DOS FLORINES

Banner
Back ECONOMIA NEGOCIOS “Nadie puede ser feliz con una decisión tomada bajo estrés”

“Nadie puede ser feliz con una decisión tomada bajo estrés”

  • PDF

Beatriz Goyoaga es la directora General de El Arte de Vivir en Latinoamérica y España, la fundación que creara en 1981 el líder espiritual Sri Sri Ravi Shankar. En su paso por Paraná, dialogó con Dos Florines y analizó la importancia de tranquilizar la mente en ámbitos decisivos como la gerencia de las empresas. A la larga, asegura, no sólo mejora el clima de trabajo, sino que se genera mayor productividad. Asimismo, reflexionó sobre la necesidad de que el éxito esté emparentado con la ética, para acabar con la corrupción y los negocios sucios y extender los brazos hacia los demás con un mayor sentido de pertenencia.

Nahuel Amore | Dos Florines


George Bush, Nelson Mandela, Madonna, la Princesa Diana y la Reina de Inglaterra, son algunos de los nombres que Beatriz Goyoaga tuvo delante suyo para entrevistar y nutrirse a lo largo de su carrera como periodista de política y economía y experta en la mujer islámica. Esta vez, la directora General en América Latina y España de la Fundación El Arte de Vivir, que inició Sri Sri Ravi Shankar en 1981, tuvo un mano a mano con DOS FLORINES y reflexionó en relación a la necesidad que tienen muchas empresas locales de implementar programas de meditación.
“Yo voy de empresa en empresa pregonando que es necesario tener una mente serena. Nadie puede estar feliz con una decisión tomada bajo el estrés. Es necesario que los empresarios bajen un cambio, para tener mayor calidad de vida. Deben invertir el dinero donde más les rinde. Es decir, deben darse cuenta que invirtiendo un poquito de tiempo en su mente, van estar mejor”, subrayó la española, que dictó seminarios por todo el continente y por el cual pasaron más de 43.000 personas, entre ellos los presidentes y gerentes de firmas líderes en la región.
En este sentido, Goyoaga remarcó: “Es muy importante que reconozcamos que no podemos tener empresas exitosas con empleados y gerentes estresados. El estrés no es sobre la carga de trabajo, sino que es la ansiedad por el futuro y el quedarse atado”. Y aclaró: “Esa fluctuación entre el pasado y el futuro es un serrucho sobre el sistema nervioso”.

 

CIRCUNSTANCIAS. DOS FLORINES le cuestionó a la profesional cómo hacen los empleados para tranquilizar la mente en un marco que en la Argentina está caracterizado por conflictos laborales, con los reclamos por mejoras salariales en la cumbre de las demandas. “Las circunstancias no las puedes cambiar; los problemas de sindicato, laborales, no los puedes eliminar. Las circunstancias donde está cada uno, sea su familia, suegro, novia, lo que sea, tampoco los puedes cambiar”, remarcó Goyoaga. 
De esta perspectiva, agregó: “Lo que sí puedes cambiar es tu mente para ver cómo ves. Cuando la mente está serena, los problemas se convierten en desafíos. Cuando la mente está alterada, cualquier cosita chiquitita te saca de tu centro y te hace saltar. Entonces, el serenar tu mente es fundamental porque a los problemas no los puedes evadir. Si no es una crisis laboral, es una crisis de salud, si no es una crisis con los hermanos, es con los hijos”. 
De esa manera, la filosofía divulgada apunta a un cambio que parte desde el interior para manifestarse luego en las actitudes hacia afuera. “Tenemos que tener a la mente en tal forma para poder también accionar y no reaccionar. Porque cuando uno no acepta, lo que hace es que reacciona, salta, insulta, toma malas decisiones. Cuando la mente está serena, toma acción y puede haber algún cambio”, se explayó.
En este mismo sentido, se le preguntó si el cambio de mentalidad y de actitud es directamente proporcional con el aumento de la productividad, ese viejo, permanente y renovado concepto que se espera, principalmente, en las empresas. “Mucho la aumenta. Tener mente serena, y si es un equipo que está alegre y dinámico, es muy distinto de un equipo que está para atrás, mirando la hora para irse”, afirmó la profesional.

ÉXITO Y ÉTICA.
¿Es posible el éxito emparentado con la ética?
—Es posible tener éxito absolutamente con ética, porque a la larga la no ética te va a pasar factura. Tener ética en los negocios es necesario para que no pagues en algún momento tu factura. Uno no hace corrupción o negocios injustos cuando siente pertenencia con los demás. Si tú eres mi hermano, no te robo la chaqueta. Pero si no te conozco, entonces sí. Cuando el corazón está más abierto y la mente está más serena, amplías el campo de pertenencia. No sólo son mis hijos, mi familia, mi esposa, sino que amplías y te preocupas por el que va en el camión de la fábrica o el que dirige el sindicato.

¿Qué entiende por éxito?
—Éxito es poder mantener tu sonrisa cuando la circunstancia es adversa. Éxito es poder dormir cuando la circunstancia es adversa. Y éxito es poder tener paciencia con la familia cuando la circunstancia es difícil. Es eso, aunque hoy muchos crean que el éxito es tener muchos ceros en la cuenta bancaria y hacer crecer la empresa.

CORRUPCIÓN. De refilón, Beatriz Goyoaga mencionó a la corrupción como aspecto negativo en el ámbito empresarial. De este modo, dio cuenta que ese ejercicio no se reduce en su centro al Estado –tal como se acostumbra a ver la problemática– sino que por el contrario, no sólo se produce en sociedad con los organismos públicos, sino que muchas veces se inicia en los negocios privados.
La líder espiritual, que habla siete idiomas y visita año a año decenas de países, aseguró que “la corrupción es muy abundante en el mundo entero”. “Estamos acostumbrados a dar coimas y dejar que esto funcione así con los gobiernos, la Policía. Es una práctica casi aceptable que nos está cobrando factura. Si ahora nos está pasando algo negativo, ¿qué hicimos antes?”, se pregunta retóricamente.
En esta misma línea de análisis, Marcelo Paladino, docente del IAE Business School que estuvo en junio en Paraná en el marco del X Foro Anual del Concejo Empresario de Entre Ríos (CEER), les dijo a los empresarios locales que no deben hacer responsabilidad social yendo a una escuela, sino deben hacer las cosas como corresponde, dejando de lado el lavado de dinero, por ejemplo. Consultada por esta perspectiva, Goyoaga manifestó: “Yo estoy de acuerdo con este señor en que sí es necesario hacer las cosas bien, pero también es necesario extender los brazos”.
Finalmente, concluyó: “Dejar de pagar coimas ya es responsabilidad social, obviamente. Hacer correctas sus cosas es el primer paso. Pero el segundo es expandir también ese sentido de pertenencia, en relación a la responsabilidad que tiene esta empresa para ayudar a que aquellos hijos que no son suyos también se les pueda dar una mano”.

La mente y los equipos de trabajo
“Hoy en día las empresas se han dado cuenta que el mayor valor es el recurso humano. Antes se explotaba a un gerente, hasta que le entraba un surmenage. Y hoy se sabe que hay que proteger a un buen gerente, a un buen empleado”, expresó Beatriz Goyoaga en diálogo con DOS FLORINES. 
En este sentido, señaló que en las empresas se debería poner foco en la mente. “La vida no es buena ni mala, la vida es. Según cómo está tu mente, tú vas a ver tu trabajo negro, destructivo y aburrido. Si estás apático y abúlico, no produces. Es decir, según está la mente, si estás estresado, alterado, nervioso, tampoco produces. Entonces, hay mayor ausentismo, mayor desgana y serrucheo de piso”, argumentó.
Por el contrario, la líder espiritual consideró que “en un equipo de trabajo cuyas mentes están dinámicas, serenas, alegres, dispuestas, con ganas de emprender, con ganas de compartir, lo que se produce ahí es muchísimo mejor, hay productividad, tanto en los gerentes como en los empleados”.

Programas de meditación “vivenciales”
El Arte de Vivir dicta cursos no sólo a empresarios, sino a diferentes ámbitos de la sociedad, como universidades, la Policía y otros organismos del Estado. “Los programas que hacemos son vivenciales. No son de tipo coaching que uno escucha y luego tiene que asimilar como una conferencia. Con nosotros, la gente elimina estrés, toxinas, empieza a dormir mejor, hay un gran cambio y ese cambio es importante que la gente lo vivencie y lo sienta”, comparó la española Beatriz Goyoaga. Y precisó: “Los programas son ejercicios de relajación y respiración, que te catapultan a un estado de meditación. Son vivenciales porque hay que transmitirlos para aprenderlos. Son absolutamente pragmáticos. Terminan los programas y los empresarios parece que tocan el techo con las manos”.

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA