DOS FLORINES

Banner
Back TEST 0 KM Test Drive: Chery Fulwin 1.5 Hatchback

Test Drive: Chery Fulwin 1.5 Hatchback

Si buscabas una prueba a fondo del Chery Fulwin en Argentina, llegaste al lugar indicado.


Fabricado en China, desde donde arriba a nuestro mercado, el Chery Fulwin es un modelo compacto, perteneciente al segmento que en la industria automotriz se denomina “B”. El lanzamiento en Argentina se produjo en agosto de 2013, con un cupo de preventa de 250 unidades a precio bonificado. Desde septiembre ya se comercializa en formato tradicional, sin el descuento.
El Fulwin se ofrece en dos siluetas: hatchback de 5 puertas –la que evaluamos en CarsMagazine– y sedán, que en realidad es un liftback. Así se denomina a los vehículos que presentan la tapa del baúl unida al vidrio posterior en una misma pieza, pero donde el baúl forma un tercer volumen de la carrocería.
En ambos casos, el Fulwin propone una motorización naftera de 1.5 litros y 107 caballos, con transmisión manual de 5 velocidades y un único nivel de equipamiento, común a ambas siluetas.
Con vigencia al 9 de septiembre, la lista de precios que publicaba Chery Argentina establecía un valor de 15.900 dólares para la versión hatchback, equivalentes a $ 90.710 según la conversión realizada por la propia compañía (sobre cambio oficial a $ 5,70). Para el sedán, el precio era de 15.500 dólares o de $ 88.428. La garantía que respalda al Fulwin es de 2 años o 60.000 kilómetros.
El Fulwin es un modelo con cinco años de vida, que se presentó en el Salón de Beijing de 2008 y que a partir de ese año se lanzó en China. Tiempo después también comenzó a producirse en Ucrania (a través de la firma ZAZ) para el mercado ruso. Pero lo más importante es que desde 2014, el Fulwin se fabricará en Brasil, en la planta que Chery está terminando de construir en San Pablo.
En Argentina, y de acuerdo a su posicionamiento en precio, el Fulwin compite contra las versiones base de varios modelos compactos producidos en el Mercosur. Considerando las siluetas hatchback de 5 puertas, algunos de ellos son el Peugeot 207 Compact Active a $ 89.100; Chevrolet Agile LS a $ 89.590; Volkswagen Gol Trend Pack I a $ 90.250; Fiat Palio Attractive a $ 91.000; Renault Sandero Authentique Pack I a $ 91.300; y Ford Fiesta Ambiente Plus a $ 96.500, todos precios vigentes al 14/09/2013.
A continuación, la balanza con los puntos para destacar y mejorar del Chery Fulwin, el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine, y el análisis a fondo del producto junto a la conclusión final…

Para destacar
Diseño exterior moderno
Doble airbag y ABS de serie
Habitabilidad y baúl
Confort de marcha
Consumo reducido
Auxilio homogéneo

Para mejorar
Diseño interior anticuado
Calidad de plásticos y encastres
Elasticidad en sobrepasos
Posición de conducción
Tacto del pedal de freno

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 168 km/h (en 5ª a 4.700 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 12,0 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 42,9 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 17,1 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 23,2 segundos.
Error de velocímetro: a 130 km/h, la velocidad real es 123 km/h (diferencia: 6%).
(*) Mediciones de CarsMagazine con instrumental GtechPro.

CONSUMOS (*)
A 100 km/h: 6,1 litros/100 km. Régimen: 5ª a 2.800 rpm. Autonomía: 819 km.
A 130 km/h: 7,8 litros/100 km. Régimen: 5ª a 3.650 rpm. Autonomía: 641 km.
Ciclo urbano: 8,5 litros cada 100 km. Autonomía: 588 km.
Combustible: 93 RON (equivalente a nafta de Grado 2).
Tanque: 50 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.

POR FUERA
El diseño exterior es, a nuestro juicio, un punto destacado del Fulwin. Sin duda, Chery ha ido evolucionado la imagen de sus últimos productos y en este caso convocó al estudio italiano Torino Design, que trazó atractivas líneas tanto para el hatchback como para el sedán.
En su silueta bicuerpo, el Fuwin acusa 4,14 metros de largo, mientras que en ancho llega a 1,69 m, en alto a 1,49 m, y la distancia entre ejes es de 2,53 metros, generosa para lo que suele ofrecer el segmento B.
De frente, el Fulwin luce ópticas modernas y estilizadas con faros de doble parábola, una grilla inferior tipo panal de abeja y el logo de Chery bien destacado en la parrilla superior. Se lo aprecia agresivo y moderno.
Lateralmente se destacan las llantas de aleación de diez rayos y 15 pulgadas, la línea de cintura ascendente, un pequeño spoiler trasero que incorpora la tercera luz de freno, y una diminuta falsa tercera ventanilla. Desde atrás también se percibe atractivo, con ópticas de diseño tridimensional y líneas actuales.
La gama del Fulwin en silueta hatchback se ofrece en cinco colores, y el de la versión que evaluamos en CarsMagazine es el denominado “Dolphin Grey”.
Los neumáticos son de marca Giti, modelo Comfort, hoy desconocidos en nuestro mercado, en medida 185/60 R15. La rueda de auxilio es de idénticas dimensiones que las montadas, aunque con llanta de chapa.

POR DENTRO
Así como elogiamos las líneas exteriores del Fulwin, creemos que puertas adentro el diseño está desactualizado. El tamaño del volante, exagerado y de “grip” pequeño; las salidas de aire rectangulares, el formato de la radio y algunos otros comandos marcan la pauta de un diseño que parece haberse quedado en el tiempo.
Ya en lo que se refiere a la presentación interior, está claro que el Fulwin es un producto “low cost”, donde la calidad de materiales y sus encastres no son justamente un punto para elogiar. Sin embargo, no creemos que sea muy distinto de lo que ofrecen sus rivales de segmento producidos en el Mercosur.
El instrumental es correcto, con indicadores analógicos, e incluye el para muchos preciado medidor de temperatura del motor. Sin embargo, los relojes son algo pequeños. El Fulwin no tiene computadora de abordo y en su lugar, dispone de un muy básico medidor de consumo instantáneo.
La posición de conducción es otro punto que no nos convenció, ya que la butaca del conductor no ofrece regulación en altura, lo que condiciona a cualquier usuario que necesite modificarla. El volante sí se regula en altura, aunque no en profundidad. Además, a nuestro juicio la butaca no ofrece gran sujeción lateral, más allá de que su tapizado de tela se percibe agradable.
En visibilidad, el Fulwin se destaca por sus grandes espejos exteriores y porque los apoyacabeza traseros se “ocultan” sobre el lomo del respaldo, lo que amplía el campo visual a través de la luneta y del espejo interior.
Como ya mencionamos, el Fulwin dispone de una generosa distancia entre ejes que le permite ofrecer una destacada habitabilidad. Atrás podrán viajar cómodos dos adultos, con buen espacio para las piernas y en altura para la cabeza. La plaza central, como ocurre en cualquier modelo de este tamaño, es mucho más limitada.
Con 380 litros, el baúl es uno de los más grandes de su categoría. Si se rebate el respaldo trasero, la capacidad puede ampliarse hasta 1.330 litros. Pero atención, porque el respaldo se presenta en formato enterizo, lo que atenta contra la modularidad de rebatir sólo una fracción y de ese modo, ampliar el espacio de carga mientras alguien viaja atrás.

