EMPRESAS PORTADA

Carnes del Interior frena inversiones y finalizan el contrato de 25 trabajadores

Lequio negó que fueran despidos en el frigorífico de María Luisa, pero confirmó que el “personal a prueba” no seguirá en la empresa por interrupción de inversiones. “La situación nos obliga a desarticular todo este proceso de previsión de crecimiento”, lamentó. Nahuel Amore

La familia Lequio, que integra la cadena cárnica en Entre Ríos y otras provincias del país, decidió poner un freno a algunas de las inversiones previstas. Esta decisión, en el marco de las medidas nacionales que impactan en el sector y por las cuales dejarán de facturar 5 millones de dólares en el mes, comenzó a tener sus efectos en la política de contratación de personal. Es por ello que en el frigorífico Carnes del Interior no tendrán en cuenta a 25 trabajadores que habían tomado a prueba.

Ante las versiones que circulaban en redes sociales que advertían por 50 personas que quedaron desempleadas, Leonardo Lequio, presidente del grupo empresario, negó que fuera esa cantidad y explicó que se trata de personas a quienes se les termina el contrato temporal. “No son 50 despidos, son 25 personas a quienes se les finaliza el período de prueba, que realizaban entrenamiento”, dijo a DOS FLORINES.

En ese sentido, aclaró que “el personal estaba realizando tareas de prueba, tenía menos de tres meses y estaba recién aprendiendo, sin funciones particulares; se habían incorporado para realizar rotaciones y hacer futuros reemplazos”. No obstante, lamentó: “La situación actual nos obliga a desarticular todo ese proceso de previsión de crecimiento. Nos empujan a frenar esa inversión. Es una realidad lamentable”.

Lequio describió un escenario complejo e incierto para la cadena, que termina repercutiendo en un freno a la generación de empleo. “Lo lamento mucho por los trabajadores y sus familias, porque hoy la cosa está complicada, pero nos vienen pegando muy duro. La pandemia nos hizo cerrar los restaurantes, las ventas vienen a la baja, el cierre de exportaciones es otro golpe, el aumento de la inflación en los costos productivos vienen fuertes. Son cachetadas y ninguna caricia”, expresó.

Empleo

La familia Lequio, de capitales santafesinos, profundizó en los últimos años el proceso de expansión en Entre Ríos, no sólo con la compra de la mayoría accionaria del frigorífico de Oro Verde y Aldea María Luisa, sino también con empresas vinculadas a subproductos de origen animal. Del mismo modo, la estrategia obligó a la creación de cientos de puestos de trabajo.

“Somos empleadores natos. Cuando llegamos a Entre Ríos, trabajaban 120 personas en el Frigorífico Alberdi y hoy hay 550; en Carnes del Interior cuando la compramos tenía 120 empleados y hoy tiene 230”, resaltó Lequio, quien lamentó no poder continuar con este proceso, de la mano del crecimiento en el mercado interno y externo que habían logrado.

“Para nosotros es muy complejo formar gente que sepa trabajar en la industria. Eso se realiza con mucha antelación. Una persona que aprende a despostar, a charquear una nalga, cortar bifes, tiene años de experiencia. Mucha gente se jubila y hay que preparar a las generaciones. Eso lleva tiempo”, analizó.

Desde esta perspectiva, el empresario cuestionó el impacto negativo de las medidas del Gobierno de Alberto Fernández. “De golpe, frenaron la actividad a cero y no sabemos qué va a pasar. Esta realidad es lamentable. Por eso, en ningún momento me genera satisfacción tener que sacar una persona. Pero si no tengo trabajo para que realice y no hay previsibilidad de qué hacer, estamos en problemas”, sostuvo.

Inversiones

Ante la consulta de DOS FLORINES respecto de las previsiones de crecimiento que se interrumpen, señaló que la empresa viene realizando compras de equipos de frío y otras inversiones que posibilitan una ampliación de capacidad operativa. No obstante, el cierre de exportaciones y otras medidas restrictivas significan un golpe fuerte que comienzan a sentir.

“Cuando estás con una previsión de crecimiento de mediano plazo, se planifican inversiones en equipos, en capacidad y mejoramiento de distintos sectores, además de contratar personas para hacer escuela y realizar reposición de gente que se jubila o renuncia”, explicó.

Sin embargo, decidieron poner pausa a estas decisiones. “Lamentablemente en esta ocasión tuvimos que interrumpirlo y reestructurarnos como grupo. En este caso, no son 50 personas despedidas, pero está vinculado con lo que está pasando. Esto no tiene que ver solamente con el cierre de las exportaciones sino con la situación general”, manifestó.

“La energía nos subió un 100%. De marzo a abril tuvimos un incremento importante. Las plantas pagan el doble de energía. Los precios vienen a la baja. Con estas medidas que espera el Gobierno, se espera una contracción de la actividad”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *