Uncategorized

Bossio en Paraná: “Queremos ser una alternativa”

El diputado nacional repensó la unión del peronismo ante la ley de emergencia tarifaria y frente a las políticas de Cambiemos. “Estamos hallando puntos de encuentro”, remarcó. Nahuel Amore

 

El diputado nacional repensó la unión del peronismo ante la ley de emergencia tarifaria y frente a las políticas de Cambiemos. “Estamos hallando puntos de encuentro”, remarcó.

Nahuel Amore | Dos Florines

Diego Bossio desembarcó el pasado viernes en Paraná, en el marco de las XVI Jornadas Provinciales de Profesionales de Ciencias Económicas de Entre Ríos. El diputado nacional mantuvo un mano a mano con DOS FLORINES y analizó cómo queda parado el peronismo, frente a la unidad que lograron en el Congreso para votar la ley de emergencia tarifaria y que a las pocas horas fue vetada por el presidente Mauricio Macri. “Queremos ser una alternativa”, sostuvo, contundente.

“Nosotros hemos trabajado con Marco Lavagna, con Sergio Massa, con Florencio Randazzo, con los gobernadores, en la idea de tener una alternativa pensando en la Argentina del momento, en la coyuntura y también en el futuro”, expresó el legislador, pero se atajó: “Esa es una tarea que no es sencilla, no es fácil”.

En este sentido, amplió: “Nuestra apuesta es generar una alternativa. No es bueno hablar de una cuestión electoral en el momento que vive la Argentina. Pero no quiero ser hipócrita tampoco: nosotros queremos ser una alternativa y en ese marco estamos hallando puntos de encuentro. Muchos ya los teníamos y otros se han profundizado”.

Bossio señaló que “hay otros dirigentes políticos que han optado por otros caminos”, pero consideró que “la construcción de consensos y de encuentros en el Parlamento muchas veces significa que tengamos que dialogar con otros sectores políticos”. “Cuando uno dialoga con el Gobierno, también lo hace con otros actores de la dirigencia política”, añadió.

La discusión por las tarifas

Claramente, la discusión y aprobación de una ley que frenara los aumentos de los servicios significó un importante punto de confluencia de sectores de la oposición. Sin embargo, para Bossio lo que estaba en juego no era el poder, como los acusó el propio Presidente durante la conferencia de prensa que brindó en Salta luego de haber vetado la normativa que el Senado terminó de sancionar.

“Es un fracaso de la política que no hayamos podido resolver un tema que no es de la dirigencia política. Nosotros no estamos discutiendo poder, esa es la equivocación o el error más grande del presidente Macri. Nosotros estamos discutiendo un tema que es un problema real de muchas familias argentinas, de muchas pymes, de muchas empresas”, planteó.

“Frente a eso, hemos trabajado junto con otros dirigentes políticos en llegar a un acuerdo, que no son sencillos, en una propuesta razonable. Lo primero que hicimos fue leer el fallo de la Corte para que justamente tenga algún criterio de razonabilidad y jurisprudencia”, señaló, y destacó: “Lo segundo fue tomar ideas que tengan que ver con algo sensato y de sentido común, sobre todo después de dos años de incremento muy fuerte de las tarifas, en algunos casos de más del 1.000%, y donde todas las empresas energéticas recuperaron sus balance”.

Desde esta perspectiva, el exfuncionario del kirchnerismo planteó que “era momento de poner racionalidad y de que las tarifas aumentaran como evoluciona el salario; una propuesta para dialogar, para debatir, para poder trabajar junto con el Poder Ejecutivo”. Al respecto, cuestionó que frente a esto “el Poder Ejecutivo lo único que hace es descalificar, agraviar, desautorizar y fracasa la política. Porque la verdad el veto termina no resolviendo el tema”.

El diálogo con el macrismo

“Hemos dado testimonio de discutir los temas. Si nos dijeran que somos una oposición intransigente, que se opone por oponerse, que no se arremanga, pero no. Hemos dado testimonio de que las cosas que había que discutirse en el Parlamento podían discutirse”, manifestó.

Consultado respecto de la tensión que se genera entre el peronismo “dialoguista” y el oficialismo, Bossio corrió el eje y aseguró: “Nosotros somos el peronismo, el diálogo es una virtud de la democracia y del ejercicio democrático. Yo creo en el diálogo, pero tiene que ser una cuestión en donde se puedan tocar todos los temas. Muchas veces nos ponen etiquetas, pero lo cierto es que nosotros somos peronistas, tenemos una convicción y tenemos una lógica y respetamos nuestras ideas”.

Hecha su aclaración, sostuvo que la relación con el macrismo “sigue de la misma manera, con una profunda vocación de resolver los temas concretos en la Argentina, pero también diciéndole al Gobierno que si no cambia el rumbo, evidentemente la Argentina no va a tener, por lo menos en el marco de la política, coincidencias”. “Hay muchas cosas para buscar encuentros”, acotó.

El proyecto y la grieta

El diputado subrayó que la declaración de emergencia tarifaria fue “un proyecto de ley que nació del bloque de Sergio Massa, hoy Graciela Camaño y nuestro bloque federal, del Frente Renovador” y que “el corazón y el alma tiene que ver con algo de sentido común, aparte transitorio, porque no decimos que esto es de por vida, sino que hay una coyuntura, aumentan los precios en el supermercado, las prepagas, los colegios y la clase media tiene dificultades”.

En esta línea, dijo además que “hay un problema federal que está expresado en la ley” y por lo cual resulta necesario “encontrar un equilibrio”. “Lo que pagan acá no tiene nada que ver con lo que pagan en Puerto Madero y había que encontrar una solución. Eso queríamos discutir con el Poder Ejecutivo”, indicó.

Partiendo de esta base, Bossio criticó la estrategia del oficialismo para deslegitimar la discusión parlamentaria. “Ahora bien, si la intransigencia es ‘son un mamarracho’, yo le pido al Presidente que se tranquilice, que se calme, porque en la Argentina seguir apostando a la grieta tiene dos ganadores: el pasado y Macri, mientras millones de argentinos quedan en el medio y no les dan soluciones”.

La seguridad social

Por otro lado, este cronista de DOS FLORINES le consultó a quien fuera director ejecutivo de Anses entre 2009 y 2015, sobre las políticas de ajuste que está acelerando el Gobierno nacional y que pone en jaque el punto más sensible del “gasto social”. Las dudas surgen tras la negociación de un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de los condicionamientos que impone para achicar el déficit fiscal.

“La seguridad social, cuando nosotros dejamos la gestión, implicaba aproximadamente el 9,6% del PBI. Hoy significa el 12,5% del PBI, por algunas decisiones que tomó el Gobierno y fundamentalmente la Reparación Histórica, que tenía un costado reparador y un costado que evidentemente ponía en jaque la sustentabilidad”, analizó.

En esta línea, recordó que “la experiencia reciente muestra que las cuestiones que tienen que ver con los jubilados son muy sensibles en la Argentina”. Por lo cual, sostuvo: “No creemos que la solución sea ajustar por los sectores más vulnerables, o ajustar por aquellos sectores que efectivamente, aun cuando significa una importante erogación del presupuesto nacional, siguen padeciendo un montón de dificultades”.

“Espero que dentro del programa de ajuste que plantea el Gobierno al FMI –porque cuando uno va al FMI no negocia un crédito sino un programa económico–, se preserve la protección social en la Argentina”, auguró. De igual modo, reconoció: “Tiene que darse un debate de la protección social de la Argentina”.

Desde esta perspectiva, Bossio planteó que resulta necesario “debatir qué nos pasa a los argentinos que uno de cada tres trabajadores no está formalizado y que eso genera estructuralmente un problema cuando tenés universalidad de jubilaciones pero no tenés universalidad de aportes y contribuciones. Evidentemente es un tema a resolver en un marco de discusión económica, productiva y política más amplia”.

No obstante, en su conclusión remarcó: “Pero independientemente de eso, sería muy injusto que el Gobierno plantee ajustar, sobre todo cuando viene de decirle a las grandes empresas agropecuarias que no le va a subir las retenciones. Esperemos que frente a eso no sean los más débiles lo que tengan que pagar la historia”.

Deja un comentario