Uncategorized

Casaretto denuncia que la Nación debe 420 millones en certificados de obra

Salió al cruce de un comunicado de la Secretaría de la Nación sobre los fondos enviados a Entre Ríos. Gustavo Sánchez Romero

El titular del Instituto Autárquico Nacional de la Vivienda (IAPV), Marcelo Casaretto, fustigó hoy a la Secretaría Nacional de la Vivienda en virtud del comunicado difundido por DOS FLORINES en que el organismo dependiente de Rogelio Frigerio aseguró que en 2017 giró casi 500 millones a Entre Ríos para financiar viviendas y reducir el déficit en la materia.

Si bien el funcionario provincial no desconoció la cifra emitida desde la Nación, aseguró que no está en discusión eso, sino la notable tardanza que tiene el organismo nacional en materia de certificados de obras y que –según su diagnóstico- alcanza a la cifra de 420 millones, lo que implica varios meses de dilación.

“Cuando se aprueba un plan de viviendas, se hace un acuerdo de financiamiento donde, por ejemplo, la Nación pone 70 % y la provincia el 30 % restante. Entonces cuando llega el momento de cancelar el certificado de obra cada uno pone su parte y se le paga a la empresa. La realidad es que ellos han hecho cumplimiento parcial de esos acuerdos y están debiendo mucho dinero de esos acuerdos. Entonces, en este momento la Nación nos debe a nosotros 420 millones de pesos. De modo que si tomás del año pasado es posible que hayan enviado 500 millones para la provincia, pero no obstante, pero han mandado menos de lo que corresponde, y la Provincia, al momento pagar cada certificado iene que poner el dinero propio y el dinero que la nación no puso. La realidad deben ese dinero, la realidad es que yo he hablando con el Ministro del Interior, con el secretario de Vivienda y no nos dan ningún horizonte de pago y pretenden contestar con un comunicado con un cifra global a lo que no han pagado aún”, refutó Casaretto a la información publicada ayer por DOS FLORINES.

Actos.

Por otro lado, el funcionario provincial destacó el hecho que las últimas visitas del ministro Rogelio Frigerio a la provincia fue para inaugurar viviendas, de las que –aseguró- no debe mucho dinero en materia de certificados.

“Estuvo en Concepción del Uruguay y nos deben los últimos cuatro meses de certificados de esa obra. De la misma manera vino a inaugurar casas en San Benito y nos deben los certificados de esas casas. Entonces la vivienda pública en Entre Ríos se está manteniendo exclusivamente con fondos provinciales. Estamos pagando lo nuestro y lo de ellos”, subrayó el titular del IAPV.

Dijo, además, que a dos años y medio del gobierno de Mauricio Macri no se ha aprobado un solo proyecto de viviendas en Entre Ríos desde la Secretaría de Vivienda de la Nación a través del IAPV. “Si se han aprobado algunos proyectos con los municipios –a los cuales le deben millones- pero a través del AIPV no hay ningún proyecto. Lo que estamos inaugurando ahora son proyectos aprobados en 2015 para atrás –del gobierno anterior- y se están inaugurando con fondos provinciales porque ellos no mandan el dinero. Esa es la realidad”, precisó.

Promesa.

Casaretto avanzó asegurando que el viernes pasado el ministro del Interior “me dijo que me iba a hacer un calendario de pago de esos 420 millones que nos deben y no hicieron ningún calendario. Hoy ya es miércoles y tampoco tenemos un horizonte de cuándo nos piensan pagar. A veces no hay que ser tan ligeros con la boca y la prensa, sino con la lapicera para firmar esos certificados de obra atrasados”, fustigó el funcionario.

Finalmente, y para reforzar lo expuesto, Casarettó reveló que muchos intendentes de Cambiemos de ciudades de Entre Ríos golpean a diario la puerta de su oficina para demandar obras que la Nación no envía. “Van a Buenos Aires pidiendo viviendas y están cansados que los tengan a las vueltas. A dos años y medio no consiguen que le aprueben absolutamente nada. Así puedo mencionar que en los últimos días han estado los intendentes de Diamante, Crespo, Bovril, Piedras Blancas, y si querés sigo mencionando. Ellos vienen a mi oficina porque saben que ese hueso no tiene carne. Hablan mucho y hacen pocas obras. Y con el acuerdo con el FMI calculo que harán mucho menos”, concluyó el funcionario oriundo de Rosario del Tala.

Deja un comentario