DOS FLORINES

Banner
Back TENDENCIAS EMPRESAS EN MOVIMIENTO Cuando el carrito de compras no funciona

Cuando el carrito de compras no funciona

El fin de semana pasado fuimos con mi familia a un reconocido supermercado, y nos ocurrió lo que seguramente al menos alguna vez le ha ocurrido a usted. Advirtiendo que esta situación ya se ha tornado tan común en los diferentes centros de compras, quise escribir sobre este suceso a los fines de, al menos, poder entender por qué pasan estas cosas tan triviales pero molestas al mismo tiempo.

José Bizai (*)

 

Cuando llegamos al supermercado tomamos un carrito de compras, y al querer avanzar, las ruedas estaban totalmente invertidas, sin aceite, duras, oxidadas, etc. Al querer tomar otro, estaba en las mismas condiciones, y como los clientes eran muchos, no tuve demasiadas opciones más que quedarme con el primer carrito que había tomado, por esta razón, en mi dificultoso transitar por el supermercado, me pasé todo el tiempo queriendo marchar y empeñándome en ir hacia la derecha, cuando mi carrito se empeñaba en ir hacia la izquierda, en la épica travesía me choqué con otras personas, con las góndolas y con mercadería que se encontraba apilada en los pasillos obstaculizando aún más el tránsito.

Como no podía ser de otra manera, con el correr los minutos, esta situación se transformó en una especie de batalla campal entre yo y el carrito, que para colmo de males, al parecer descargaba alguna especie de electricidad, que de tanto en tanto, me pegaba patadas casi como si fuera un enchufe.

Más allá de la molesta situación, advertí que éste era un problema que estábamos sufriendo todos y que se podía resolver muy fácilmente, sin embargo, al parecer, muchos de los dueños de los supermercados creen que los carritos son de “libre mantenimiento” y que “gastar” dinero en arreglarlos es absurdo, sin tener en cuenta que esta aparente nimiedad, puede significar la diferencia entre fidelizar un cliente o perderlo.

Piense que esta sutil tontería puede hacer que una persona tenga una experiencia de compras totalmente desagradable, lo que nos hace dar cuenta que al llevar adelante un negocio, es necesario que estemos atentos a todos los detalles.

En este sentido, es bueno que en los negocios existan colores que sean agradables a la vista en cortinas, paredes, etc., utilizando diferentes materiales como piedras, pinturas plásticas de diferentes texturas, que los espacios sean ventilados e iluminados, que exista música ambiental de baja frecuencia, ricos aromas como la lavanda, el jazmín, o el limón, etc., con el objetivo de atenuar los ritmos corporales, llevándolos a niveles de mayor concentración. Esto sin lugar a dudas contribuye a bajar el acelerado ritmo biológico que una persona normalmente trae al venir de la calle.

Sin embargo, no hace falta ser un experto en comunicación para advertir que si ni siquiera puedo avanzar con mi carrito por un supermercado, mi experiencia de compras será mala, pues esto es una cuestión de sentido común, lo que sucede que el sentido común no es tan común como creemos. Sólo le deseo suerte…y espero que en su próxima compra su carrito funcione.

 

(*) Líder Internacional en Reingeniería de Equipos - Conductor Grupal con Programación Neurolingüística de Cuarta Generación. Master-Trainer Internacional en P.N.L. Profesor Superior en Abogacía. Especialista en Derecho Notarial. Abogado. Mediador. Coach Neurolingüístico Empresarial. E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla . Facebook y Twitter: Jose Bizai

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA