ENFOQUE

ENFOQUE

Fitosanitarios: medias verdades y grandes desafíos

Alicia Fregonese (*)

Desde hace ya un tiempo, en nuestra provincia se ha pretendido instalar la idea de que la sustentabilidad productiva se alcanzará únicamente con la instauración del modelo de producción denominado agroecológico/orgánico, demonizando con esa teoría, al modelo tradicional.

En los últimos meses, esa idea ha sido receptada incluso en algunas sentencias judiciales, que –por aplicación del principio protectorio y en el marco de acciones de amparo– ha establecido severas medidas provisorias que afectan, según primeras estimaciones, a unas 300.000 hectáreas, es decir, el equivalente al 30% de la superficie cultivable de la provincia.

Pese a no existir una definición unívoca de modelo agroecológico, en la mayoría de los casos se lo suele asociar con el concepto de producción orgánica, no por ajustarse a certificaciones, sino por la idea de que tal producción prescinde del uso de fitosanitarios y fertilizantes.

Esta idea, equivocada por cierto, genera un prejuicio que lleva a confundir maliciosamente conceptos y clasificaciones, siendo entonces lo mismo fungicidas, insecticidas que fertilizantes, catalogándolos como agroquímicos o agrotóxicos, sin importar si son de síntesis natural o química.

Sólo por poner un ejemplo, en ambos modelos, se utilizan productos de origen natural como productos de origen químico. Y, contradictoriamente a lo que muchos creen, muchos de los utilizados en el modelo orgánico tienen igual nivel de toxicidad que los utilizados en el modelo tradicional, como el sulfato de cobre y la abamectina.

Lo que debemos tener en cuenta para iniciar una conversación que nos permita arribar a un punto de salida es que todos los modelos tienen un riesgo: en el modelo tradicional existe el riesgo químico, en el modelo orgánico existe el riesgo biológico.

Creemos que el foco debe estar, sea cual fuere la forma elegida, en una correcta gestión de los riesgos, que debe materializarse en una también correcta manipulación, administración y aplicación de fitosanitarios y fertilizantes, independientemente de que, como dijimos, sean de síntesis natural o química.

En este sentido, a través de una evaluación efectiva de los riesgos y la implantación de sistemas de control efectivos, los productores podrán cumplir con los requisitos de inocuidad de los alimentos y de respeto por el ambiente.

En esa línea, desde el Congreso de la Nación hemos dado un paso muy importante con la sanción de la Ley de Gestión Integral de Envases Vacíos de Fitosanitarios; necesitamos que el sector privado y que las provincias con sus autoridades competentes se encaminen rápidamente a su adhesión e implementación.

A su vez, el Poder Ejecutivo Nacional ha avanzado en una mesa de trabajo entre Agroindustria, Salud, Ambiente y Ciencia y Técnica, logrando un documento para la definición y difusión de Buenas Prácticas Agrícolas, que reúne  una serie de recomendaciones para lograr los objetivos planteados, y que todos compartimos.

Tanto la sociedad civil, como los sectores público y privado, debemos trabajar en conjunto en la internalización de la protección del ambiente y de la salud, en las prácticas agropecuarias.

Tenemos que terminar con el falso antagonismo que se ha querido instalar.  Tenemos todos una responsabilidad social que nos interpela y desde ese lugar, impera la necesidad de agotar todos los esfuerzos para que arribemos a una posición justa, y, sobre todo, veraz y científica.

Nuestro país está abierto a todos los modelos de producción: ocupamos el segundo lugar en el ranking de países en superficie certificada para la producción orgánica, y a la vez nos encontramos entre los líderes de producción por agricultura tradicional.

Debemos trabajar mancomunadamente para potenciar nuestra producción, complementando los distintos modelos para lograr productos en la cantidad y calidad que hoy requieren los mercados, sin perder productividad, garantizando simultáneamente la seguridad alimentaria, protegiendo la salud, el ambiente, la biodiversidad y la inocuidad.

(*) Diputada nacional (Cambiemos - Entre Ríos)

fucofa300x200

grupomotta300x200

web 01

 

smartphone0343-154718602

map marker point Paraná - Entre Ríos - CP 3100 - Argentina

STAFF

Editores responsables

AUTORES 02

AUTORES 01

 

Redacción

AUTORES 03

AUTORES 04

 

Fotos

 

Diseño/Desarrollo

AUTORES 06

 

Search