DOS FLORINES

Banner
Back LA ENTREVISTA Arús: “Las empresas exportadoras necesitan un dólar de 16 pesos”

Arús: “Las empresas exportadoras necesitan un dólar de 16 pesos”

Aquiles Arús, presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Entre Ríos estimó el tipo de cambio competitivo que requieren las cadenas de valor de la provincia para mejorar su rentabilidad y entienden que se necesita un ajuste en el tipo de cambio. Consideró que los costos son altos y por eso los números ya no cierran, a pesar de las gestiones del gobierno entrerriano para que el sector genere exportaciones y gane mercados.

Nahuel Amore | Especial para Dos Florines

 

Durante la última década, el desarrollo productivo de la provincia también se vio reflejado en el crecimiento de las exportaciones. El récord de ventas al extranjero se dio entre 2011 y 2013 con un promedio de 1.900 millones de dólares FOB y, de ese modo, alcanzó el quinto lugar en la participación total del país. La agroindustria fue el sector que lideró la comercialización y fueron China, Venezuela y los países limítrofes los principales compradores.

Sin embargo, el fin del viento de cola de los precios internacionales y las dificultades macroeconómicas de la Argentina hicieron decaer al sector del comercio exterior. La balanza comercial hoy se sostiene, fundamentalmente, con restricciones a las importaciones para resguardar las reservas del Banco Central. Las estadísticas actuales marcan un problema coyuntural que no sólo se extiende en el tiempo. También lo hace a lo largo del país, con una caída de los derechos de exportación del orden del 9,5 % en mayo respecto del año anterior.

Sobre esta situación, DOS FLORINES entrevistó a Aquiles Arús, presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Entre Ríos (Caceper) y secretario de la Federación de la Cámaras de Comercio Exterior de la República Argentina (Fecacera).

“Las exportaciones en la provincia llegaron en 2013 a su pico máximo. Pero ya en 2014 decayeron y, por lo que veo, 2015 viene en franca descendencia. Éramos una provincia que en materia de exportaciones veníamos creciendo muy bien, con nuevos productos desarrollándose, pero ahora sé que bajó y bastante”, señaló.

Y para que se revierta esta situación, el despachante de aduanas, con años de experiencia en Entre Ríos, arriesgó un número que quizá muchos piensan y no se animan a esbozar: es necesario un dólar de 16 pesos.

“Con un dólar que hoy llegó a 9 pesos y con la inflación y la presión impositiva, es difícil exportar. La rentabilidad se cayó enormemente y llegó a niveles preocupantes. Es una situación que la viví a finales de la convertibilidad”, argumentó. En este sentido, planteó el desfasaje entre el tipo de cambio y la estructura de costos internos: una ecuación que, según él y las empresas, “ya no cierra”.

COMPETITIVIDAD. “Recién revisé una documentación y hace un año exactamente el dólar estaba a 8 pesos. O sea, el dólar aumentó un 12 % en un año, cuando hemos tenido una inflación del orden del 30 %”, describió Arús. En este marco es que destacó que en la provincia y el país es necesario un tipo de cambio más alto.

—¿Cuánto cree que debería estar el dólar para recuperar la rentabilidad?

—El dólar debería estar en los niveles en los cuales el Banco Central tiene armada esta estructura. Todos sabemos que las reservas tienen una relación directa con los pesos que circulan en la calle. En tanto y en cuanto se pierda esa relación, caigan las reservas y aumenten los pesos en la calle, el dólar tiene que aumentar inevitablemente. Si uno hace ese cálculo, hoy el dólar debería ser de 16 pesos. El blue está chico porque no hay demanda. Por los controles, la gente está asustada y no compra. Estamos en un impasse en que nadie sabe qué va a pasar.

—¿No ayudó la devaluación de enero de 2014?

—Fue un 20 % que sin dudas sirvió. Y todos pensamos que de ahí en adelante iba a seguir un ritmo devaluatorio más o menos razonable, sin dar golpes muy violentos, porque cuando esto pasa genera una expectativa inflacionaria muy grande. La lógica era que ese reacomodamiento siga ese camino. Pero lamentablemente no pasó.

SECTORES. Arús destacó a la actividad avícola como el sector que más creció en exportaciones durante la última década. “Ha tenido cifras de exportación realmente increíbles”, expresó. Sin embargo, aseguró que “por estas cuestiones de competitividad, prácticamente no se está exportando casi nada, salvo algunos cortes especiales y mercados que por razones de compromiso se siguen manteniendo”.

Sobre la caída de esa cadena de valor, lamentó el descenso de las relaciones comerciales con Venezuela, principal comprador durante estos años. “Eran 3.000 toneladas de pollo mensuales que se terminó. Y atrás de esas toneladas había varias empresas, no sólo entrerrianas”, manifestó.

Consultado sobre la tendencia en alza del cerdo, el empresario confirmó que está en crecimiento, pero admitió que aún no llegó a realizar exportaciones. “Ojalá llegue. Las posibilidades de crecimiento son muy buenas, con un desarrollo relativamente rápido, con una crianza sencilla, sin grandes extensiones en relación a la vacuna”, señaló.

Según Arús, los impedimentos para que la carne porcina entrerriana se venda al exterior están en en el mercado interno. Subrayó que en la Argentina está creciendo su consumo, como alternativa a los cortes bovinos y al pollo, principalmente. Y agregó que el desarrollo de este sector permitió reducir las importaciones que años anteriores se realizaba desde Brasil.

El despachante de aduana también se refirió a la situación crítica que vive la citricultura en la provincia. Según él, “está en un callejón sin salida”, afectada no sólo por problemas de comercialización, sino también porque “el costo de recolección es muy alto y los controles de la AFIP en materia laboral han sido violentos”. Respecto de la reciente venta de la Citrícola Ayuí a manos chinas, advirtió que “sólo significa un cambio de manos, porque el problema está en toda la citricultura”.

IMPORTACIONES. Quien fuera hasta 2013 presidente de la Fecacera también se refirió a las restricciones aplicadas sobre las importaciones, problemática que en estos últimos meses se profundizó con los brasileños tras la devaluación del real. “Están frenando enormes cantidades de operaciones”, alertó. Según su visión, “se están privilegiando el comercio interno y el cuidado de las divisas que el país no puede administrar”.

Arús dijo que en Entre Ríos el 99 % de las importaciones son de insumos, equipamientos y repuestos y corresponden a empresas industriales. Pero aseguró que la gran mayoría de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) no están siendo autorizadas y advirtió que desconocen los criterios para impedirlas, más allá del requisito básico de no tener deudas con la AFIP.

El despachante de aduana planteó como ejemplo una gran cooperativa entrerriana que le solicitó realizar dos DJAI: una para maquinaria por un monto de 270.000 dólares y otra de 5.000 dólares de repuestos. Señaló que en un primer momento sólo le habilitaron la de menor valor y le bloquearon automáticamente la restante. Ante esta situación, contó que debieron realizarse importantes gestiones durante un largo período de tiempo que amenazó con dejar sin efecto la solicitud.

“No hay criterios. Toda DJAI que sume cifras importantes, automáticamente queda bloqueada.  No se puede trabajar en esas condiciones. Se supone que una empresa decide importar para desarrollarse, para crecer, para producir y generar empleo. Es realmente una cosa insólita”, criticó.

CRISIS INTERNACIONAL. Arús se pregunta de qué crisis internacional hablan cuando de manera oficial argumentan que sería ese el impedimento para que crezcan las exportaciones. “Las crisis de Europa son del 10 % y las de la Argentina son del 40 o 50 %. Cuando hablamos de crisis en la Argentina, hablamos de situaciones difíciles. Mientras que en Europa cuando las cosas bajan 10 %, eso ya es crisis”, comparó.

A la hora de hablar de las dificultades actuales, Arús prefiere apuntar a problemas internos. “Creo que no hay productos argentinos que no se puedan vender. Básicamente, el fuerte de la Argentina está en la agroindustria y eso se vende. No lo vendemos por problemas nuestros”, indicó. Desde esta perspectiva, reafirmó: “Las condiciones de Entre Ríos son fantásticas para el futuro. Pero necesitamos reglas de juego claras en el tiempo que nos den seguridad”.

Este cronista lo consultó por la baja de precios que están sufriendo las commodities y las barreras de algunos mercados. Pero sin bien lo reconoció, analizó de otra manera el escenario. “Hace 10 años la soja valía 150 dólares. Hoy vale 300, pero llegó a valer 600. El petróleo llegó a estar 120 dólares y hoy está a 50. Pero 120 no era el valor histórico del barril. Es decir, hay momentos en que las commodities suben por especulación y por otras razones que no podemos manejar desde acá y hay momentos que los precios vuelven a reacomodarse”, manifestó. Y agregó que las retenciones deben acomodarse a los precios actuales.

POLÍTICA Y FUTURO. Aquiles Arús tiene años en el comercio exterior entrerriano y desde esa panorámica analizó el futuro del sector de cara a las próximas elecciones. “En comercio exterior, la provincia es poco lo que puede hacer, salvo promoción y lobby. Yo no me puedo quejar al gobernador por el tipo de cambio, porque sería absurdo”, aclaró.

En este sentido, se encargó de separar las aguas entrerrianas respecto de las nacionales: “Las políticas las maneja el Gobierno nacional. Y con el próximo gobierno argentino, si sigue con estos lineamientos actuales, las cosas van a seguir más o menos en este camino”.

“Yo creo que todos los ciclos se terminan. Parecía que el de Menem no terminaba más. Y quizá este también se termine; tampoco lo puedo predecir. Creo que hace falta más sentido común. Deseo que esto cambie y que podamos hablar dentro de un año de que el tipo de cambio está recuperado, de que las empresas están en plena exportación, de que no alcanzan los camiones… hoy sobra todo”, concluyó.

 

El dato: 15 POR CIENTO

Esa es la caída de 2014 respecto de 2013 del valor de las exportaciones entrerrianas, en base a los datos de Comercio Exterior que publica el Gobierno de Entre Ríos.

 

Nuevas empresas que exportan en Entre Ríos

En relación a las políticas de incentivo del Gobierno de Entre Ríos para generar nuevas exportaciones, Aquiles Arús reconoció: “La provincia, independientemente de esta cuestión del tipo de cambio, se ha movido muy bien en materia de promoción del comercio exterior. La verdad, reconozco la gestión de la Secretaría de Industria y Comercio de la provincia porque han organizado muchas misiones comerciales, por ejemplo”.

Sobre este punto, se lo consultó por cuáles son los sectores que a lo largo de estos años lograron comenzar a exportar. “Fuera del agro, es la tecnología la que tiene el futuro. Es la que ha logrado mantenerse y crecer. Las empresas con alto nivel de tecnología son las que han tenido mejores resultados. Acá tenemos laboratorios farmacéuticos que han crecido muchísimo. Las pequeñas empresas que están produciendo software en la Argentina también han crecido. Acá en Entre Ríos hay dos o tres ejemplos muy interesantes”, destacó. De todos modos, analizó: “Tenemos tecnología por un lado y agro por el otro. Y entre medio está lo industrial, que en esta coyuntura no tiene demasiadas posibilidades”.

 

Los puertos: la infraestructura a mejorar

El presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Entre Ríos brindó un panorama de los problemas infraestructurales en la provincia que obligan a encarecer los costos. “Hoy no se puede transportar más de 200 kilómetros una producción hasta un puerto porque los costos ya no cierran por ningún lado”, criticó. En base a esto argumentó: “Entre Ríos, en materia de infraestructura, se ha quedado en el tiempo. Los puertos son determinantes para la producción agrícola. El de Diamante, que operó hace muchísimos años con volúmenes interesantes, hoy prácticamente no se puede trabajar porque no hay calado, la isla se le vino encima. El puerto de Ibicuy ya sabemos lo que pasó, nadie asumió responsabilidades y así estamos. Apareció un puerto en el sur de la provincia, pero ya no podemos trasladar tantos kilómetros la soja en camión. Y para que los puertos produzcan, hay que hacer una inversión muy grande y no está”.

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA