DOS FLORINES

Banner
Back LA ENTREVISTA “Es necesario unir al conjunto del movimiento popular”

“Es necesario unir al conjunto del movimiento popular”

El 24 de este mes el gobierno de Mauricio Macri se enfrentará por primera vez a un paro nacional. Los masivos despidos en el Estado fueron el principal argumento que esgrimió el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo “Cachorro” Godoy, cuando anunció la medida, que cuenta con la adhesión de la CTA Autónoma de Pablo Micheli. En diálogo con El Economista, Godoy advierte que Macri se equivoca en su forma de relacionarse con los trabajadores y señala que el escenario actual amerita el acercamiento de posiciones entre las diversas vertientes del sindicalismo.

(Por Delfina Torres Cabreros / El Economista)

¿Cuáles son los reclamos que intentan apuntalar con el paro?

Básicamente son cinco. El primero es la inmediata convocatoria a paritarias en el Estado nacional, el respaldo a las paritarias que están funcionando ya en las provincias y la necesidad de un aumento salarial por encima del 40 por ciento. En segundo lugar,  el cese de los despidos y la reincorporación de todos los trabajadores despedidos. Por otro lado, queremos remarcar la necesidad de que en el ámbito paritario a nivel nacional abordemos la temática de la precarización laboral. El cuarto reclamo tiene que ver con la defensa del sistema de previsión social público y solidario y el reclamo del 82 por ciento de los jubilados, y el quinto con un rotundo no a la judicialización de la protesta y el desprocesamiento de todos los luchadores populares, que son alrededor de 5000.

¿Hay posibilidades de que se levante la medida si en los días previos el Gobierno les da alguna señal?

Si el Gobierno nos convoca y nos propone soluciones sin duda que nosotros estaríamos dispuestos a revisar. Pero, lamentablemente, en vez de darnos respuestas favorables sigue anunciando despidos. De hecho, el cese de los convenios con universidades que habrá a partir del primero de marzo va a implicar los despidos de muchos trabajadores que están precarizados a través de ese mecanismo, sin tener un ámbito que permita resolver esas situaciones.

¿De qué número de despidos están hablando ustedes?

El Gobierno reconoce 6200. Para nosotros han habido más en el Estado nacional: 8000. Lo que pasa es que hemos logrado reincorporar a muchos. Y, por otro lado, tenemos no menos de 12 mil despidos en el resto del país.

¿Qué opina de la reunión que tendrá hoy Macri con los dirigentes de la CGT y del hecho de que no haya convocado al encuentro a los referentes de la CTA?

Esto ya lo hizo el gobierno de Cristina Fernández. Busca construir un espacio de sindicalistas amigos. La verdad que a Cristina Fernández no le fue bien con eso, porque cuando los trabajadores tuvimos que parar, paramos los que estaban en los sindicatos que convocaban al paro y los que estaban en los sindicatos y centrales que convocaban a no parar. Yo creo que va por mal camino Macri en esta idea de consolidar un esquema de sindicalistas amigos y de sindicalismo empresarial.

¿Después de años negociando con el peronismo, encuentra alguna diferencia en la discusión con los nuevos interlocutores?

Debemos decir que más allá de que hemos convocado al paro, el Gobierno recibió a ATE en los ministerios. No así el Presidente de la Nación y el ministro de Trabajo (Jorge Triaca), pero en los ámbitos ministeriales ha habido discusiones y en muchos casos hemos logrado la reincorporación de trabajadores despedidos. Estoy hablando del Estado nacional, capítulo aparte son las distintas realidades provinciales.

¿Piensa que el escenario actual puede generar un acercamiento entre las centrales sindicales?

Sin ninguna duda un escenario de un ajuste en curso como el que estamos sufriendo, de una transferencia extraordinaria de ingresos a los sectores más concentrados de la economía y en perjuicio de los sectores populares; esta ola de despidos del Estado nacional que irradia hacia las provincias, los municipios y el sector privado, alentando la perspectiva de incrementar el desempleo en nuestro país, con las consecuencias nefastas que nosotros ya hemos vivido no hace tanto tiempo, hace que sea necesario unir al conjunto del movimiento popular. No solo para defenderse sino para proponer un camino y una perspectiva diferente. Ahora, la unidad de los trabajadores no la resuelven dos dirigentes que se reúnan en una mesa de café, ni tres, ni cuatro o cinco, ni tiene que ser el amontonamiento de filas. Requiere la discusión en asambleas, la lucha en las calles, siendo solidarios con todos los trabajadores que atravesamos situaciones difíciles. (Fuente: El Economista.com).

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA