AL DÍA PORTADA

¿Cómo afecta la pronunciada bajante del Paraná a la actividad marítima?

“Es súper preocupante”, afirmó Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas.

La altura del río Paraná sigue a la baja y ya levantó la preocupación de los operadores marítimos, que ven que las cargas en las terminales agroexportadoras también empiezan a disminuir. “Es súper preocupante la situación porque está afectando a toda la cuenca y hoy estamos cargando en un Handymax unas 9.700 toneladas menos y en un Panamax, unas 12.000 toneladas menos”, afirmó a ON24 Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas.

El empresario argentino señaló que, si bien el calado de despacho actualmente “es bastante razonable” (29 pies contra 34 en un escenario de normalidad), apuntó que “la falta de altura del agua hace que estemos disminuyendo las cargas de los barcos, con lo cual en Quequén o Bahía Blanca están pagando tres o cinco dólares por tonelada más de lo que habitualmente se paga en Rosario y esto castiga al corazón productivo del país, obviamente”.

Picos.

Concretamente, Wade indicó que “estamos 5 centímetros por debajo del 0 de la escala hidrométrica de Rosario y para la semana que viene, está anunciado 15 centímetros menos”. Recordó que la altura máxima registrada fue en 1998, con 6.44 metros por encima del 0, y el récord de bajante estuvo en 1.32 metros por debajo del 0 en 1944”.

Ante esta situación, el representante de la Cámara marítima remarcó que, aunque “el pico del estiaje está en agosto, en esta oportunidad va a estar en septiembre, por lo que no vemos recuperación inmediata, con lo cual vamos a seguir bajando y quizá nos acerquemos mucho a la bajante histórica”.

“Por suerte, al tener una empresa privada de primer nivel internacional en cargada del dragado, la merma que genera esta bajante no es tan importante como la que podíamos haber tenido”, remarcó Wade. Sin embargo, lamentó que “ahora denunciaron que había un sobredragado, que siempre hay porque técnicamente no podés estar permanentemente con todas las dragas operando; entonces, el gobierno llamó a la empresa y le dijo que no podían dragar porque si no, no les iban a permitir cobrar los peajes. La verdad que es un sinsentido lo que hicieron”, sostuvo.

Fuente: ON24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *