Libertad ratifica la inversión con mayor superficie pero no confirma fecha

Luis Emilio Moreno Sánchez, director general del Grupo confirma cambios y dice que siente la presión general . Luego de la integración con el grupo colombiano Éxito, el CEO en Argentina de la empresa de hipermercados y paseos comerciales  -ambos de Grupo Casino- asegura que el proyecto no tiene marcha atrás pero que dependerá de algunas mejoras en cuanto a más superficie en la construcción en el terreno del ex Hipódromo. Dice que habrá una ampliación con más locales en la galería comercial y en diálogo con DOS FLORINES asegura que la inversión superará los 40 millones de dólares que se volcará en Paraná de acuerdo al flujo interno del negocio en el país. Se muestra optimista en cuanto a las expectativas de la industria del retail sobre el consumo en el país en los próximos meses.

Gustavo Sánchez Romero - Dos Florines (Enviado especial a Córdoba)


El CEO de Grupo Libertad, por el solo hecho de ser un actor clave de la industria del consumo minorista en la economía nacional en estos días, se convierte casi en un hallazgo cuando dice que acepta la entrevista que DOS FLORINES le propone para hablar sobre un abanico de temas que incluye desde la reestructuración que se hizo con la integración de la cadena argentina de hipermercados y paseos comerciales al grupo colombiano Éxito, también dependiente de Francia , hasta los cambios en los hábitos en el mercado o los nuevos formatos como los de proximidad y el avance increíble de las ventas por internet (e-commerce).
Pero periodísticamente se convierte en una oportunidad ineludible si se entiende que es el hombre que debe decidir acerca de la puesta en práctica del complejo en el predio del ex hipódromo de Paraná y que ya cuenta con un derrotero de ocho años.
En ese caso, de las principales preguntas que todo periodista debe hacer para lograr la mayor información posible de su entrevistado y brindar al lector un panorama del pensamiento y acción del CEO de Grupo Libertad en la Argentina, le caben básicamente dos: cuándo y cómo. El resto se dará por añadidura.
Luis Emilio Moreno Sánchez, el director general de Grupo Libertad sabe o intuye esto. Sin embargo  aceptará la entrevista sin imponer condiciones ni tiempos. Como un buen caballero español invita a pasar a una oficina discreta, casi minimalista, ubicada en una de las alas del complejo que Libertad posee en Lugones, al este de Córdoba, ya que hasta allí llegamos para realizar estas y muchas otras preguntas. No esquivó ninguna este licenciado en Administración de Empresas nacido en Salamanca hace 48 años y que hace más de 23 que trabaja en la industria del retail en empresas como  Wal Mart, Carrefour o el grupo holandés  Ahold, entre otros, en países como Corea del Sur, España, Malasia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú. Adusto, parco, de palabras escazas pero concretas. No evade, pero tampoco desborda. Es muy rápido para responder, ora del funcionamiento del mercado mundial como de los detalles del proyecto del paseo comercial en Paraná. Sobre esto último no duda en referirse a los otros inversores, al Estado y a sus propias decisiones. Hace 14 meses que está en Argentina y debe resolver, más temprano que tarde, el intríngulis que significa el monumental proyecto integral de la capital entrerriana.

 

Claves.
-¿Está en condiciones de ratificar la inversión de Libertad en Paraná?
-A raíz de esta integración sucede que hay un tema de validación de planes de negocios y lo que estaba previsto hacer hay que compartirlo con el nuevo management. Tuvimos que hablar con Éxito y explicarle lo que queríamos hacer y ellos tienen su input. Con respecto a Paraná se lo presentamos, cómo estaba configurado y el input que hemos tenido viene en dos direcciones. La primera de ella es que es un proyecto totalmente compatible con su visión de negocios ya que ellos están acelerando el formato de paseos comerciales en sus tiendas donde tienen 300 mil metros cuadrados de galerías comerciales y quieren llevarlo a 500 mil. De manera que el negocio dual de galería y centro comercial claramente fue validado y encaja con lo que pretenden. Lo que si puede haber algún cambio.

-¿En qué sentido?
-Nuestro proyecto original era un hipermercado en torno a los 5 mil o 6 metros cuadrados y una galería comercial que contenía cines en torno a los 8 mil metros cuadrados.

-¿Es decir que antes de la integración de Éxito tampoco tenía una fecha exacta de inicio de obra?
-Nosotros nos propusimos iniciar la obra en finales de 2016 si es que ejecutábamos la expansión de las otras tiendas. Es una fecha tentativa, siempre calzando nuestro flujo de fondos. La apertura podría ser a mediados de 2017. Tenga en cuenta que la aprobación final de la Comuna se dio a principios de 2015, posteriormente hubo que hacer una donación de infraestructura pública que llevó su proceso. Yo entiendo que el proyecto tiene varios años de historia, pero cuando yo llegué no teníamos un proyecto aprobado por la Municipalidad, no estaba la infraestructura aceptada y donada por la Municipalidad. Todo esto sucedió en 10 meses, y ahora tenemos la circunstancia que queremos revisarlo en positivo.

“Las obras deberían ser simultáneas entre Libertad y los otros proyectos”
Luis Emilio Moreno Sánchez no sólo brinda detalles sobre los cambios que podría sufrir el proyecto original con más metros cuadrados sino que habla de la virtual competencia en la ex fábrica de fósforos, de la relación con el Estado, define cómo será su negocio y hasta arroja una posibilidad que podría modificar la escala de prioridades: “Todos esperan de Libertad la patada inicial y la presión se siente sólo de este lado. Estamos dispuestos a acelerar los tiempos pero vamos en simultáneo con todos los inversores del predio, porque necesitamos complementación”, afirmó abriendo la posibilidad de una mesa de acuerdos entre privados.
El proyecto en las 23 hectáreas que posee Paraná es mucho más que Libertad, que ocupa 6.2 hectáreas. Allí habrá –dicen- un casino, locales, torres de departamentos, bancos, concesionarias de autos y hasta algunos osan imaginar hoteles cinco estrellas. Varios fueron los inversores que adquieren lotes –a un valor promedio de 500 dólares el metro cuadrado, y bien ambiciosos son los proyectos que se esbozan para el futuro emprendimiento, que ya cuenta con las obras que hizo que la Comuna –que embellecieron el predio, por cierto- entre las que se incluye la plaza que es hoy muy concurrida.
Pero todo parece indicar que se juega una partida de ajedrez donde todos esperan que Libertad haga su jugada primero con el centro de compras y el paseo comercial con locales, cines y estacionamientos. Inicialmente el CEO (Chief Executive Officer) de la compañía de retail prefiere no aceptarlo abiertamente, pero finalmente termina cediendo y reconoce que sienten presiones propias de los actores interesados e indirectamente de la comunidad para que comiencen con el proceso de obras. Por ahora parece difícil tener precisiones euclidianas al respecto, sólo aproximaciones, manifestaciones de buena voluntad y un pedido que se alineen los planetas para que si el flujo de fondos propio lo permite, avanzan las obras de otros centros que poseen en el país, y se cumplen los plazos endógenos e exógenos, finalmente se concrete lo que hasta ahora ha sido una flecha de ilusiones metastásica. ¿Será que en materia de inversiones siempre será todo tan difícil y enrevesado para Paraná?

Cambios. Libertad posee unos 62 mil metros cuadrados en el centro del mapa de la ex pista de caballos. El proyecto del hipermercado tiene un solo nivel, al igual que el estacionamiento. El paseo posee dos niveles en el proyecto original. Dice el empresario que cuando Éxito se hizo cargo de Libertad debieron comenzar a conversar sobre el proyecto, la sugerencia fue existiendo terreno vacante para otro momento y que opción más saludable era aprovecharlo hoy, y se considera por estos días que el área de paseo comercial puede ser ampliable y pueda extenderse más allá. “Estamos revisando con Éxito los planos de configuración y más bien apostamos a una ampliación que nos lleve a unos 15 metros de galería comercial frente a los 8 mil de galería comercial que hay proyectados hoy.  Visualizamos que en la Argentina en algún momento se dará una cierta apertura a marcas internacionales que se están yendo del país por las restricciones –hoy el 80 % son marcas nacionales- pero Zara o cualquier otra estarían felices de tener 80 tiendas aquí”, aventuró Moreno Sánchez.

-Por restricción entiende imposibilidad de remisión de utilidades- preguntó adivinando la pregunta esta Hoja.
El ejecutivo contestó afirmativamente y agregó que también refiere a las importaciones. “Eso cambiará, no sabemos si en 2016 o 2017 y queremos estar preparados para ese momento. Todo lo que sea flexibilizar al mercado creo que está bien. De otro modo es difícil explicar por qué los argentinos van a Miami a comprar ropa. Si le ofrecemos al cliente lo que busca sin salir del país será una opción que querrán instalarse en shopping y nosotros queremos tener los metros cuadrados para atender esa demanda”, conjeturó, persuadido que los paranaenses agradecerán la ampliación.

-Esto implica cambio en la ecuación financiera y mayor inversión…
-Sí, así es. El deseo de hacerlo está, y el cambio accionario no impacta sobre el proyecto. Pero si se decide esta ampliación quizá sea necesario una readecuación de permisos porque cualquier cambio constructivo demandará la solicitud en el ámbito municipal y esperamos que las autoridades nos acompañen con. En el proyecto aprobado todas las solicitudes que nos hicieron, como en el caso del tratamiento del agua fueron realizadas para no aumentar los problemas de inundación y nosotros presentamos un proyecto de laguna de contención.

-¿Esto estaría generando una nueva dilación?
-Y sí… porque ahora estamos consensuando con nuestros colegas de Éxito cómo será el proyecto final. Le recuerdo que esta integración accionaria a nivel continental sucedió hace un mes y una vez que tengamos la decisión sobre la nueva configuración habrá que hacer un trámite administrativo.

Prioridades. Viendo este nuevo escenario, la pregunta necesaria es qué plazos se manejaban antes de la integración con Éxito. En este punto el empresario español asegura que hay un “cierto conflicto de prioridades”. Allí es donde refiere a la impactante ampliación que realizaron recientemente de la galería comercial junto al shopping en el Paseo Lugones al este de Córdoba, lo que significó una inversión de unos 50 millones de pesos. “Hay otras 12 tiendas más con proyectos de ampliación de la galería comercial en el país. El conflicto que se nos presentaba es un tema de timing, y en el tema de retorno sobre inversión generalmente es mucho más atractivo extender un predio que ya tiene una inversión hecha. Desde el punto de vista de prioridades prefieres tomarlo por ese lado. También es cierto que hablamos de autofinanciamiento porque reinvertimos el 100 % de las ganancias”, reseña.

-¿No pueden remitir utilidades pero tampoco reciben fondos?
-Claro, así es. Aquí el cepo funciona en ambas direcciones. El Grupo Casino ha reinvertido siempre sus utilidades.

-De manera que los plazos dependerán del flujo de fondos y otras variables…
-El flujo de fondos se puede flexibilizar porque a nivel de grupo, creo que ahora tiene que ver más una revisión interna para saber cuál es la dimensión que queremos darle a ese proyecto y después si esa dimensión adicional requiere de reaprobaciones los tiempos serán los administrativos. Por eso tampoco le pusimos una fecha concreta porque no estaba todo en nuestras manos.

-A ojo de buen cubero, alguna aproximación tendrá in pectore…
-Luego de la integración nosotros mantendríamos los plazos aproximados. Vemos si queremos ampliarlo, lo interactuamos con la Municipalidad y si se conduce con la velocidad del caso estaremos allí ya que tenemos toda la logística para hacerlo.

Inversión: Según afirma el director general de la compañía el monto del proyecto se ubicaba con 30 millones de dólares, y con los cambios previstos se irían a 40 millones de moneda dura, pasando de 8 mil a 15 metros cuadrados de galería comercial.
Recursos humanos: Según los números de Libertad el proyecto de Paraná generará unos 250 empleos directos más lo que generen los locales comerciales, que serían unos 100. Esto sumaría unos 400 empleados más a cuatro por local. El grupo tiene 15 paseos, 1500 locatarios y en total hay en ronda unos 10 mil empleados directos.
Facturación estimada: Dice que es información sensible de la empresa, pero Sánchez Moreno entiende que un proyecto como el de Paraná factura anualmente en un rango ubicado entre los 25 y 40 millones de dólares en cualquier compañía del negocio. “Claramente piense que es un recupero a largo plazo, estamos hablando de horizontes de 30 o 40 años”, dice.
Relación con el Estado: “Hay cordialidad, los canales de comunicación están abiertos. En nuestras últimas interacciones dimos el mensaje de continuidad del interés. Es cierto que ellos han querido que pongamos una fecha fija y nosotros queremos tener la libertad de negocios de poder acomodar las fechas en función de las posibilidades. Lo que le puedo asegurar es que el proyecto se hará. No queremos quedar mal generando un compromiso de fecha con algunas incertidumbres  que escapan a nuestro control”, dijo con respecto al gobierno de Blanca Osuna.
Optimismo: “Las perspectivas generales de la Argentina cuentan con optimismo generalizado.  En principio la industria del retail cree el futuro es bueno en términos generales. Quizá el 2016 no será tan fácil pero los desajustes que hoy existen se pueden ir corrigiendo, según lo que dicen todos en el negocio y como es un tema sensible”, reseñó Luis Emilio.

Y a mi por qué me miran…
Luis Emilio Sánchez Moreno no busca victimizarse, más bien se pone algo enérgico pero sin perder un ápice la corrección a la que se ajusta con rigor castellano. Deja entrever cierta injusticia hacia el grupo por el retraso, y entiende que mucho pusieron y mucho más se pondrá. Pero aquí se despacha con una propuesta que no parece ilógica, aunque si tan extemporánea como ilusoria para  la cultura del inversor local. Pero empecemos por las presiones.

-¿Siente presión desde Paraná para iniciar la obra?
-Yo entiendo las expectativas de Paraná y que lleva varios años. También se que hubo mucho ruido en el proceso. Nuestra intención claramente es llevarlo adelante. Estimamos que el costo que tenemos invertido hasta hoy en ese predio entre costos del terreno e infraestructura alcanza los 8 millones de dólares.

-El nunca bien ponderado costo hundido…
-Sí, tal cual. Con lo que queda clara la intención de hacerlo, pero también porque entendemos que Paraná no tiene un paseo comercial, no tiene buenos cines, no tiene una propuesta de ocio y nuestro expertise es precisamente traer esa propuesta al interior del país.

-¿Le preocupa que haya aparecido un competidor con el nuevo proyecto de la ex fábrica de fósforos?
-No, porque al fin y al cabo nuestros proyectos son para los próximos 40 años, y en tanto tiempo competidores siempre van a aparecer, y da lo mismo que sea al inicio o al cuarto año. Eso es ley de mercado, ley de vida. Nuestra propuesta en cuanto a comodidad, al poder del hipermercado, más el contexto natural del parque del ex hipódromo se presenta como una propuesta superadora. Cada uno entiende qué tiene para ofrecerle al cliente a su manera. Es ley.
Modelo.

-Le repito la pregunta: ¿Siente presiones, apuros, urgencias?, póngale el nombre que guste.
-Sí, lo percibimos. Sentimos que hay urgencias para plasmar el proyecto en fecha y a ese apuro nuestra respuesta ha sido que haremos ese proyecto, no tenemos otra intención, y si no ya hubiésemos salido. Nosotros queremos crecer con el modelo de negocios que nos está funcionando, y ese es el dual de hipermercado con mucha galería comercial. El proyecto de Paraná es exactamente de eso.

-¿Entiende también que hay inversores que están esperando la patada inicial para avanzar ellos?
-Es es un tema importante y no menor. Nosotros hubiésemos dado una altísima bienvenida a que esa patada inicial no sea única de Libertad. Porque sentimos que esa presión es únicamente hacia Libertad. Todos los demás están esperando que Libertad sea la punta de lanza para que de su lado se genere la plusvalía. Cuando interactuamos con la Municipalidad dijimos de trabajar en acompañamiento. Estamos dispuestos a acelerar los tiempos pero si  vamos en simultáneo.

-¿Cuando usted ponga la primera máquina en el predio los demás harán lo mismo?
-Si eso fuera así me gustaría acordarlo. Tener el compromiso de que si nosotros levantamos el centro el resto lo harán sus torres de apartamentos y sus proyectos. Será un factor de aceleración que nos motivaría. Como digo, es un tema de prioridades. Podemos parar cuatro tiendas que tenemos y anticipar Paraná, podemos emprender otro, depende de las condiciones.

-¿Asegura entonces que si  se logra conformar una mesa de inversores ustedes anuncian una fecha?
-Sí. Poder ir en paralelo con todo el desarrollo del predio. Para un retailer no hay nada mejor. Entiendo que el resto tiene intereses en que avancemos, pero no sé si podríamos acordar ir en simultáneo. No hubo ese ofrecimiento, pero nosotros seríamos altamente receptivos. No hay que intensificar la presión individual. Se que hay un interés común en que nosotros vayamos. No se si tengo tan claro que exista una voluntad pactada de una simultaneidad en la inversión. A nosotros nos exigen una fecha pero no a los demás señores que tienen que iniciar inversiones residenciales.

La integración
Hace un mes, cuando se conoció la adquisición de Libertad de parte de Éxito, DOS FLORINES solicitó una entrevista para conocer los detalles de la operación y si podría afectar a la inversión en Paraná. Este jueves la empresa, tras la gestión de su director de Legales y Relaciones Institucionales, Diego Sabat, aceptó el convite y Sánchez Moreno explicó la integración empresaria del siguiente modo:  Libertad era propiedad del grupo francés Casino desde el año 1998, y era 100 % propietario. Reportaba resultados directamente con Francia. A su vez, el grupo Casino era propietario del Grupo Éxito, al que ingresó en Colombia en 2007 adquiriendo el 55 % de las acciones. El otro 45 % son inversores privados, muchos de ellos fondos de pensiones e inversores privados e institucionales del mundo ya que la empresa cotiza en la Bolsa de Colombia y posee alta estabilidad previsibilidad en resultados. Es el líder del retail en Colombia con un volumen de venta que equivale a la suma de los tres siguientes competidores. Tiene 100 años de trayectoria, es  muy arraigada y reconocida ya que es el primer empleador privado de Colombia con 45 mil puestos. Asimismo, Casino era propietario de la mayoría de acciones del grupo Pao de Azucar, líder en Brasil, y hace cuatro años el Grupo Éxito había integrado la operación de Uruguay, donde posee 54 tiendas y es líder con las marcas Devoto, Disco y Géant. Esa operación ya se integró en 2011, que es igual a la que hizo hace un mes con Libertad. Éxito pasa a tener toda la operación de retail de Latinoamérica. “Esto tiene que ver con la potencialidad de generar sinergias y colaboración con empresas afines, y ahora respondemos todos a una misma línea general y decidió que esto era lo óptimo y se interactúa en forma más cercana”.
Tanto en Colombia como en Brasil tienen hipermercados, supermercados, tiendas de proximidad, e-commerce, galerías comerciales, cash and carry y “todo el espectro del retail que está siendo impacto por la penetración de e-commerce, por formatos de proximidad, porque los mayoristas van al cliente final. Casino a nivel mundial tiene una compañía a nivel global que opera en la Bolsa de Nueva York que es la sexta a nivel global en e-commerce y está en muchos países y será la que liderará los países de Latinoamérica con su propia fortaleza. Es una de las alternativas que estamos evaluando para Libertad porque Argentina tiene una de las más altas penetraciones en compras de e-commerce”.