AL VOLANTE
Debajo del capot, el Fulwin esconde un motor naftero de 1.5 litros y 16 válvulas, que entrega 107 caballos a 6.000 rpm. Se trata de un desarrollo del especialista austríaco AVL, una firma con más de 65 años de trayectoria, presencia en 28 países y que ha trabajado para automotrices de prestigio.
Denominado ACTECO, este impulsor de 4 cilindros e inyección electrónica multipunto entrega su torque máximo, de 140 Nm, a un régimen bajo, de 3.000 rpm, lo que le permite buenas reacciones en 2ª y 3ª marchas. Es decir, se muestra ágil en el tránsito urbano.
Distinto es el panorama en la ruta, donde por tener relaciones de marcha largas (para la 4ª y la 5ª), las recuperaciones son algo lentas. Por ejemplo, para acelerar de 80 a 120 km/h en 5ª velocidad demora más de 23 segundos.
En prestaciones, la aceleración “0 a 100” medida por CarsMagazine fue de 12 segundos y la velocidad máxima, de casi 170 km/h, más que correcto para su potencia. En la prueba de frenada, nos sorprendió al necesitar menos de 43 metros para el “100 a 0”, cuando algunos de sus rivales demandan dos o tres metros más. Pero no nos gustó el tacto del pedal de freno, de recorrido exagerado, lo que a priori genera la sensación de que “no va a frenar”.
Los consumos reducidos ayudan a la economía del usuario. Además, el Fulwin no requiere más que nafta de Grado 2 (Súper). En ciudad no necesita mucho más de 8 litros cada 100 kilómetros, y a 130 km/h constantes se conforma con 7,8 litros/100 km. En esa instancia, el motor gira relajado a 3.650 rpm en 5ª marcha, gracias a las mencionadas relaciones “largas”.
El selector de la transmisión presenta un recorrido correcto y preciso. La dirección, con asistencia hidráulica, tal vez resulte un poco pesada en maniobras a muy baja velocidad. La insonorización nos sorprendió gratamente, con un buen nivel de aislación hasta 130 km/h en autopista.
Dinámicamente, el Fulwin propone un esquema de suspensión claramente orientado al confort de marcha. En ciudad resulta cómodo y copia bien las imperfecciones. Al salir a la ruta se muestra estable en tren de marcha familiar, sin requerimientos desmedidos. Pero si se lo exige por demás (algo infrecuente para un usuario racional), muestra claras inclinaciones de la carrocería, tal como se aprecia en las imágenes, aunque sin llegar a tornarse inseguro.

EQUIPAMIENTO
En seguridad, el Fulwin ofrece de serie, para ambas siluetas, doble airbag frontal y frenos ABS. Éste es hoy su principal diferencial sobre varios de sus rivales, que en sus versiones base –y a precios equivalentes– aún no incorporan esa dotación que, hay que recordar, será obligatoria para todos los 0 Km a partir del 1° de enero de 2014. El Fulwin también incluye repartidor electrónico de frenado (EBD) y faros antiniebla delanteros.
Donde queda en deuda, aunque no es una falencia propia del Fulwin sino en general del segmento, es en la seguridad de la quinta plaza, que carece de apoyacabeza y sólo ofrece cinturón de seguridad de dos puntos de fijación. Tampoco encontramos en el Fulwin el faro antiniebla trasero ni los anclajes Isofix para sillas de niños.
En confort, la dotación de serie contempla aire acondicionado, dirección asistida, pack eléctrico completo (alzacristales delanteros y traseros, espejos exteriores y cierre centralizado y a distancia), apertura interna de baúl y de tapa de combustible. El equipo de audio reproduce CD-MP3 y propone conectividad USB, pero no a través de un puerto para introducir un pen drive, sino mediante una ficha mini USB, que demanda un cable para conectar un reproductor externo. Entre los faltantes, anotamos la computadora de abordo.

CONCLUSIONES
Durante la etapa de preventa, el Fulwin se comercializó a $ 83.500. Ese valor, para ambas siluetas, lo posicionaba con una excelente relación precio-equipamiento frente a sus rivales de segmento. Finalizada la bonificación, los $ 90.710 que hoy cuesta la versión hatchback obligan a repensar la ecuación. Pese a eso, el Fulwin sigue ofreciendo algunos equipamientos de confort y seguridad que sus competidores recién incorporan en versiones intermedias o “full”, y a precios superiores.
Chery ya lleva cinco años de presencia en Argentina y ha comercializado 20.000 vehículos, de los cuales 8.000 los venderá en 2013. Su red de concesionarios se ampliará a 39 puntos de contacto con el cliente hacia fin de año, lo que debería garantizar una eficiente atención de postventa, respaldada por una correcta garantía de dos años.
Pero en Chery Argentina también son conscientes de que aún deben derribar los prejuicios que existen sobre los productos chinos, al menos en lo referido a la industria automotriz. Quien se decida por un Fulwin sin duda estará realizando una apuesta a futuro, donde recién en dos o tres años de uso del producto se podrán conocer los resultados.
Si estás pensando en el Fulwin como una opción de compra, creemos que el producto no es menos de lo que hoy se ofrece en el segmento por el mismo precio, que su equipamiento es el principal diferencial, y que la apuesta bien podría rendir sus frutos.

Fuente: Cars-Magazine

MAPA DEL SITIO

PROVINCIALES

ENTREVISTA

INFORMES ESPECIALES

OPINION

OFF THE RECORD

AGENCIA TEXTUAL

EL DATO DEL DIA