DOS FLORINES

Banner
Back LA ENTREVISTA “Cuando uno previene conflictos, la empresa es más productiva”

“Cuando uno previene conflictos, la empresa es más productiva”

Así lo precisó Graciela Curuchelar, abogada y escribana especializada en mediaciones. En diálogo con DOS FLORINES, la profesional apuntó al rol que cumplen los mediadores como sujetos imparciales, no sólo para resolver conflictos de intereses, sino además para prevenirlos y mejorar la productividad y competitividad. Según argumentó, las organizaciones empresariales, sobre todo las familiares, necesitan generar mayores espacios de comunicación entre los miembros. De ese modo, se logran acuerdos, se evitan litigios y, por tanto, se reducen costos.

Nahuel Amore | Dos Florines


En un mundo signado cada vez más por las tensiones y las disgregaciones sociales acentuadas, el diálogo pareciera ser una utopía. Incluso, esto se complejiza cuando entre medio prevalecen los intereses personales por encima de todo esfuerzo colectivo. A pesar de este contexto, hay quienes todavía apuestan a los procesos de intercambio fluidos. Y la comunicación, en esta apuesta, es la base fundamental. 
DOS FLORINES conversó con Graciela Curuchelar, abogada, escribana y mediadora en la provincia de Buenos Aires, además de profesora titular de la cátedra Técnicas de Negociación de la carrera de Administración de Recursos Humanos de la Universidad de San Salvador. Desde su amplia perspectiva en el tema de las mediaciones, reflexionó sobre aquellos conflictos posibles de solucionar y de prevenir en los ámbitos privados.
En el marco de una serie de cursos que organizó el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos, la fundadora y presidente de Mediante Procesos Participativos y Pacíficos, se refirió a la necesidad de diálogo para morigerar las tensiones al interior y entre las empresas. Se trata de una instancia que, entre otras cuestiones, busca evitar la judicialización y todo lo que ello conlleva. Asimismo, revalorizó la función de las mediaciones como modo para mejorar la productividad de las organizaciones empresariales.

—¿De qué modo se da la mediación en los ámbitos privados?
—Se puede trabajar con muchas organizaciones públicas y privadas, en la que los conflictos son parte de la vida organizacional. A mí me gusta decir que las situaciones conflictivas tienen dos caras: conflicto y comunicación. Y eso sucede en todos los ámbitos. En los privados se puede trabajar en lo que es dentro de la empresa. De hecho, lo que fomentamos es que los Recursos Humanos sean una especie de mediadores entre todo el personal de la empresa. Pero también entre empresas, con los proveedores, etc. La comunicación es absolutamente fluida y viable en un ámbito empresarial cuando se trabaja la resolución pacífica de conflictos. Que nosotros más que conflictos decimos situaciones, que atraviesan todas las personas y que pueden generar un momento displacentero en la comunicación.

—¿Considera directa la relación de la mediación con la disminución de los procesos judiciales?
—Sí. Bueno, la mediación en 1995 con la Ley 24.573, uno de los fundamentos era justamente bajar la cantidad de causas judiciales que llegaban a tribunales. Por ello se pensó en la obligatoriedad. De hecho, ese fundamento se siguió tomando y muchos lo han replicado. Sin embargo, yo creo que no es solamente eso, sino además un espacio de conversación. Es decir, podemos mirarlo también que una causa no se judicialice y eso es muy importante. Sino también que es un espacio de diálogo, donde las partes lo que hacen es conversar desde otro lugar, que no es terapia, que es desde el aquí, ahora y adelante y que es específicamente pensado para resolver conflictos de una manera pacífica.

—Esto le permite a las organizaciones, entre otras cuestiones, disminuir costos.
—Absolutamente. Imaginate que cuando una persona trabaja en paz, es más productiva. Y eso es lo que trabajamos con las empresas. Y hay programas específicos para empresas con este norte: trabajar en paz y producir más.

—Claro, la mediación de la mano con la productividad empresarial…
—Sin dudas. Porque el buen trato, las buenas preguntas, el buen espacio para comunicarse, hacen que el clima sea favorable. Y cuando hay clima favorable, todos trabajamos con la misma idea, con la misma conciencia y, entonces, es más productivo. O sea, no es solamente un espacio de conversación para resolver un conflicto que ya sucedió, sino para prevenir. Y al prevenir, bajan los decibeles de violencia que es la contratara del clima pacífico que comentaba. Entonces, esas pequeñas violencias de todos los días –no hace falta una gran violencia- que suceden en todas las organizaciones, desde una familiar hasta una empresarial. Por ello justamente se trabaja muchísimo con empresas familiares y lo que se llama Protocolo Familiar. Trabajar desde empezar a preguntarnos si es una familia empresaria o es una empresa familiar. Así que bueno, se trabaja desde diferentes ángulos. No sólo cuando ya hay conflicto, sino para prevenir conflictos. Y esta es la riqueza, porque cuando uno previene conflictos, la empresa es más productiva.

—Y en las empresas familiares, ¿no es más recomendable un tercero para que realice las mediaciones, justamente por los límites difusos entre la familia y la empresa?
—Puede ser una persona que esté muy entrenada adentro de la empresa, que a lo mejor no pertenezca a la familia, que sea un accionista o alguien de recursos humanos que no sea pariente. También por supuesto puede ser una persona de afuera. Siempre se busca la imparcialidad. Por eso, si una persona busca ser imparcial dentro de la empresa, está muy bien. Y si no lo logra, entonces llamamos a una persona de afuera.

—¿Es posible mediaciones entre empresas y el Estado?
—Absolutamente. Yo creo que sí. El Estado tiene que avenirse, por supuesto, a esta modalidad. En lo que yo tengo entendido, pero habría que corroborarlo, la única provincia donde el Estado se asume como parte en una mediación es en San Juan. Desconozco si en otras provincias también. Y me parece que en ese sentido, más allá de lo que uno pueda pensar, el Estado es una parte de la sociedad también, si bien nos regula. Entonces como parte, podría mediarse con el Estado, sea nacional, provincial o municipal.

 


¿Qué es la mediación?

“La mediación es un proceso de comunicación para resolver pacíficamente los conflictos. Éste es un proceso de ida y vuelta de los mensajes, en un contexto determinado. Y lo que se trabaja es la posibilidad de que las partes –que son las verdaderas protagonistas de la mediación- intenten, a través de herramientas de comunicación específicas que el mediador ofrece, solucionar el tema que los ha traído. Lo que promueve el mediador es facilitar la comunicación entre las partes”, definió Curuchelar.

Construir la paz social

“Yo creo que la mediación es una variable de construcción de paz social. Estoy convencida, sobre eso trabajo, colaboro y soy parte de jornadas. Y en eso estamos involucrados todos los actores, porque entre todos construimos la paz. No es privativa de un sector. La paz de todos los días, cotidiana. Y así se va construyendo, en todos los ámbitos: la familia, la escuela, la empresa, la organización, el Estado. Entonces, desde ese lugar, a mí criterio, es necesario que la paz sea noticia”, reflexionó la abogada.

Curriculum Vitae

Graciela Curuchelar (Argentina) es abogada, escribana, mediadora, profesora titular de cátedra universitaria, formadora de mediadores, disertante nacional e internacional. Es miembro fundador de UMBRALES, dedicada a la Resiliencia, resolución pacífica de conflictos y promoción y protección de los derechos sociales de niñas, niños y adolescentes. Fue becaria de la OEA. Autora de los libros Mediación y Resiliencia y Modelos de Mediación. Fue Coordinadora del Programa de Mediación Comunitaria de la Municipalidad de San Isidro. Distinguida como Mujer Destacada por la Participación en la Vida Comunitaria de San Isidro. Embajadora de Paz, distinción otorgada por Mil Milenios de Paz y Fundación PEA. Es Directora del Subcentro de Mediación de la Delegación Morón del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, organizador en 2012 de la I Feria del Libro “Voces y Palabras de Paz”, exlusiva de libros de mediación. Además, es Presidente de Mediante Procesos Participativos y Pacíficos; creadora de Café Mediante premiado en la categoría Promoción de Paz Social, otorgado por la Federación para la Paz Universal (UPF) –Status ECOSOSC en Naciones Unidas, 2013.

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA