinas), el 17,4% (1.991 Gwh) Hidráulica, 11,3% con fuentes renovables (1.316 Gwh) y 6.2% (711 Gwh) con energía nuclear. Es para destacar la participación que vienen teniendo las renovables en la generación de energía eléctrica.

Por el lado de la generación de energía térmica en el mes de marzo, el combustible más usado fue el Gas Natural (91,4% del total de la generación), 3,4% se realizó con Fuel Oíl, 3,0% con Gas Oíl y 2,3% con Carbón. Por el lado de las fuentes renovables que se utilizaron para generar energía eléctrica, la de mayor consumo fue la eólica que generó 950 Gwh (72,2% del total de renovables), solar con 161 Gwh (12,3%), hidráulica renovable 133 Gwh (10.2%), biomasa 46 Gwh (3,5%) y biogás con 26 Gwh (1,8%).

Observando los datos del consumo de energía eléctrica en el país durante el mes de marzo, encontramos que la cantidad consumida fue de 10.730 Gwh lo que es un 0,11% mayor a lo consumido en marzo 2020 (muy leve diferencia) y 9,6% más de los consumido en el mes de febrero 2021, debido especialmente al aumento de consumo en las consideradas grandes empresas (que están recuperando lentamente el nivel de actividad prepandemia), aunque se observó una caída en los consumos residenciales. Del total del consumo de energía eléctrica en el país (marzo 2021), el 45% corresponde a consumo residencial, el 28% a consumo comercial y el 27% a industrias y grandes comercios (datos Cammesa).

Región.

Las provincias que componen la región, consumieron en conjunto 2.231.324 Mwh, lo que es un 1,6% superior a lo consumido en marzo 2020 y muestra un incremento del 8,2% con respecto al consumo en febrero 2021 (el mes anterior). La Región Centro, representó durante marzo de 2021 el 20,80% del total del consumo de la energía eléctrica del país. En un breve análisis del consumo por cada provincia, observamos:

Entre Ríos:

En el mes de marzo de 2021 el consumo fue de 333.940 Mwh, lo que implica una disminución del 2,3% con respecto a marzo 2020 y un incremento del 5,1% si lo comparamos con el mes anterior (febrero 2021). Lo consumido en la provincia representa el 3,11% del consumo nacional de energía eléctrica.

Córdoba:

La provincia consumió 815.037 Mwh durante marzo, lo que marca un incremento del 1,2% si comparamos con marzo 2020 y del 11,5% con respecto a febrero 2021 (mes anterior). Córdoba representa el 7,60% del consumo nacional de energía eléctrica en el mes de marzo,

Santa Fe:

El consumo provincial de energía eléctrica durante marzo fue de 1.082.347 Mwh lo que implica un aumento del 3,1% comparado con marzo 2020 (interanual) y aumento mensual del 6,9% (febrero 2021). Durante marzo, el consumo provincial de energía eléctrica explicó el 10,09% del consumo nacional.

En índice de inflación de marzo (4,8%, con un 13% en el acumulado de los tres primeros meses del año) y las proyecciones para abril, junto con las nuevas restricciones producto del aumento de los contagios por covid, han hecho que el gobierno nacional reflexione sobre los próximos aumentos tarifarios en materia energética, legisladores oficialistas presentarán en los próximos días un proyecto de ley “Emergencia en los servicios públicos energéticos” con el objeto de frenar las subas de tarifas en la energía eléctrica, lo que va a contramano de la idea del ministerio de economía sobre actualizar tarifas para bajar la incidencia de los subsidios energéticos sobre el déficit de las cuentas públicas. El panorama tarifario energético (energía eléctrica y gas) es complicado, existe atraso en las tarifas, pero la capacidad de consumo de la sociedad cada vez es menor. Nos espera una semana con nuevas restricciones, crecimientos de contagios, peleas políticas y variables económicas que no generan buenas expectativas, en medio de esta tormenta hay que seguir trabajando y produciendo, como siempre le digo manténgase enfocado y optimista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *