Bordet tiene una gran oportunidad de financiarse con el Mercado de Capitales

Adelmo Gabbi,  presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en Paraná. El inefable hombre fuerte de la Bolsa, que alguna vez fue víctima directa de la flecha encendida del discurso de Cristina Fernández, volvió a la ciudad para ser parte de la IIIª Jornada de Infraestructura y Construcción que organizó la Cámara de la Construcción de Entre Ríos. Enmarcado en el discurso general del empresariado sobre el momento, vaticina el regreso de la Argentina al status de País Emergente y cree que hoy sobre dinero, lo que faltan son clientes que los busquen.

Gustavo Sánchez Romero/ Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

 

 

Es un personaje indeleble y irrefutable del mundo financiero. Es amable, directo y osado –al límite de jugar con la línea del off the record- y siempre juega fuerte cuando le toca hablar en público. Nacido y formado en “la calle”, sin títulos universitarios, lleva la piel de elefante a todos lados y se aguanta los latigazos. Es el mismo que fue amigo personal de Néstor y Cristina –desde hace más de 30 años- y el que sufrió el fuste de la ex presidenta que lo llamó “procesado” y defensor de la economía del default. Estuvo en Paraná convocado por la Cámara del Comercio Exterior y no dudó un momento en jugarse todas las fichas en el hotel Mayorazgo por el modelo económico y aventurar un futuro promisorio. Habló algunos minutos con Gustavo Bordet y le aconsejó que se arme de buenos proyectos que el mercado de capitales está ávido por financiar el crecimiento de la infraestructura de la Nación. Café en la mano, conversó otra vez con DOS FLORINES y vaticinó la explosión de las Pymes en el Mercado de Capitales, a través de las nuevas obligaciones negociables. “Sobra la guita”, dice Adelmo.

-¿Qué está faltando para que l Mercado de Capitales vuelque hacia el sistema de créditos hipotecario?
- El Mercado de Capitales ha cambiado sustancialmente. Por empezar, sobra el dinero. Lo que estamos esperando es que venga la gente a buscar el dinero. Ahí hay un problema serio y es que nosotros no sabemos educar, y la gente no sabe y no quiere educarse. Pero la realidad es que en este momento se puede ubicar financiamiento de corto y mediano plazo con mucha facilidad en el sistema bursátil argentino. En el caso particular –y recién lo hablaba con el gobernador Bordet- de la provincia de Entre Ríos bien podría conseguir créditos para infraestructura a través de cualquier instrumento del mercado porque la plata está. Es bastante razonable que los créditos de infraestructura que van a ser disfrutados por muchas generaciones, sean pagados por muchas generaciones. También se han pagado por muchas generaciones y de ninguna manera al contado. Un crédito, que va a ser usado por muchas generaciones, que se pueda pagar por muchos años.

-Pero hay cierta hostilidad hacia el largo plazo, si no miremos lo que sucedió con el bono a 100 años…
-Bueno, el bono a 100 años es un acierto. Es que la realidad que un momento como este en que los fondos de pensión internacional están casi quebrados, porque preveían la vida útil de la gente hasta los 70 años y hoy están viviendo 90 años; preveían una tasa del 8 o 10 % y hoy hay tasas negativas en el mundo; nosotros, dando una tasa de 4 o 5 % a 100 años conseguimos financiamiento a rajabonetes (sic).

DEUDA.
-Pero el tema sigue siendo que la Nación tiene que autorizar a las provincias para endeudarse…

-La Nación tiene que autorizar a las provincias para que se endeuden, pero es muy fácil conseguirlo. Para todas las provincias es fácil si tienen un proyecto interesante, no para pagar sueldos, ni para incrementar el gasto público. Para obras de infraestructura, es sumamente fácil.

-¿A qué tasa, 6%?
-O menos. Argentina está pagando 6 % y las provincias están pagando 6 %; pero pasada las elecciones no tenga dudas que la tasa va a caer y habrá mucho dinero para la Argentina.

-Es de esperar que si sucede lo que se vaticina, también el Riesgo País va a caer mucho.
-Sin ninguna duda. El Riesgo País caerá notablemente.

-¿El Mercado de Capitales ya votó por Macri?
-No, el Mercado de Capitales todavía es un mercado que está caracterizado como mercado de frontera. En el año 2009, por los graves problemas que tenía el país por la libertad económica, fue catalogado como mercado de frontera. Por ende muchos fondos internacionales no pueden invertir en la Argentina. Este año, donde era muy posible que lo pasásemos, el 20 de junio Morgan Stanley advierte el país ha cumplido correctamente con la lucha contra la inflación, la pelea por un mayor desarrollo y otros, como el mercado de capitales creciendo. Pero había que ver si esto era irreversible. ¿Y qué quería significar?. Implicaba ver que si el ciudadano argentino, con el arma que tiene en la democracia que es el voto estaba ratificando este camino o volvía al pasado. En las PASO ratificó que quiere seguir este camino. Si en las elecciones de octubre se ratificado esto Argentina será categorizada como país emergente o en diciembre o en marzo del año pasado.

-¿Este nuevo esquema de obligaciones negociables para Pymes explotará como se cree o es sólo el impulso inicial?
- Es muy simple. Las obligaciones negociables simples son buenas, y ha salido la primera que es una empresa Villanueva por 6 millones de pesos hace una semana. Hay 42 en carpetas para salir en el mes de octubre. Eso da la pauta que será un éxito. En realidad, cualquier empresa, sobre todo las empresas del interior, con muy poca documentación, pueden tener acceso, con el aval de una sociedad de garantía recíproca, que ya hay 23 en todo el país que lo que quieren hacer es conseguir Pymes para avalar. Sin dudas que será un éxito. Lo más difícil para las SGR es conseguir a quién prestarle el dinero.

-Si el sistema político se consolida en octubre, ¿El Mercado de Capitales incrementará su participación en la economía y el financiamiento a la producción?
-Ya el Mercado de Capitales está trabajando alrededor de 900 millones de dólares diarios. Pero tiene que trabajar entre 1600 y 1800 millones de dólares diarios. Va a duplicar en seguida. Para marzo tenemos que estar duplicando los volúmenes de hoy. Vamos a volver a ser la segunda bolsa de Latinoamérica, como fuimos siempre.

El Banco Nación explicó las líneas para desarrolladores y compradores
En el marco de la 3ª Jornada de Infraestructura y Construcción, organizada por la Delegación Entre Ríos de la Cámara Argentina de la Construcción, se realizó un panel cuyo objetivo central fue dar a conocer las herramientas de financiamiento para la construcción y compra de viviendas, los nuevos créditos hipotecarios y las posibilidades que ofrece el mercado de capitales.
Alejandro Henke, director del Banco de la Nación Argentina (BNA), uno de los expositores, dio detalles de las nuevas herramientas financieras que ofrece la entidad que, dijo, son el resultado de la revisión de líneas ya existentes, tarea realizada en forma conjunta con el Ministerio de Finanzas y la Subsecretaría de Vivienda. En esa revisión, agregó, se tuvieron en cuenta las distintas sugerencias formuladas por los principales actores de la actividad.
Henke, luego de ponderar la reacción de los bancos privados en esta materia y admitir que el estímulo a la demanda ha generado un incremento de los precios, hizo eje en tres “aspectos sustanciales” de las líneas que el BNA ha modificado con el objetivo de mejorar el financiamiento a desarrolladores y compradores de viviendas en la Argentina.
El primero de esos aspectos está relacionado con el compromiso del banco de financiar al comprador una vez que la obra está finalizada. “El banco se obliga a estar presente, en tanto y en cuanto la obra se haya finalizado en los tiempos que se habían pactado, para que el comprador siga siendo sujeto de crédito al momento del crédito”, remarcó, aunque aclaró que este compromiso rige, por ahora, sólo para las operatorias UVA (Unidad de Valor Adquisitivo).
Y, dirigiéndose a los desarrolladores presentes, les dijo que “si lanzan un desarrollo el banco los va a apoyar no sólo financiando el proyecto sino también al final financiando a los compradores, que es lo más importante”.

INSTRUMENTOS. Henke, seguidamente, hizo mención al segundo aspecto sustancial de las modificaciones instrumentadas por el BNA. “Hemos desarrollado, ahora con más precisión, un préstamo hipotecario que no es hipotecario”. Y lo explicó: “Se trata de un préstamo específico, en las mismas condiciones que un préstamo hipotecario –a 30 años con un 80% de asistencia– pero con una tasa de interés un poco más alta. Esa línea está disponible desde el momento en que la obra está terminada para que pueda tomar posesión el comprador. Esto, creemos, va a agilizar las ventas”.
El tercer aspecto tiene que ver con el punto más pedido por los desarrolladores: el financiamiento desde el pozo, un tema históricamente difícil de resolver para los bancos.
Para acceder a este financiamiento, sin embargo, habrá de parte del banco una serie de exigencias, la primera de ellas será la experiencia del desarrollador. “Esto no es para cualquiera, la experiencia va ser relevante”, enfatizó Henke.
La segunda exigencia será que el desarrollador avale al comprador durante el período de construcción, y la tercera, que esté definido el 100% de los compradores antes de que el banco empiece a desembolsar el dinero. “El sujeto de crédito es el 100% de los compradores. El banco le empieza a prestar como si fuera un crédito hipotecario. De esta forma, contra el primer avance de obra, va el segundo desembolso, y así sucesivamente, por lo que el comprador se va endeudando de a poquito con el banco”, precisó Henke.