DOS FLORINES

Banner
Back LA ENTREVISTA Los números de la provincia, con el ojo puesto en mejorar la credibilidad

Los números de la provincia, con el ojo puesto en mejorar la credibilidad

Omar Izaguirre, director general de la DEC valoró los cambios trazados a principios de 2014. Las estadísticas en Entre Ríos cayeron en el mismo abismo que lo hicieron los datos a nivel nacional. Sin embargo, entre 2013 y 2014 los organismos se vieron obligados a sincerar algunos números. DOS FLORINES dialogó con el director General de la Dirección de Estadísticas y Censos, quien realizó un balance de los cambios introducidos en los últimos años. Cauto ante las preguntas difíciles, Omar Izaguirre no esquivó los pelotazos y mostró con orgullo sus principales logros. De todos modos, reconoció que de cara a la próxima gestión de Gustavo Bordet, queda mucho por mejorar. Nahuel Amore | Dos Florines

 

 

Los datos estadísticos son claves en cualquier Estado del mundo ya que posibilitan no sólo evaluar las políticas públicas implementadas, sino también llevar a cabo nuevas medidas tendientes a mejorar, en definitiva, la calidad de vida de las personas. Además, su publicación es parte de un derecho elemental de todo ciudadano como es tener acceso a la información pública.

Sin embargo, en nuestro país estos números elaborados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) perdieron toda credibilidad a partir de 2007, sobre todo cuando el índice que mide la inflación –el más resonante mediáticamente– arrojaba resultados disímiles a los que impactaban en los bolsillos de los argentinos. Y así como se trastocó esa información, también entraron en duda no sólo otros índices nacionales, sino también aquellos elaborados por las provincias. Entre Ríos, por ejemplo, dejó de realizar y publicar ciertos datos para no provocar contradicciones.

Tras un largo camino de desidia informativa, la devaluación de enero de 2014 obligó a replantear lo que se estaba haciendo. Fue entonces que el Indec comenzó a sincerar algunos números, tanto así que de una inflación de 9,8 % en 2011, 10,8 % en 2012 y 10,9 % para 2013, pasamos a 23,9 % en 2014. Incluso, estos cambios estuvieron acompañados por significativas reestructuraciones al interior de los distintos organismos.

La Dirección de Estadística y Censos (DEC) de Entre Ríos no estuvo distante de estas transformaciones y algunos datos menos sensibles empezaron a aparecer en el sitio web oficial. Para analizar esto, DOS FLORINES entrevistó a Omar Izaguirre, quien dejará su cargo el 10 de diciembre, tras asumir en agosto de 2014 como reemplazo de Jorge Otegui que pasó a ser secretario de Hacienda del Ministerio de Economía de la Provincia. En este sentido, el contador se mostró cauto ante ciertos indicadores, pero orgulloso de los logros alcanzados. Su análisis no es menor ya que con todo esto, por cierto, se encontrará Gustavo Bordet. Los números lo conducirán hacia qué políticas hace falta ir.

 

—¿Qué evaluación hace de cómo se encuentran las estadísticas en la provincia?

—En los últimos 4 años creo que se ha promovido una mejora, como consecuencia de un reordenamiento interno. Hoy tenemos una página web actualizada, con los indicadores propios, más los trabajos que se hacen a través de los operativos contemplados en un convenio marco que se firma anualmente con el Indec. La mayoría de los operativos que estamos trabajando son para el organismo nacional. Por ejemplo, así hacemos el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que se releva en Paraná y Concordia. Es decir, se hace a nivel nacional y es el que publica el Indec. Para ello se toman precios de distintas ciudades y provincias y se hace uno general.

 

LA INFLACIÓN.

—¿Por qué no se hace más el IPC en la provincia?

—Se empezó a dar la situación de que algunas provincias lo hacían y otras no, además de que estaba el Índice Congreso o el de la CGT. Entonces, al haber un montón de índices, llamaba a confusión. Pero sobre todo, esa confusión se daba porque había distintas metodologías. Es decir, no todos lo hacen de la misma forma y por eso es que hay cifras disímiles entre uno y otro. Aparte, nadie aclara bien cuál es la metodología aplicable.

 

—Pero ese fue el principal argumento oficial cuando desde 2007 se empezaron a sospechar de las estadísticas nacionales.

—Pero en función de eso, el Indec en 2013 empezó a hacer uno nuevo.

 

—En enero de 2014 se vieron obligados a aclarar los números de la inflación luego de la devaluación…

—Esa es la nueva metodología que se aplicó, convalidada también por los organismos internacionales, puntualmente por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Entonces, nosotros hoy estamos aportando los datos del relevamiento de precios de Paraná y Concordia, que se envían a Buenos Aires y es allí donde se procesan. Quizás se podría trabajar en un índice regional.

 

—¿Qué abarcaría, Región Centro?

—Claro, Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba podrían llegar a hacer un índice regional. Hoy no está contemplado.

 

—Que de hecho serviría porque los precios varían de acuerdo a las regiones, por distintos factores como costos de fletes, etc.

—Exactamente. Entonces, volviendo al tema, lo importante es que se avanzó con esta nueva metodología, independientemente de que podrá haber diferencias con otros índices, pero hoy nosotros no estamos en condiciones de emitir una opinión. Creo que se ha mejorado. Hay una metodología que está expuesta y que creo que valida lo que se está haciendo.

 

—¿Cree posible que se vuelva a hacer el IPC de Entre Ríos o, al menos, en vínculo con otras provincias de la región?

—Sería una política de Estado. El gobierno que asuma, en este caso Gustavo Bordet y Adán Bahl, debería definir alguna política para implementarlo o trabajar para afianzar la relación con la Región Centro. Se han hecho cosas, pero tenemos la posibilidad de mejorar todo eso. Sería una política de Estado a mejorar y desarrollar. Hay todo un camino por recorrer.

 

CREDIBILIDAD.

—Los cambios que están llevando a cabo, ¿mejoran la credibilidad de los datos?

—Por lo que me ha tocado estar en esta Dirección, yo creo que sí. Por supuesto que hay un tema instalado y cuesta revertirlo. Pero creo que en el IPC, como así también en el cálculo del PBP (Producto Bruto Provincial), se ha mejorado. Es una metodología que está considerada por normas internacionales que se aplican en países europeos. Esto no quiere decir que sea palabra santa. Por ahí tenemos fuentes que no es que no sean confiables, sino que todavía creemos que se pueden mejorar y queremos que sirvan para realizar comparaciones en el tiempo.

 

—¿Esta necesidad de seguir mejorando tiene que ver con recuperar la credibilidad?

—Las dudas que se plantean desde el periodismo y la opinión pública están y no podemos hacer nada contra ello. Hubo una mejora, hubo un cambio, porque si no el FMI ya hubiera puesto el grito en el cielo. Por el contrario, este organismo internacional comentó que se ha mejorado, que se va en un camino correcto, que se usan metodologías internacionales. Y es defendible en ese sentido.

 

—¿Tiene en cuenta que es necesario mejorar la publicidad de los datos?

—Justamente, nos planteamos de manera interna la difusión de los datos provinciales. La intención es poner las publicaciones en la web y enviarlas también a través de un newsletter mensual de todo lo que se hace acá. Queremos poder retrasmitirlas a los medios y no esperar a que nos llamen. Está como meta a mejorar.

 

CAMBIOS.

—¿Qué otros cambios implementaron en los últimos años?

—Tuvimos que determinar hasta la misión de la Dirección, que es súper importante y no estaba. Definimos que la DEC debe proveer información y estadísticas para el sector público, los privados y la ciudadanía en general, sea para evaluar las políticas públicas, tomar decisiones empresariales o elaborar estudios científicos.

 

—Pero esa es una cuestión básica, elemental…

—Bueno, pero no estaba. Damos por sentadas muchas cosas y algunas veces no nos encontramos con eso. Pero bueno, siempre hay un punto de partida. La idea fue justamente tratar de que se respeten a las estadísticas, que estén disponibles, que haya confiabilidad. Hoy nosotros como organismo también tenemos el desafío de mejorar y, la información que aún no hay, ver cómo podemos conseguirla.

 

—¿Gustavo Bordet deberá definir estos puntos a partir del 10 de diciembre?

—Yo creo que sí, porque es sumamente importante. En algún sentido se fue avanzando, porque estos logros que hoy podemos mostrar son consecuencia de una política que nos permitió desarrollarnos.

 

CLAROSCUROS.

—¿Qué pasa con datos como la desocupación y la pobreza en la provincia?

—Todos esos datos están en nuestra página web a través de la Encuesta Permanente de Hogares y la Encuesta Anual de Hogares Urbanos, que se hace por un trimestre, de julio a septiembre, como complemento a las dos grandes ciudades de Paraná y Concordia. Hoy estamos en los niveles promedio del país y, en algunos casos, estamos en niveles más bajos.

 

—Ese es el que publica el Indec…

—Nosotros realizamos las encuestas en Paraná y Concordia. Ese relevamiento se envía posteriormente a Buenos Aires. Buenos Aires procesa la información y después nos envía los datos que son los que posteriormente publicamos. Normalmente tenemos en el año entre 12 y 15 operativos, algunos que se hacen en forma rutinaria, otros que son en algunos meses del año y otros que puntualmente se hacen cada dos o tres años. Esto es lo que promueve el convenio marco con el Indec.

 

—¿Por qué desaparecieron de la página web los datos anteriores a 2003?

—Para no confundir, porque no es comparable. Porque se cambió el año base. Vos ahora partís de cero a partir de 2004, mientras que antes era desde 1993. Vos no podés comparar peras con manzanas. Pero los datos están disponibles: si alguien los requiere, se los brindamos. Los sacamos de la página porque para alguien que no está en el tema les generaría un ruido bastante importante y no es fácil salir a explicar esos temas. Alguien que está en tema, lo puede manejar. De todos modos, quien quiera hacer un análisis de aquí para atrás, están disponibles si vienen.

 

DESAFÍOS.

—¿Qué estadísticas que antes no se elaboraban pudieron comenzar a realizar?

—Empezamos a hacer la Encuesta de Ocupación Hotelera. En ese caso, terminamos una capacitación, incorporando cuatro ciudades más. Es decir, a Paraná y Gualeguaychú que eran las ciudades que ya estaban, ahora incorporamos Colón, Concordia, Federación y Victoria. Esto va a estar a partir del 1° de enero de 2016. Es parte de un convenio cuatripartido, entre el Ministerio de Turismo de la Nación, el Ministerio de Turismo de la Provincia, el Indec y nosotros como DEC. Esa información se va a recabar, se enviará a Buenos Aires y las seis ciudades aparecerán como operativo nacional. Este fue un logro de las relaciones interinstitucionales.

 

—Además de la ocupación hotelera, ¿qué otro dato analizan?

—Lo que estamos midiendo es la cantidad de personas que ingresa a los complejos termales mensualmente. Tenemos datos de los últimos siete u ocho años. Lo que vemos es que se ha incorporado mayor volumen de personas que visitan estos complejos y también se ha incorporado una mayor oferta de termas.

 

—Ahí las estadísticas públicas sirven para que los inversores elijan en qué actividad conviene invertir…

—Por eso, creo que trabajando interinstitucionalmente también mejoramos los datos y la información estadística. En diciembre ya se va a hacer una lista de los hoteles afectados a la muestra y a partir de enero se empiezan a incorporar esas cuatro ciudades. Es decir, vamos a tener seis ciudades para conocer la cantidad de visitantes, los tipos de alojamientos, si es turismo argentino o internacional.

 

—¿Qué desafíos quedan por delante?

—La intención es generar otros indicadores, pero no solamente publicar el dato frío, sino también hacer un comparativo a través de informes. Es decir, queremos concatenar toda la serie de datos. El Producto Bruto Provincial es anual, pero planteamos la posibilidad de trabajar, promover o generar algún indicador trimestral que sea como un indicio de cómo está yendo la actividad entrerriana en algunos aspectos puntuales. Es decir, que tire una idea de cómo avanza y cómo puede terminar el año, sin llegar a ser definitivo, porque no tenés toda la información. Entonces, creo que hay sobrados hechos para marcar que estamos trazando un camino de cambio, que algunas cosas ya las estamos viendo y otras son desafíos para los próximos años.

 

 

Organismo público, con información arancelada

 

Aunque muchos crean que todos los números que elabora la Dirección de Estadísticas y Censos de la provincia son y deben ser de acceso libre en tanto se trata de un organismo público con información pública, llamó la atención que una de sus informaciones requiera de un arancel para obtenerla.

“Los precios de la construcción para la ciudad de Paraná son una información arancelada. Es decir que para disponerla tenés que pagar. Está disponible para cualquiera; si paga el arancel, se lleva la información”, manifestó a DOS FLORINES el titular de la entidad. En relación al dinero que se cobra, confesó: “No es tampoco una tarifa exorbitante, es algo simbólico, de 500 pesos al año”.

Consultado por los motivos que llevaron a privar estos datos para el común del pueblo, Omar Izaguirre indicó: “Es una forma de conseguir algún recurso para la Dirección y está dispuesto por norma legal. Lo que sí se publica y es de libre acceso es un índice que dice cómo va evolucionando la actividad de la construcción”.

Esta información incluye de manera pormenorizada diferentes ítems que permiten calcular los costos de una obra en esta ciudad, ya sea los materiales, la mano de obra, entre otros puntos. “Se trata de datos puntuales de un sector. Es algo que a no muchas personas les interesa; por ahí es Vialidad, alguna empresa constructora”, destacó.

 

Empleo público, bien gracias

La pregunta del millón en Entre Ríos es cuánto creció el empleo público durante todos estos años. Incluso, mayor es la incógnita si uno se interesara por conocer cómo se distribuyó esa masa de trabajadores en los distintos estamentos, niveles y sectores del Estado. En este sentido se le consultó al actual responsable de revelar estos datos qué pasa con la reserva de ellos.

“Es un dato muy puntual que a veces de manera parcializada vamos consiguiendo alguna información. Hemos obtenido de algún organismo nacional. Hoy por hoy obtenemos algún dato desagregado que se utiliza para el Producto Bruto; cuando hablás de Educación cuántos son  los maestros afectados o para Salud cuánta es la cantidad de empleados. Esos datos los vamos recabando. Lo mismo por ahí lo hacemos a través del División de Relaciones Municipales, por ejemplo, que a veces podemos observar la cantidad de empleados que están afectados a cada municipio”, reconoció Omar Izaguirre, que tomó la papa caliente a mediados de 2014.

“¿Es decir que no tienen los datos completos?”, repreguntó este cronista. “Sí, hay algún dato. El tema está presupuestariamente determinado. Si vos tomás el presupuesto de la Provincia, de la Nación o del Municipio tenés asignadas las partidas”, respondió el contador y dejó leer entre líneas que aquel que requiera de esos datos públicos, deberá arreglárselas con informaciones escuetas y parciales y algo de imaginación.

De todos modos, Izaguirre fue crítico y apuntó el dedo para arriba. “Yo creo que también hay que mejorar el acceso a la información. Hay que sensibilizar a los funcionarios y gobernantes de turno como para poner a disposición una metodología, para que cada Ministerio se haga carne de tener que generar esa información que es primordial para que el Estado, en sus distintos estamentos, pueda disponerla para la toma de decisiones”, expresó.

 

La producción entrerriana se calcula con nueva metodología

 

“Uno de los logros que podemos remarcar es que Entre Ríos es hoy la primera provincia de la Argentina que tiene la misma metodología que utiliza la Nación para el cálculo del PBI. Nosotros utilizamos esa metodología aplicándola al PBP (Producto Bruto Provincial)”, manifestó con orgullo Omar Izaguirre, a cargo de la DEC.

En este sentido, agregó: “Somos los únicos que se pueden comparar con la Nación en la incidencia dentro del PBI. Es decir, podemos saber cuánto es lo que generamos en relación a la Nación. Somos los únicos porque adoptamos el mismo criterio. Y todo eso está en nuestra página web, con datos desde 2004 a 2013.

Estamos por cerrar el 2015 y aún no se publicó el PBP del año pasado. Consultado por la falta de actualización y las demoras para el caso, Izaguirre se defendió: “El tema es que para cerrar un año vos tenés que recopilar la información del año anterior y, hoy por hoy, esos datos no aparecen tan fluidamente, tanto los de nivel provincial como nacional. Eso hace que te genere un tiempo procesar toda esa información. Ésta es la forma de trabajo instalada”.

De todos modos, el contador valoró: “Lo importante es que por primera vez un equipo de trabajo de la provincia es la que calculó el PBP. Antes se contrataba a una consultora que trabajaba, se le tiraba el trabajo a realizar y esos datos por ahí desaparecían”.

“Hoy por hoy tenemos un equipo de cinco profesionales que está trabajando, formados en economía, contabilidad y matemáticas, que han hecho el esfuerzo y se han capacitado con la Unidad de Cuentas del Indec. Esto fue en 2015. Lo interesante, y esto es un orgullo, es que de palabras propias del director de Cuentas Nacionales, Gustavo Rodríguez, nuestro equipo hoy estaría en condiciones de ayudar u orientar a otras provincias para el cálculo”.

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA