DOS FLORINES

Banner
Back ESTA BOCA ES MIA Entre Ríos en la integración regional

Entre Ríos en la integración regional

El contador, docente universitario y director ejecutivo del Consejo Empresario de Entre Ríos, Fernando Caviglia, realizó una presentación en la primera jornada del Segundo Encuentro de la Red del Corredor Bioceánico (Red CBC) donde abordó el derrotero de la integración que experimentó la provincia en los distintos procesos de integración y cómo llega hoy a esta instancia siendo un actor clave impulsando la expansión de esta instancia. He aquí sus argumentos.

 

 

No caben dudas que la provincia de Entre Ríos está en una estratégica ubicación geopolítica, siendo el nexo entre los grandes centros de consumo de la Argentina, con los del Brasil, los del Uruguay y paso obligado desde esos países hacia Chile.

Tradicionalmente, desde la colonización, pasando por los jesuítas y por el Protectorado de Artigas, fuertes lazos culturales, económicos y sociales nos unieron con el Uruguay, el sur de Brasil, gran parte del Paraguay y con las provincias de Corrientes, Misiones, Chaco, Formosa y Santa Fe llegando incluso a incluir a Córdoba en el proyecto artiguista.

Las posteriores hipótesis de conflicto con Brasil -que retardó el desarrollo de la provincia de Entre Ríos- nos fueron aislando totalmente ya que ninguna obra de infraestructura nos unía con el resto de la Argentina ni con el Uruguay. Éramos la porción del territorio que se podía perder en caso de una guerra con Brasil. Para Buenos Aires la verdadera frontera era el Río Paraná y no el Uruguay. Toda la Mesopotamia quedo marginada y solamente se la preparaba para que sea un campo de batalla, de allí la proliferación de regimientos a lo largo de las tres provincias.

Con la vuelta de los gobiernos democráticos, con un proceso de globalización creciente y con la consolidación de importantes procesos de integración en los estados de América del Norte, de Europa y de algunos países asiáticos se firma en el año 1986 el Acta de Integración y Cooperación Económica entre Raúl Alfonsín y José Sarney. Esta  toma de conciencia de la importancia de la integración echó por tierra las hipótesis de conflicto y generó en las seis provincias del Litoral argentino y en los cuatro Estados del sur de Brasil un interesante proceso de integración de dos regiones de países diferentes que se sigue tomando como ejemplo en el mundo. Fue impulsado con continuidad por gobiernos de distinto signo político en las distintas provincias y estados llegando a ser un antecedente inmediato del Tratado de Asunción.

 

Protocolo.

Este programa de Integración quedó formalizado en el Protocolo 23 de Integración Regional Fronteriza que fuera firmado en 1988 por las provincias argentinas de Corrientes, Misiones, Entre Ríos, Formosa, Chaco y Santa Fe  integrantes del Crecenea Litoral y por los estados brasileros, integrantes del Codesul: Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná, al que posteriormente se agregó Matto Grosso do Sul, estableciéndose en anexos posteriores que se debía agregar a este protocolo a la República Oriental del Uruguay y las regiones fronterizas del Paraguay.

Este Protocolo, establecía cursos de acción para la integración económica y también cultural, tecnológica, educativa, legislativa, turística, ambiental, deportiva y en lo referente a colegios de profesionales, siendo rubricado por las cancillerías de Brasil y Argentina debido a que en ese momento las provincias no tenían la facultad de firmar tratados internacionales.

 

Espíritu.

La vocación integradora de la entrerrianía nos impulsó a generar acciones con el Uruguay impulsando el comercio regional y desarrollando gran cantidad de acciones con ese país. Inauguramos la Casa de Entre Ríos en Porto Alegre, participamos en gran cantidad de ferias y misiones comerciales a los Estados del Sur de Brasil, formamos los Comités de Fronteras, impulsamos la Red de Integración de los Municipios del Mercosur, y desde la presidencia de Crecenea fuimos los principales impulsores de la firma del Protocolo 23 de integración regional fronteriza. Este derrotero fue impulsado por el conjunto de la sociedad civil, es decir, organizaciones empresarias, de trabajadores, profesionales, de ONGs, en una acción articulada con los gobiernos.

Después de la reforma de la Constitución Nacional se generó un nuevo proceso de conformación de regiones, las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones no vacilaron en integrar la región del Norte Grande con Jujuy, Salta, Catamarca, Santiago del Estero y Tucumán con las que los unen importantes vínculos e intereses comerciales propiciando actualmente la interconexión eléctrica entre el NEA y el NOA, corredores bioceánicos que atraviesan esta región tomando como base el nuevo puente entre Corrientes y Resistencia y la conexión ferroviaria para llegar a Chile. No por esto dichas provincias dejan de lado la Crecenea (Comisión Regional de Comercio Exterior del Noreste Argentino) al contrario la siguen impulsando concurriendo a las reuniones y profundizando los acuerdos alcanzados agregando nuevas propuestas que se están llevando adelante.

 

Rol.

Entre Ríos debe jugar un papel fundamental en éste proceso integrador. Por un lado debe seguir perteneciendo a Crecenea, cumpliendo incluso en esta organización un rol protagónico, sobre todo en lo que tiene que ver con la Hidrovía, con las obras de infraestructura que nos conecten con Brasil y Uruguay, con la complementación  y cooperación económica y con todos aquellos aspectos en que se tuvieron coincidencias en este riquísimo proceso integrador.

Al generarse este nuevo mapa de regiones en Argentina las entidades empresarias de Entre Ríos: el Consejo Empresario, la Bolsa de Cereales, el Centro Comercial de Paraná, la Bolsa de Comercio, entre otras entidades empresarias, coincidieron con los empresarias de Córdoba y Santa Fe en impulsar una alianza estratégica fundamentándose en los trabajos económicos del Lic. Raúl Hermida y en la estructuración jurídica que fue dada por el Dr. Pedro J. Frías. Así fue que los gobiernos de Santa Fe y Córdoba primero, y Entre Ríos después constituyeron la Región Centro.

 

Bisagra.

Decimos que Entre Ríos debe ser una bisagra articuladora de estas dos importantes regiones del país, impulsando el Corredor Bioceánico central desde Porto Alegre hasta el Puerto de Coquimbo.

No sólo se deben impulsar las obras de infraestructura sino el desarrollo económico en la región, de allí la importancia del estudio de los clusters productivos para complementarse y posibilitar un crecimiento conjunto, tratando de salir incluso a competir como región para atraer capital y tecnología y competir en el mercado con una oferta exportadora más completa y variada.

Esta es una gran oportunidad para Entre Ríos, es el momento histórico después de tantos años de aislamiento de convertirse en el nexo, en la unión de dos grandes regiones del país posibilitando las conexiones este - oeste y norte - sur a la vez, dejando de ser la isla para convertirnos desde el inicio del siglo XXI en el puente de la integración. Por supuesto que la ruptura del aislamiento no significa solamente caminos y obras de infraestructura, sino que en nuestra concepción integración significa desarrollo armónico, equilibrado y sustentable. Este es el desafío, los entrerrianos podemos retomar hoy las propuestas históricas de la integración  y contribuir a la consolidación de esta gran región.

En este ultimo año el Foro de Entidades Empresarias de la Región Centro se ha vigorizado y ha tomado nuevamente la iniciativa elaborando un plan de desarrollo estratégico en donde uno de los puntos centrales es el impulso del Corredor Bioceánico central, es por esto que en el mes de Febrero de este año se conformó en San Juan entre los empresarios chilenos, brasileros, de San Juan y la región Centro la Red del CBC.

 

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA